Menú Portada
"Algo sucio está preparando"

La llamada que recibió Rosario Mohedano advirtiéndole sobre Antonio Tejado

Marzo 14, 2011

Me cuentan que el colaborador no tiene la intención de enterrar el hacha de guerra, quizás porque es consciente del morbo que suscita que malmeta contra la madre de su hijo. Tejado es un apéndice de la familia Mohedano que, durante muchos años, han dado cobijo a personajes dispares dispuestos a vivir del cuento.

pq_925_antoniotejado.jpg

La situación es verdaderamente insostenible. Rosario Mohedano llora amargamente cuando nadie la ve. Sufre en silencio, pensando en que la estabilidad de su pequeño puede tambalearse a ritmos vertiginosos. Bien piensa que los compañeros de su colegio pueden restregarle sin titubeos que sus padres andan a la gresca a cambio de parné. Rosario quiere firmar la paz. Si por ella fuera, sería capaz de bajar a los infiernos para que el conflicto que mantiene con Antonio Tejado se resolviera con soltura y discreción. Poco o nada le importan los problemas económicos o que tenga que hacer de tripas corazón en asuntos legales. Calla más de lo que ha vivido y de lo que podría contar. Rosario prefiere no entrar en el juego sucio del enfrentamiento televisivo. De hecho, durante una magnifica entrevista realizada por María Teresa Campos en ‘Qué tiempo tan feliz’, Rosario tendía una mano a su ex novio para llegar a un entente cordial.
 
Me cuentan que el colaborador no tiene la intención de enterrar el hacha de guerra, quizás porque es consciente del morbo que suscita que malmeta contra la madre de su hijo. Tejado es un apéndice de la familia Mohedano que, durante muchos años, han dado cobijo a personajes dispares dispuestos a vivir del cuento. Es el caso de un Antonio Tejado que, a pesar de ser sobrino de María del Monte, su fama procede, lejos de por su profesionalidad, por sus incontables líos de falda. Cosas veredes.
 
Desconozco los motivos por los que el joven ha empezado a  vomitar descaradamente contra todos aquellos que defienden a la mujer que, durante muchísimo tiempo, ha ocupado su corazón. De hecho, no cuenta el día en el que preparó de forma bizarra el testimonio encarnizado de una Aída Nizar que salió en televisión vociferando en contra de la Mohedano. Me cuentan que Antonio no dudó en telefonear a personas de su máxima confianza para contarles que Rosario debería agarrarse los machos ante la polvareda que iba a suscitar la intervención de la Nizar. Eli, la ex novia de Antonio, no dudó en telefonear a Rosario para advertile: “algo muy sucio está preparando con Aída Nizar, ten cuidado”, le espetó. De ser así, sería patético.
 
Por Saúl Ortiz