Menú Portada
Más de 1.767 millones de euros de endeudamiento bancario

La Junta de Castilla La Mancha concedió 570 millones de euros a entidades públicas que acumulaban un 97% de deuda a largo plazo

Junio 5, 2013

Un total de 3.173 trabajadores cuestan al ente público algo menos de 100 millones de euros en cuanto a salarios y gastos sociales

Lejos de disminuir, las partidas salariales aumentaron en 2011 un 6,5% con respecto al año anterior

Según el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, Castilla-La Mancha aún no ha cumplido todos sus compromisos en la supresión de los entes autonómicos

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Tras la resaca de días festivos en Castilla-La Mancha, la semana ha comenzado con un toque de atención del Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, a su compañera y secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal sobre la falta de cumplimiento en la reducción de entes autonómicos. Según un informe de Hacienda, a 1 de enero de 2013, las comunidades autónomas habían efectuado una reducción neta de 308 entidades de las 515 comprometidas, y en concreto Castilla-La Mancha había alcanzado un grado de cumplimiento del 79,6%, es decir, a principio de año, quedaban algo más de 2 de cada 10 entes a suprimir. Y es que tal y como adelantó el pasado jueves extraconfidencial.com, la situación de las empresas y entes públicos en los últimos años de gestión de José María Barreda se puede calificar como mínimo de ineficiente, tal y como se puede ver en el ‘Informe definitivo de revisión formal de las cuentas de empresas y entes del sector público regional’ de la Sindicatura. Un dossier en el que las más de una docena de entidades analizadas suspenden en materia de solvencia, garantía, firmeza y autonomía financiera. Bajas puntuaciones que explican algo mejor el porqué del fracaso financiero del sector público manchego. Y es que en términos generales, de las 14 entidades públicas a estudio, “en el balance de situación agregado (sin incluir a la Sociedad de Infraestructuras Aeroportuarias, que no ha rendido la documentación) el activo total importa 2.757.852 millones de euros del que el 62% es activo no corriente y el restante 38% es activo corriente. En el origen de fondos, la parte más significativa es el pasivo no corriente (el 54%), del que el 97% son deudas a largo plazo”. Con todo, observamos que las entidades del sector público operan con un capital mínimo del que casi su totalidad son deudas. Una situación que sería insostenible de tratarse de empresas privadas y les llevaría a la quiebra.

¿Cómo sobreviven por lo tanto estas entidades? La respuesta es sencilla, año tras año y a pesar de sus resultados negativos, beben de las subvenciones públicas para salvaguardar su existencia y hundir todavía más a los gobiernos autonómicos, endeudados hasta las barbas. Así, “las aportaciones en el ejercicio de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y sus Organismos Autónomos a las empresas y entidades públicas, han ascendido a 570.444 miles de euros, habiendo aumentado con respecto al 2010, en 171.724 miles, lo que representa un 43% de incremento”. Cuanto menos curiosa es la situación de GICAMAN, que “ha recibido el 36% de los fondos transferidos”, una entidad que ha presentado sus cuentas fuera de plazo y repletas de ajustes “como consecuencia de errores detectados en las correspondientes a años anteriores”.

Cuestiones de personal

En el ejercicio de 2011 “el personal de alta en el conjunto de empresas y entes del sector público regional, asciende a 3.173 trabajadores; 62 personas tienen puestos directivos, 501 de técnicos superiores, 151 son personal administrativo, y los 2.459 restantes son personal de distinta tipología”. Del total de los empleados, “2.547 (el 80%) pertenecen a Gestión Ambiental de Castilla La Mancha, cuya plantilla se ha reducido en el ejercicio un 2% (54 personas)”.  

No obstante estos 3.173 trabajadores causan a las entidades y por tanto a la Junta un importante gasto paralelo. El importe total de los recursos empleados en personal por sueldos y salarios asciende a 72,2 millones de euros y 21,5 millones de gastos sociales. Un total de algo menos de 100 millones (93,7) que además ha supuesto un aumento del 6,5% respecto a 2010. Esto es, que la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha no solo debe cada año inyectar a los entes públicos grandes cantidades para evitar su desaparición, sino que también debe hacer frente a un mayor número de salarios por trabajos desempeñados en sociedades ineficientes.

Endeudamiento bancario

Según los datos del Registro de Contratos del Sector Público de Castilla La Mancha, “las entidades analizadas han tramitado, sin tener en cuenta los contratos menores, un total de 135 expedientes” con un importe total de adjudicación de 332 millones de euros.

Estas y otras acciones financieras han provocado -debido a las circunstancias expuestas líneas arriba- “el endeudamiento bancario de la totalidad de empresas y entidades públicas regionales” que asciende a más de 1.767 millones de euros. Una auténtica barbaridad.

Jesús Prieto

jesusprieto@extraconfidencial.com