Menú Portada
Marca su máximo histórico

La morosidad de la banca se dispara al 9,86% en julio

Septiembre 18, 2012
pq_925_banco_de_espana.jpg

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas alcanzó en julio el 9,86%, con lo que marca un nuevo máximo histórico desde que el Banco de España recopila estos datos.

Esta tasa de impago ahonda en el nivel más alto registrado en junio (9,42%) y marca una brecha de 0,44 puntos porcentuales respecto al máximo hasta ese mes, febrero de 1994, cuando se estableció en el 9,15%. También supone un aumento de casi tres puntos porcentuales respecto al nivel de julio de 2011 (6,93%).

Los créditos morosos totales del sector financiero español crecieron en casi 1.000 millones de euros en julio comparado con junio, un mes después de que España solicitara el rescate bancario a la Unión Europea. Esto supone una ralentización frente al incremento intermensual del pasado mes, que fue de 8.388 millones en los datos provisionales.

Ahora bien, el Banco de España modificó los datos provisionales de junio, hasta totalizar una tasa de mora del 9,65%, mientras que la revisión también elevó los préstamos dudosos del pasado mes, hasta anotarse un incremento de 12.397 millones. Fuentes del organismo liderado por Luis María Linde explicaron a Europa Press que en la modificación “no hay nada excepcional”.

En julio, los créditos morosos alcanzaron los 169.330 millones de euros sobre una cartera crediticia global de 1,716 billones de euros, que se rebajó en unos 28.000 millones frente a junio. Esto explica parte de la evolución al alza de la mora, habida cuenta del descenso continuado de la cartera de crédito y el incremento constante de los préstamos dudosos.

En concreto, el crédito global del sistema financiero se ha desplomado un 4,53% en los últimos doce meses, lo que se traduce en unos 81.500 millones de euros, mientras los dudosos han escalado un 35,9%, con un salto de 44.725 millones.

Ante este deterioro de la cartera de crédito, las entidades financieras han elevado su colchón contra pérdidas tanto por las exigencias de las últimas medidas para sanear el sector financiero como de forma voluntaria, por importe total de 101.522 millones de euros.

Este esfuerzo en provisiones es prácticamente igual al realizado en junio (101.187 millones), si bien supone un aumento del 41,1% en tasa interanual.