Menú Portada
En tres años de Legislatura, el Ejecutivo del PP se ha gastado un 38% del Fondo de Reserva de la Seguridad Social

La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, otorga a la iniciativa privada, y otra vez a una empresa foránea, un seguro de accidentes que cubre los avatares de la vida personal de sus trabajadores

Julio 27, 2015

181.500 euros para un convenio que cubra los percances laborales de los trabajadores de la “Tesorería General de la Seguridad Social durante las 24 horas del día, en cualquier país del mundo, tanto en su vida profesional como en su vida privada, durante 12 meses”. En mayo, el personal del Instituto Nacional de Seguridad Social quedaba cubierto con un seguro valorado en 56.000 euros

pq_933_fatima_banez-copia.jpg

El mundo está lleno de contradicciones. Mientras entidades privadas como AXA sacan a relucir su Plan de Pensiones MPP Futuro Seguro III, amparando a aquellos clientes que decidan proteger su futuro a largo plazo, el Estado parece olvidarse de esta faceta. Desde que comenzó la Legislatura, el Gobierno de Mariano Rajoy no deja de tirar del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, de modo que en la hucha de las Pensiones cada vez hay menos dinero. En concreto, sólo quedan ya 41.634 millones, cuando hasta 2011 había acumulados 66.815 millones; es decir, en tres años de Legislatura, el Ejecutivo del PP se ha gastado un 38% del mencionado fondo.

Fátima Báñez y su Ministerio de Trabajo y Seguridad Social parecen estar detrás de este expolio sobre el dinero reservado para el otoño de las vidas de los españoles. Sin embargo, otras funciones diametralmente opuestas a sus obligaciones toman una presencia mucho más importante. Recientemente, la cartera de Empleo se ha aficionado a cubrir las eventualidades personales de sus trabajadores mediante seguros contratados con el dinero de todos.

Millones en seguros privados

La Tesorería General de la Seguridad Social, a través de la Unidad de Contratación de la Secretaría General, ha otorgado con fecha 16 de julio a la trasnacional francesa –AXA– la contratación de un “seguro colectivo que ampare los accidentes que puedan sufrir todo el personal adscrito a la Tesorería General de la Seguridad Social durante las 24 horas del día, en cualquier país del mundo, tanto en su vida profesional como en su vida privada, durante 12 meses”. 

La oferta presentada por la correduría de seguros parisina ha sido una de las dos propuestas que el departamento dependiente del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ha recibido durante el proceso de licitación. El acuerdo se ha cerrado en unos 181.500 euros. Una cantidad escalofriante que, además, no ha rebajado ni un céntimo el presupuesto base de licitación estimado por la cartera de Empleo.

No es la primera vez que se ejecuta esta medida de gracia sobre los trabajadores de la Seguridad Social. En mayo del presente ejercicio, los servicios centrales del Instituto Nacional de Seguridad Social vienen de formalizar el contrato para el “seguro de accidentes para el personal adscrito al Instituto Nacional de la Seguridad Social”. En total, fueron 56.000 euros que beneficiaron a la compañía Markel Internacional Insurance Company Limited.  

¿Hasta cuándo deberemos pagar con nuestros impuestos los sucesos particulares de aquellos trabajadores públicos a los que ya sufragamos con su nómina?