Menú Portada
Heredó del anterior ejecutivo socialista un parque móvil de más de 1.000 automóviles

La Junta de Extremadura de José Antonio Monago destina 739.296 euros en el primer contrato centralizado de seguros para su flota de vehículos

Enero 24, 2013

El Gobierno extremeño prevé ahorrar 878.000 euros al año poniendo en marcha un parque móvil unificado para toda la flota de vehículos de cada una de las consejerías de la Junta
Ya ha realizado dos subastas con el objetivo de reducir sus costes: la primera, de 52 vehículos, el pasado 12 de noviembre y otros 98 el 14 de diciembre; entre este año y el 2014 sacará a la venta otros 150 coches
Desde 2011, los únicos altos cargos que tienen asignado un coche oficial son el presidente y los consejeros de la Junta


La cuesta de enero llega a también a las Administraciones Públicas y tienen forma de cumplimiento del déficit. Aunque ya se ha anticipado que no se conseguirán los objetivos marcados por Bruselas para el 2012 y que desde Europa, no se exigirán -de momento-, nuevas medidas de ajuste, los ojos están puestos especialmente en las Comunidades Autónomas, algunas de ellas rescatadas y la práctica totalidad con serios problemas para cumplir lo dictado por el Gobierno de Mariano Rajoy. El último ejemplo, Cataluña, en la que su presidente, Artur Mas, centra su discurso en su propuesta separatista, mientras que ya ha adelantado que cierra el 2012 con un déficit del 2,3%, muy por encima del 1,5% comprometido.

Otra Comunidad Autónoma con una posición más que delicada es Extremadura. Presidida por José Antonio Monago se sitúa en las quinielas de las regiones con más dificultades en racionalizar su gasto, a pesar de las medidas adoptadas para conseguirlo. La última la hemos conocido ayer con la formalización del primer “Contrato Centralizado de Seguros de la flota de vehículos de la Junta de Extremadura y sus Organismos Autónomos y/o dependientes” adjudicado a la empresa Generali Seguros por 739.296,36 euros. Una cantidad que parece más que elevada y que muestra la enorme dimensión del parque de vehículos del Gobierno de Extremadura, y eso que desde hace más de un año se están haciendo esfuerzos para adelgazarlo.

Centralización y subastas de vehículos

Una de las primeras medidas adoptadas por José Antonio Monago tras relevar al socialista Guillermo Fernández Vara, fue realizar un inventario de su parque móvil, que no sólo estaba dividido entre las diferentes consejerías, si no que superaba el millar de vehículos. La intención, según adelantó el consejero de Economía, Antonio Fernández, era acometer un “significativo” recorte con el consecuente ahorro en combustible, pólizas de seguro y gastos de garaje. De hecho, desde un principio se decidió que sólo tendrían asignado un coche oficial el presidente y los consejeros de la Junta, y el resto podrá disfrutar de estos vehículos, con conductor, pero sólo para los desplazamientos oficiales.

Pero sin duda la medida más eficaz es la que se inició en octubre de 2012: la creación de un parque móvil centralizado con la que el Gobierno de Extremadura prevé ahorrar 878.000 euros anuales. El citado contrato único de seguros es el primer paso. Antes de ello, según Fernández, fue una “auténtica aventura” localizar los 150 vehículos que tenía de media cada consejería, así como también invertir 2,2 millones en construir dicha infraestructura en un solar propiedad de la Junta en un polígono industrial. A través de este único parque centralizado se controlarán, además de los seguros, los impuestos, gastos de combustible y compra de automóviles. Aunque antes de comprar hay que adelgazar. Y hay mucho margen, ya que se va a recortar más de una cuarta parte, de 250 a 300 coches.

El 12 de noviembre La Junta de Monago se desprendió por el sistema de subasta de 52 vehículos, desde utilitarios como Opel Corsa y Peugeot 206, hasta vehículos de la marca Volvo y Audi. En diciembre se subastaron otros 98 -aproximadamente un tercio directamente para chatarra-, y entre este año y el próximo saldrán a la venta otros 150. Y es que, mientras en Extremadura se disfrutaban de más de un millar de vehículos oficiales, se destruía empleo de forma dramática. Hoy tenemos el veredicto, cerrar el 2012 con el 34% de población desempleada.