Menú Portada
"Quiero ir más allá, quiero contar historias y que la gente se emocione con lo que cuento"

La maravillosa “fábula” de Juan Dorá: la Música

Octubre 8, 2013

Este joven madrileño, estudiante de psicología de 22 años, quiere dedicarse a la música, como tantos otros, pero él tiene algo especial que lo diferencia de los demás: ternura, dulzura, sentimiento y buena voz. Creía que para ser cantante había que tener una gran voz pero se equivocó. Un cantante debe ser emocional, capaz de trasmitir y pasar a formar parte de la banda sonora de la vida de las personas. Un cantante tiene que ser un trasmisor de emociones. Así es Juan Dorá.

pq_937_Juan-Dora_portada.jpg

¿Cuánto tiempo hace que te dedicas a la música?

Llevo dedicándome a la música, profesionalmente desde los 18 años. Pero el primer recuerdo musical que tengo son los discos de jazz que ponía mi padre cuando yo era pequeño. Él escuchaba mucho jazz, sobre todo Ray Charles y Louis Armstrong. Yo recuerdo imitar los sonidos de la trompeta, me encanta el jazz, me gusta muchísimo. Me he estado formando todo este tiempo con clases de canto, en el conservatorio aprendiendo piano y guitarra y a los 18 años me llegó la primera oportunidad de grabar lo que fue mi primer disco pop con tintes de jazz. Pero me di cuenta de que no era el estilo que me gustaba y no tiene nada que ver con lo que estoy haciendo ahora. Ahora hago lo que de verdad me gusta y  es ahora cuando realmente he entendido lo que significa escribir una canción.

Para que te conozcamos un poquito más, ¿cuál es tu trayectoria musical?

Aquel primer disco del que te he hablado y esta segunda canción que se llama “Fábula”. Todavía no hay un segundo disco. La idea es darme a conocer para después sacar el disco. Está previsto hacerlo a primeros de 2014. Sacar un disco es duro. No me lo puedo permitir económicamente. No tengo discográfica y soy yo el que hace todo el trabajo. La formación venía de antes pero profesionalmente, cuando grabo por primera vez es a los 18 años.

¿Vives ya de la música o es difícil?

Desgraciadamente no. Yo estudio psicología y los fines de semana trabajo con mi padre en la sala Morocco de Madrid. Todavía no puedo dedicarme a la música, que es realmente mi sueño.

¿Qué necesita un cantante para dar el salto como lo han hecho algunos que se han convertido en súper ventas de la noche a la mañana?

Te voy a contar el caso de un cantante al que conocí en su día y hoy ya está a otro nivel y ya me resulta inaccesible; Pablo Alborán. Conocí a Pablo, empezamos prácticamente a la vez. Pablo llevaba tocando su disco en bares durante tres años y la discográfica lo tenía guardado en un cajón, no lo sacaban. Por iniciativa propia decidieron grabar videos y colgarlos en la red y esto le cambió la vida. El artista actual tiene ahora mismo dos caminos; primero que te vean. Las grandes radios musicales no apoyan a ningún artista. Suelen poner cosas que ya están hechas y que llevan tiempo sonando. Fue la gente quién puso a Pablo Alborán donde está. Los músicos dependemos de la gente, de que nos vean y, en segundo lugar, de que de repente, alguien le de la oportunidad a alguien joven como yo que está haciendo un buen trabajo, con mensaje, con un trasfondo y con una ilusión que va más allá de ser simplemente un chaval más que canta. Somos muchos los que estamos en esto, por eso mi apuesta personal es llegar a través de la emoción. Quiero ir más allá, quiero contar historias y que la gente se emocione con lo que cuento. Esta visión me viene gracias a mi madre. Ella tiene 53 años y acaba de hacerse Facebook. La observo y veo como las cosas que comparte con sus amigas son justo cosas que le han emocionado, por ejemplo un video de delfines en libertad. Entonces yo dije: “tengo que hacer esto”, contar historias que emocionen por el contenido y por la música.

¿En qué te diferencias de los demás cantantes?

A mi lo que me diferencia son las ganas de contar historias. “Fábula” es un cuento con moraleja y espero que cada persona saque su propia moraleja, lo que ellos sientan con esta canción. Me diferencia la intención de contar una historia en cada canción y que cualquier persona pueda identificarla como propia y hacerla suya.

¿Por qué consideras que este último disco, no siendo el primero, si que es como si fuera el primero?

Considero que es el primero porque ahora me identifico realmente con lo que hago. No es que lo anterior que he hecho no me haya gustado, porque me ha llevado a estar donde estoy. Si no hubiera hecho lo anterior no hubiera llegado hasta aquí, a encontrar un sonido y a encontrar mi música, gracias también al productor que ahora tengo. Antes no era capaz de plasmar lo que sentía y tenía en la cabeza y ahora si. Creo que para que puedas contar cosas, cualquier buen escritor, tiene que haberlas vivido. Si no te han ocurrido a ti, es imposible plasmarlo. De aquí nace mi sensación de que este disco es mi punto de partida.

Ya hemos nombrado la canción “Fábula” varias veces. ¿Por qué es especial esta canción?, ¿de qué trata?

Mi apuesta personal fue encaminar la emoción hacia el alzhéimer. “Fábula” es una historia de amor inquebrantable con el paso del tiempo. Es una canción de amor interminable. Para mi, el amor más grande que puede haber es el de la persona que cuida a cualquier enfermo, pero en concreto, más aún, el de un enfermo de alzhéimer. Tanto en la música como en la poesía, el 90% es amor y desamor. ¿Cómo darle una vuelta más?. El amor es algo que está muy manido y después de darle muchas vueltas se me ocurrió crear esta historia que, para mi, refleja el amor más grande que puede haber; el del cuidador de la persona a la que quiere y que está enferma. Yo, que estudio psicología, se que la persona que cuida está expuesta incluso a enfermedades porque su sistema inmunológico se deprime, porque los tiempos de espera son muy duros. Estar día a día con esa persona a la que amas y ver como se va acabando poquito a poco por culpa de esta enfermedad tan cruel como es el alzhéimer es durísimo.

El video de esta canción es también muy especial, ¿verdad?

Totalmente, es mi mejor tarjeta de presentación. Creo que si estamos haciendo esta entrevista en por el video. El video es lo que me acerca a la gente. Me sorprende que, en un mundo como el de Internet, en el que hay tanta gente, que mira, que hace comentarios anónimos, etc, de las treinta y dos mil visitas que tiene el video, no haya ni un solo comentario negativo. Treinta y dos mil ojos que han pasado por el y nadie se ha detenido a criticarlo, al contario, todo son cometarios positivos y eso me sorprende y me alegra.

Esta canción ha sido elegida por la Asociación Nacional del Alzheimer (AFALcontigo) como una especie de himno o canción oficial por llamarlo de alguna manera. ¿Qué significa esto?

Después de crear Fábula, con un video y un mensaje maravilloso, pensamos que tenía que acercarme de alguna forma a tantas personas que padecen esta enfermedad. En mi familia lo he vivido y no conozco a nadie de mi entorno que no tenga algún caso cercano o conocido que la padezca. Es una enfermedad que afecta a treinta y cinco millones de personas en el mundo y serán cincuenta millones en el 2050. Es una enfermedad que no para de crecer y se necesita todavía mucho para mejorarla y tratarla. AFALcontigo hace una gran labor, entendí que necesitaban mucha ayuda y qué mejor que con una canción que sólo cuesta un euro descargarla para destinarlo íntegramente a la lucha contra el alzhéimer. “Fábula” es un granito de arena más para luchar contra esta enfermedad.

¿Cómo hacemos para colaborar?

La canción se puede descargar en todas las plataformas digitales, como iTunes, Amazon y Google Play, cuesta un euro, que es un precio totalmente asequible para cualquier bolsillo. Creo que te llevas una buena canción y además colaboras en proyectos e investigaciones que ayudan a mejorar la vida de los enfermos de alzhéimer.

¿Tienes constancia de cuanto se ha recaudado ya?

Todavía no. Este proyecto empezó en septiembre. Hemos empezado a anunciarlo hace nada y todavía estamos esperando resultados. Todo lo recaudado irá para ellos, íntegro. Ojalá todas las radios nos abran las puertas para dar a conocer este proyecto tan bonito y poder recaudar mucho.

Rosana Güiza Alcaide
rosanaguiza@extraconfidencial.com