Menú Portada
El Partido Nacionalista Vasco cedió, finalmente, en la fusión de las Cajas vascas

La Kutxa y Caja Vital reconocen préstamos al PNV por importe de 11,9 millones de euros

Marzo 24, 2011

La mayoría de ellos son con garantía hipotecaria y tipos de interés bajos

Los créditos concedidos al PSE de Patxi López por las dos entidades superan el millón de euros 


Por fin, tras muchos años de debate, las tres Cajas vascas (BBK, Kutxa y Vital) confirmaban el pasado miércoles  su acuerdo para iniciar un proceso de fusión fría, que contempla la creación de una marca bancaria aún sin determinar, y que, sobre todo, desbloquea una salida financiera a la que se oponía el Partido Nacionalista Vasco en defensa de los intereses de la entidad guipuzcoana. Sin embargo, fue suficiente que en la Asamblea General de BBK, el pasado 11 de marzo, su presidente, Mario Fernández, lanzara un discurso inequívoco sobre la conveniencia de esta fusión para que el PNV -partido del que es simpatizante-, haya rectificado su postura.

Según algunos medios, Fernández había llegado a un acuerdo hace meses con el presidente de Vital, el socialista Carlos Zapatero, para alcanzar una fusión fría a dos entre ambas cajas, pero cuando se disponía a la firma vio con desagrado cómo Joseba Egibar, líder del PNV de Guipúzcoa, conseguía abortar el acuerdo. Egibar impuso su voluntad al propio Iñigo Urkullu, partidario de las tesis de Mario Fernández, y permitió que Iñaki Gerenabarrena, vicepresidente de Vital y máximo responsable del PNV alavés, hiciera saber que no había mayoría suficiente en el Consejo de Administración de esta Caja para garantizar el apoyo a la fusión con BBK.

Preferencial de la Kutxa

Pues el hecho de que se consumara el acuerdo no sólo parece radicar en la simpatía que Mario Fernández profesa por el PNV. El partido liderado por Joseba Egibar mantiene a día de hoy deudas con Caja Vital y Kutxa por importe de 11.925.000 euros. La primera entidad financiera, tal y como pueden comprobar en el cuadro que se adjunta, ha concedido créditos a EAJ-PNV por importe de 2,1 millones de euros. Los préstamos van de los 30.000 euros a los 381.000 euros con unos tipos de interés que oscilan del 2% al 2,9%, muy por debajo de la media, y vencimientos que finalizan en el año 2029.

Pero es la Kutxa la que sustenta las finanzas del Partido Nacionalista Vasco. Según reconoce la propia entidad, “del total de saldos dispuestos, 9.739.000 euros, son préstamos con garantía hipotecaria, 2.186.000 euros créditos con garantía personal y 99.000 euros son principales de avales”. 

Eso sí, todas las operaciones se encuentran al corriente de sus obligaciones. Faltaría más. Cantidades que nada tienen que ver con los 924.000 euros de préstamos con garantía hipotecaria del Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra, liderado más que nunca por el lehendakari Patxi López, más los 32.000 euros de créditos con garantía personal. Muchos años de Gobierno del Partido Nacionalista Vasco que habrá que comprobar si acaba pagando sus deudas.