Menú Portada
El presidente de Intereconomía salió escaldado de Libertad Digital, pero vuelve

La “milagrosa” reconciliación entre Ariza y Jiménez Losantos

Marzo 4, 2010
pq_923_esradio.jpg

Milagro. Lo que parecía imposible se concretó. Y eso que dicen que los extremos se tocan. Nada de nada. Quieren aunar fuerzas, intereses y negocios. Como ya lo hicieran con Libertad Digital en su día. El caso es que, tras años de enfrentamientos soterrados, Julio Ariza Irigoyen, presidente del Grupo Intereconomía, y Federico Jiménez Losantos, director-presentador de “La Mañana de Federico” en esradio.fm, han fumado la pipa de la paz. Y se han puesto manos a la obra. Como prueba de la buena concordia, el popular presentador radiofónico ha incluido como tertuliano de su programa a Carlos Dávila, director de La Gaceta de los Negocios, diario editado por Julio Ariza. En contraprestación, cuñas publicitarias del mencionado medio en los distintos programas de la emisora.

Y miren que se barruntaba difícil la reconciliación. Como todos ustedes saben, Federico Jiménez Losantos abandonaba en agosto del pasado año la COPE. Consiguió posicionarse con su espacio radiofónico en el segundo lugar del ranking de audiencia por detrás de Carlos Francino (Cadena SER), y por delante de Carlos Herrera (Onda Cero), siempre según el controvertido informe del Estudio General de Medios (EGM). Desde la plataforma que le brindó la Cadena de la Conferencia Episcopal, Losantos fundó, junto a otros socios, Libertad Digital, con distintas ramificaciones audiovisuales (televisión e Internet fundamentalmente). Aquel proyecto se asentó, fructifico y se convirtió en una máquina de hacer dinero.

Captación desde Génova 13

Pero para crecer, era época de bonanza económica, no bastaba con el trampolín de la COPE. Se necesitaba de lo que, en la profesión, se denomina un “mirlo blanco”: empresario dispuesto a aportar dinero a fondo perdido por una buena causa, la que fuere. Y alguien tenía que dar la cara por ellos. Recurrieron a un alto dirigente del Partido Popular en el Gobierno de José María Aznar que se prestó, dócil, a reclutar a empresarios afines para invertir en una ampliación de capital cercana a los 6 millones de euros. Se logró. Entre ellos, el que fuera candidato a la presidencia del Real Madrid, Arturo Baldasano.

Losantos, tan hábil en el periodismo como en las finanzas, hizo de la cuadratura un círculo. La mayoría de los contertulios en “La Mañana” de la COPE colaboraban con un artículo en Libertad Digital que abonaba la Cadena de Radio. Auténtica ingeniería financiera. El dinero “invertido” por los empresarios captados desde la calle Génova se desvaneció hacia un paraíso fiscal. Los inversores, decepcionados, sin control, abandonaron el barco de Libertad Digital, incluido Julio Ariza. Son sólo algunos detalles de aquella operación que ampliaremos en próximas ediciones. Es la parte nunca contada de la ¿justificada? salida de Losantos de la COPE.

Ahora, para sorpresa de unos y otros, la reconciliación entre viejos socios, que se han dicho de todo, se ha generado. Lo curioso es que ni Ariza se fía de Losantos e viceversa. Pero mientras existan intereses creados el matrimonio perdurará. Mientras tanto, algunos de los empresarios afectados por aquella ampliación de capital mantienen silencio, dan el dinero invertido por perdido y no hablan por vergüenza. Como él mismo dice, “en fin”…