Menú Portada

La moción de censura contra Bartomeu, a contrarreloj: Benedito tiene 15 días para recoger 9.000 firmas más

Septiembre 15, 2017
benedito

Tras un verano que ha sido una auténtica pesadilla, la junta directiva presidida por Josep María Bartomeu se enfrenta a su primer match ball: salvar la moción de censura impulsada por el ex candidato Agustí Benedito. Y de momento se puede decir que lo está consiguiendo, aunque las fuerzas están igualadas. Hagamos cuentas: para que la moción prospere se tienen que recoger 16.570 rúbricas y de momento -según aseguró el propio Benedito- hay 7278. Es un número considerable pero es menos de la mitad.

Para lograr las más de 9000 firmas que necesita, Benedito tendrá aproximadamente quince días. ¿Y por qué aproximadamente? Porque el empresario considera los sábados días no hábiles y el club opina lo contrario. Ambas posturas son lógicas: a uno le interesa que la situación se alargue y a otro que coincida con el menor número de eventos posible. Así, el Barcelona asegura que el plazo para recoger las firmas expira el 27 de septiembre y el impulsor, el 2 de octubre.

La diferencia no es ninguna nimiedad: en el fondo de la cuestión está el Barça-Las Palmas del próximo 1 de octubre. Así, si el Barça se sale con la suya únicamente quedaría un encuentro por disputar en el Camp Nou (el Barcelona-Eibar del martes 19 de septiembre) y si Benedito consigue ampliar el plazo hasta comienzos de octubre, dos. Si tenemos en cuenta los números ofrecidos por el propio impulsor de la moción, en el primer escenario no se llegaría nunca al número mínimo y en el segundo se estaría muy cerca. Por el momento, el ex candidato ha recogido 2920 firmas en el derbi contra el Espanyol, 3660 en el choque de Champions ante la Juventus y únicamente 698 en centros de recogida.

En cualquier caso, Benedito se reserva una última bala: el partido que el Barcelona disputará en Montilivi ante el Girona el próximo sábado 23 de septiembre. Este choque podría ser crucial para el devenir de la moción de censura.

Los resultados van contra Benedito

Da la sensación de que esta moción de censura necesita un empujón en forma de grave derrota o ruptura de negociaciones con unos de los pesos pesados del vestuario (Messi o Iniesta). Aunque Agustí Benedito se mostrase optimista y afirmase que “el ritmo de recogidas es mayor de lo que esperaban”, lo cierto es que parece que el socio culé se ha calmado con las últimas victorias de su equipo.

En todas ellas ha sobresalido Leo Messi, cuya renovación sigue en el aire. También es un tema recurrente de preocupación la ampliación de contrato de Andrés Iniesta. Ambos finalizan su vínculo con la entidad blaugrana en 2018, con lo que en unos meses serían libres de negociar con quienes quisieran. Son, por tanto, asuntos mayores. Y es que a pesar de esta mini racha de triunfos, es evidente que existe un gran distanciamiento entre la plantilla y la directiva. El verano ha estado repleto de situaciones dantescas que han dañado seriamente la imagen del club y de Bartomeu y los suyos.

Cabe recordar que el mandato de Bartomeu expira en el año 2021, lo que significa un lapso de tiempo que parecía inasumible por la actual directiva hace sólo unas semanas pero que ahora vuelve a darse por hecho salvo sorpresa. En un momento verdaderamente trascendente para la historia del club, quizás el socio debería dejar de lado los resultados y tener visión de futuro. Muchos, para decidirse, esperan a que Joan Laporta dé un paso al frente. Veremos si llega.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99