Menú Portada
La imposición del horario de los partidos de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, el motivo

La Liga de Fútbol se enfrenta, por fin, a la Federación Española

Enero 20, 2008

La Liga de Fútbol Profesional ha pedido a la Federación Española (RFEF) que respete el deseo expreso de Villarreal, Athletic de Bilbao y Barcelona de disputar los partidos de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, el próximo miércoles, y no el jueves como fueron fijados por su junta directiva. La RFEF es la organizadora del torneo, pero los clubes tienen derecho a fijar la disputa de los partidos en la fecha programada.

pq_435_villar_astiazaran.jpg

Es una anécdota, pero al mismo tiempo es un síntoma. Estamos en etapa electoral. Angel María Villar ha comenzado a captar votos del estamento que va a decidir el nombre del futuro presidente de la RFEF. La LFP, como hace cuatro años, tendrá la capacidad de nombrar presidente si sus 30 votos se mancomunan y se dan al mismo candidato. La pelea de Villar es justo la contraria, desunir a los clubes porque con el apoyo de un tercio de los mismos tiene suficiente para seguir otros cuatro años.
El pasado viernes Villar amplió la composición de su Junta directiva con ocho nuevos vocales. Los ocho nuevos miembros son presidentes de clubes profesionales: Athletic de Bilbao, Málaga, Albacete, Las Palmas, Sporting, Hércules y Tenerife, más el presidente de la junta gestora de la territorial de Cataluña, antes de las elecciones de 2005. Nada es gratis; Cataluña está perdida para Villar y los siete clubes, en agradecimiento, terminarían de inclinar la balanza.
Coincidiendo en el tiempo, la LFP hacía pública una nota oficial en la que criticaba la actitud de la Federación al fijar dos partidos de Copa del Rey para el jueves y otros dos para el miércoles. Resulta que los del jueves, Villarreal-Barcelona y Rácing-Athletic, impedirían que el partido elegido por la LFP para ser emitido en abierto el sábado, el Athletic-Barcelona, pudiera disputarse en la fecha prevista. Ganas de tocar las narices.
La LFP estableció en la mañana del jueves los horarios de la vigésima primera jornada de Liga, fijando el Athletic-Barcelona el sábado 26 a las 22:00 horas. En la nota pública de la LFP se dice que “esta circunstancia fue debidamente comunicada a la Real Federación Española de Fútbol. Tanto el Villarreal como el Athletic Club se dirigieron a la RFEF manifestando su oposición a retrasar del miércoles día 23 de enero al jueves 24 de enero, los referidos encuentros”.
Según la Liga, al Villarreal y al Athletic le asiste la “Circular nº 2, de la Temporada 2007/08“, por la que los clubes contendientes podrán, de común acuerdo, “adelantar o retrasar el partido de que se trate a la víspera o al día posterior al fijado en el calendario oficial. La Federación Española contraviene su propia normativa aplicable al efecto y la Liga, sin perjuicio de lo expuesto, velará por los legítimos intereses de sus afiliados”.
Consecuencia, que hoy lunes, a 48 horas de la disputa de los partidos, oficialmente los encuentros tienen dos horarios y fechas, el que marcan los clubes y el que marca la RFEF. La pregunta es qué harán los árbitros, que son enviados por la RFEF. O hay solución hoy mismo, o vamos a ver otra chirigota, que ni las de Cádiz.