Menú Portada
José Miguel Sastrón cenando con otra en Madrid

La nieve se interpone entre Julio José y Charisse

Febrero 14, 2010

Están enamorados y dicen tener todo organizado para su próximo enlance matrimonial. Pero, sin embargo, la nieve juega malas pasadas. Y, mientras, José Miguel Sastrón parece de nuevo ilusionado. ¿Habrá encontrado a la sustituta perfecta?

pq_922_juliocharisse6.jpg

Son guapos, jóvenes y ya tienen fecha de boda. Julio José Iglesias y Charisse Verhaert hicieron público su deseo de contraer matrimonio durante la inauguración del espectacular Hotel Iberostar Gran Hotel El Mirador en Tenerife, una auténtica joya de la hostelería nacional. La pareja viajó hasta tierras canarias para anunciar que lo suyo acabará siendo eterno el día en el que se den el sí quiero. Los allí presentes quedaron francamente sorprendidos ante el cariño, la frescura y la pasión con la que Iglesias y Verharti se miraban. No es de extrañar, por tanto, que esa noche nadie quisiera estar cerca de la suite real que ocuparon, quizás porque el entusiasmo a veces es demasiado sonoro. Allí, en el maravilloso salón de la habitación, frente a las enormes cristaleras, el cantante y la modelo disfrutaron de su más maravillosa compañía, aunque bien es cierto, interrumpida por todos aquellos medios de comunicación que se interesaron por su rápida visita. Sorprendió, no obstante, que Julio José reconociera abiertamente no tener una fluida relación con su padre, quien dice se enteró por la prensa de la buena nueva. Llama la atención, pues parece que el patriarca del clan anda algo despistado, y hasta alborotado, con tantos hijos repartidos por el mundo. Parece que no gana para disgustos.
 
A punto de no celebrarse
 
Son las cosas del directo, qué diría Sin embargo, pocos saben que el acto, genialmente organizado por Susana Uribarri y Joana Morillas, pudo no haberse celebrado por culpa del temporal que estos días azota con virulencia al continente europeo. Me cuentan que Charisse, que se encontraba en Bélgica por asuntos personales, lo tuvo más que complicado para llegar a tiempo a su cita con su prometido. Dicen que fue toda una odisea poder llegar hasta el aeropuerto y conseguir que el avión despegara. Los llantos y la desesperación sirvieron para algo, pues no se puede negar que la convocatoria de medios fue todo un éxito y que, a pesar de los pesares, propios y ajenos quedaron con buen sabor de boca. Incluso del polaco Darek, que acudió de guardián sentimental y hasta de consejero de su novia Susana, a quien no dejó de mimar en todo momento.
 
Sastrón ha encontrado sustituta
 
Quien también parece muy feliz es el empresario José Miguel Sastrón. Tras su separación de Simoneta Gómez Acebo, parece que ha vuelto a nacer. A pesar de que coqueteó con la actriz Ruth Gabriel, insisten en que aquello fue flor de un día. Pero él no se cierra al amor. El pasado sábado estuvo cenando con una esbelta y perfumadísima mozalbeta, de mediana edad y melena aleonada, en el restaurante El Gran Barril de Madrid, en el que compartieron risas y confidencias hasta bien pasada la medianoche. Parecían francamente cómplices y no se escondían ante nadie y ante nada. Y eso que hubo quien se quedó observando durante un buen rato. ¡Qué curiosos!
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)