Menú Portada
NEGOCIOS A COSTA DE ENFERMOS INDEFENSOS (II)
Más de dos años después de haber trasladado el caso a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Salamanca, según ha relatado a Extraconfidencial.com la Junta de Castilla y León

La Justicia sigue sin pronunciarse sobre el caso de la herencia de María Costell Torres

Julio 1, 2014

La residencia Ballesol de Salamanca impedía a María Ángeles Costell González visitar a su tía sin que estuviera “un apoderado delante o su cuidadora particular”

El “documento privado de manifestación de herencia que practican los sobrinos-herederos de Doña María Costell Torres” confirma la participación de María Ángeles mientras ésta niega su existencia


Tras las arduas investigaciones de Extraconfidencial.com a cerca de los supuestos casos de manipulación de ancianos enfermos por la Fundación AFAL, destapamos ahora el caso de la residencia Ballesol, extendida por toda España pero que en Salamanca esconde uno de sus episodios más sonrojantes. En el primer artículo, publicado la pasada semana, hemos atendido a las cuestiones relativas a la incapacidad de María Costell Torres y como la sobrina de ésta se ha enzarzada en encarnizadas batallas para conseguir lo que le corresponde en materia de la herencia de su tía y de su primo, premuerto a la primera. Las presiones que ha recibido María Ángeles Costell González y un sospechoso poder de ruina firmado por tres particulares (José Luis Hidalgo Sánchez, Manuel Ambros y Jiménez y Rosario Martín Tejedor) convierten este caso en una auténtica historia para no dormir.

En esta segunda aproximación a la historia, desde Extraconfidencial.com nos centramos en las cuestiones legales que encierra el caso. Para ello, hemos querido saber si la autoridad competente en la materia -la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades- tenía constancia del rocambolesco sino que ha tomado la disputa por la herencia de María Costell Torres. En este sentido, desde la Junta de Juan Vicente Herrera (PP) han asegurado que la propia Consejería (regentada por la consejera Milagros Marcos Ortega) “no solo tuvo conocimiento de este hecho, sino que el que fuera gerente territorial de Servicios Sociales en Salamanca, Alberto Prado, puso en conocimiento en marzo de 2012 este caso ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Salamanca”. 27 meses después la Justicia aún no se ha pronunciado.

El papel de la residencia Ballesol

Cinco meses después de la muerte de Miguel Ángel Elena Costell, su prima María Ángeles se entera de tal hecho y se dirige a ver a su tía María Costell Torres, tarea imposible ya que como asegura la interesada “la residencia Ballesol nos cerró todas las puertas”, privándoles de la oportunidad de acceder a su tía sin estar “un apoderado delante o su cuidadora particular”. Además María Ángeles alerta de que sus propios abogados le han reconocido que este tipo de prácticas de manipulación de dependientes ocurren “a patadas en España”.

Además, el señor Manuel Ambrosy se habría dirgido a María Ángeles en estos términos: “el poder ya está hecho, así que nosotros podemos comprar y vender lo que nos dé la gana”. Por este y otros motivos, cree María Ángeles que el señor Ambrosy “presuntamente, tiene una práctica importante en este tipo de asuntos” y que fue el cabecilla a la hora de realizar el poder de ruina, metiendo en él “a dedo, a quien quiso”.   

La residencia Ballesol de Salamanca no ha desmentido ni corroborado tales afirmaciones ya que no ha contestado a las preguntas de este medio, formuladas el pasado lunes 16 de junio.

Según el testimonio de María Ángeles, los tres apoderados tenían a su tía “aterrorizada, diciéndole que la queríamos cambiar de residencia, quitarle a la cuidadora, quedarnos con su dinero”. Las sospechas de manipulación que deposita María Ángeles sobre Manuel Ambrosy surgen al percatarse, en una de las visitas, de que su tía sufre importantes “desvaríos y lapsus mentales”. Una evidencia que los apoderados se afanaban por ocultar asegurando que María Costell estaba “divinamente de la cabeza” y quién sabe si justificar así su influencia sobre ella.

Con todo, lo que se está repartiendo ahora es la herencia de María Costell y el resto, cree María Ángeles, “que, presuntamente, se lo han repartido en vida”. La parte proporcional que le tocaría a María Ángeles por ser sobrina de un solo vínculo de María Costell (hermanos Costell González) a través de la sucesión abintestato serían unos 20.546,33 euros restando intereses por valor de 1.586,68 euros; mientras que los sobrinos de doble vínculo (hermanos Costell Berges) recibirían doble porción que los anteriores siendo su parte correspondiente de 27,395, 19 euros e intereses por valor de 2.557,43 euros, según la declaración de Herederos.

La comparecencia fantasma

“En el expediente de herencia aparezco yo como compareciente cuando yo no he ido”, lo que podría entenderse como un caso de falsedad de documentos o inclusive suplantación de personalidad. Así reza en el “documento privado de manifestación de herencia que practican los sobrinos-herederos de Doña María Costell Torrescuando María Ángeles asegura no haber participado en la reunión mantenida en la Delegación Territorial de Salamanca. ¿Una nueva treta para repartirse las herencias de María Costell y Miguel Ángel Elena a sus espaldas? Por ello María Ángeles ha interpuesto una nueva denuncia.

Las declaraciones del representante de los hermanos Costell BergesCarlos Vicente Costell– con las que encabezábamos el artículo: “ya se le aconsejó que firmara lo que había y que pagara impuestos” o “no se trata de estar o no de acuerdo, es lo que hay” parecen y son consideradas por la abogada de María Ángeles Costell como tentativas por “llegar a un acuerdo y tratar de evitar a todas luces judicializar la testamentaria”. Muchas similitudes con los casos de AFAL que la Fiscalía Anticorrupción ya ha comenzado a investigar ante el cúmulo de denuncias y documentos presentados por la dirección de Extraconfidencial.com. Documentos referidos a una exhaustiva investigación realizada estos pasados meses sobre esta entidad y sus presuntas irregularidades. La Justicia, de acuerdo a la Ley de Enjuiciamiento Criminal, analiza ya todos los documentos fruto de nuestra investigación por si hubiera algún posible ilícito penal en la actuación de esta Fundación, en teoría, dedicada al Alzhéimer.

En resumen, lo que queda es una imagen de España empobrecida y mísera, cuando el sudor de la frente de inocentes incapaces o dependientes se batalla de tal manera entre pleitos y litigios que deshonran el nombre de los ascendientes que trabajaron arduo para su prole.