Menú Portada

La Justicia vuelve a ratificar una noticia de Extraconfidencial.com: el nombramiento del jefe de Policía de Arroyomolinos por parte del alcalde de Ciudadanos, Carlos Ruipérez, es contrario a derecho y, por lo tanto, ilegal

Mayo 23, 2017

Tras la noticia publicada por este medio en noviembre de 2016 respecto a los presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias. El concejal Juan José González afirmaba que el nuevo jefe de Policía “perdería dinero con su nuevo destino”: el resultado tras comparar los sueldos de Móstoles y Arroyomolinos es un beneficio obtenido de unos 10.000 euros anuales

alcalde-arroyomolinos

El gran poeta lírico y satírico en lengua latina, Quinto Horacio Flaco, más conocido como Horacio, ya sabía en tiempos precristianos de la importancia trascendental del tiempo y su poder para restituir la Justicia, bien sea antes o bien después. Por ello, uno de sus aforismos más destacados es aquel que dice “el tiempo saca a luz todo lo que está oculto y encubre y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor”. Tanto es así que pocos o ningún intento en la política de ocultar la verdad a los ojos de la res pública se han saldado con éxito y de haberlo hecho, estaríamos hablando de un triunfo temporal. El tiempo pone a cada uno en su lugar, y cada día surgen nuevos hechos que lo demuestran de un modo irrefutable.

El pasado mes de noviembre de 2016, Extraconfidencial.com aseguraba que el Juzgado de Instrucción nº 5 de Navalcarnero investigaba los presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias cometidos, presuntamente, por el alcalde de Ciudadanos en la localidad madrileña de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez Alonso, así como su primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Juan José González Arroyo. Conviene contextualizar que Ciudadanos Arroyomolinos gobierna el municipio madrileño con el PSOE y el partido independiente PIARR.

Estos supuestos delitos de prevaricación y tráfico de influencias derivan del nombramiento como jefe de la Policía Local de Arroyomolinos de Guillermo García Jiménez, un sargento de la Policía Local de Móstoles, supuesto amigo del alcalde. Esta designación se produjo, según la denuncia, “sin ceñirse sensu stricto a los procedimientos legales establecidos a tal efecto”. Tanto que a la oposición del Grupo del Partido Popular no se le ha entregado, pese a la reiterada petición, la documentación de tal nombramiento, “obviamente con la única intención de que no fueran descubiertas las maniobras no ajustadas a derecho llevadas a cabo por dicho gobierno”.

Aclaraciones sin base

El grupo político de Ciudadanos de Arroyomolinos intentó tras estas acusaciones defenderse cual gato panza arriba, asegurando mediante una nota de prensa que el nombramiento del jefe de Policía Local era “legal, transparente y de acuerdo al procedimiento habitual para los puestos de libre designación del Ayuntamiento”. Y si seguimos hilvanando la noticia con retales del refranero popular, habría que contar como C’s, liderado por Albert Rivera, intentó de una manera desafortunada y con poco éxito darle la vuelta a la tortilla o pasarle la patata caliente al Grupo Popular acusando a estos que “del inminente cierre de la auditoría del Ayuntamiento de Arroyomolinos, gobernado por los populares hasta 2015, podrían salir a relucir irregularidades manifiestas” -algunas relacionadas con la trama Púnica– que “pueden haber motivado cierta precipitación con esta denuncia”, refiriéndose a las incriminaciones respecto al caso del jefe de la Policía Local que para Ciudadanos actuarían como una cortina de humo sobre las irregularidades detectadas por ellos mismos en la gestión de la empresa municipal del suelo EMUVISA.

El pasado 25 de noviembre, Extraconfidencial.com se hacía eco de una nota aclaratoria enviada por el partido Ciudadanos de Arroyomolinos a esta redacción a través de su máximo responsable institucional, el alcalde Carlos Ruipérez, y de su teniente de alcalde, Juan José González, en la que se señalaba, entre otras cosas, que “ni el alcalde ni el Primer Teniente de alcalde han sacado ningún beneficio económico y propio ni de terceros ya que como se ha explicado en el anterior punto, el sueldo del sargento Jefe de Policía Local es el mismo que el que tenía el anterior, (actualmente imputado en causa penal por delitos muy graves), con la particularidad que en su anterior destino cobraba horas extras y el trabajo en festivos y en este no lo cobra, por lo que no ha mejorado su situación sino que incluso ha empeorado”.

Un nombramiento contrario a derecho

Ahora, más de tres meses después, el tiempo y la Justicia han puesto a cada uno en su sitio. El pasado 3 de marzo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Madrid dictaba la sentencia en la que estimaba el nombramiento del nuevo jefe de Policía Local contrario a derecho y, por lo tanto, ilegal condenando en costas al Ayuntamiento de Arroyomolinos por haber tenido una conducta procedimental claramente temeraria. Una sentencia que invalida totalmente la nota aclaratoria enviada a este medio por parte del alcalde de Arroyomolinos y confirma las tesis planteadas por Extraconfidencial.com en todo momento: “El nombramiento del actual jefe de la Policía Local se hizo sin tener en cuenta y sin ceñirse sensu stricto a los procedimientos legales establecidos a tal efecto”.

La supuesta comisión de los delitos de prevaricación y tráfico de influencias en el nombramiento de Guillermo García Jiménez como jefe de Policía Local del municipio deberán dilucidarse en su denuncia correspondiente ya que esta sentencia no entra a valorar dichas cuestiones ciñéndose al proceso administrativo. Según el Partido Popular de Arroyomolinos, “se aprecia una clara desviación de poder tanto por el uso arbitrario que se hizo de la plaza que se utilizó para incorporar a este mando como jefe de la Policía, como por las acciones que se llevaron a cabo para separar a su predecesor y que aunque han tratado de dar apariencia de legalidad, esconden actuaciones arbitrarias que tan solo tenían un objetivo: la venganza por rencillas personales respecto del anterior jefe de Policía y favorecer a quien les había ayudado en la consecución de sus objetivos, dándole una plaza en la que adquirió un mayor estatus profesional -cargo de jefe- así como un beneficio económico”.

El lucro de los 10.000 euros

De todos modos, en contra de lo afirmado en Pleno municipal en el pasado mes de noviembre por el concejal Juan José González al afirmar que Guillermo García “había ido a Arroyomolinos perdiendo dinero”, parece, a todas luces, una falacia.

Este medio ha tenido acceso a los importes económicos de la misma categoría en ambos Ayuntamientos y si se observan y se comparan ambas, dan como resultado el beneficio obtenido de unos 10.000 euros anuales. Para ambas localidades el sueldo base (727,23 euros) y el complemento de destino (478,09 euros) es el mismo, al estar marcado por el Estado. La diferencia se establece al comparar los complementos específicos teniendo en cuenta que en Móstoles es de 1.929,77 euros y en Arroyomolinos de 2.227,31 euros, una diferencia salarial de 297,54 euros mensuales que se traduce en 4.165,56 euros anuales.

A estas cifras habría que sumar el importe del plus de Jefatura que asciende a 459,58 euros mensuales, o bien 5.055,38 euros anuales. Adicionando ambos extras, el resultado final sería un lucro de 9.220,94 € anuales aproximadamente.  Esta diferencia se produce ya que mientras el complemento específico de un sargento de Arroyomolinos es de 2.227,31 euros, sin embargo, el del sargento jefe, es de 2.709,16 euros.