Menú Portada
Entregadas por el Servicio de Andaluz de Empleo entre los años 2007 – 2009 y las Consejerías de Innovación y de Obras Públicas

La Junta de Andalucía no controló el destino de transferencias de capital por 29 millones de euros

Junio 4, 2012

De 40 subvenciones, 9 fueron concedidas en régimen de concurrencia competitiva y 31 de forma directa, tramitándose y resolviéndose de forma independiente sin comparación con otras solicitudes

Se utilizaron fondos destinados a inversiones cuyo objetivo era la creación empleo a pagar nóminas, publicidad e incluso jornadas informativas

Continuaron otorgando subvenciones a órganos y empresas que no habían justificado el destino de anteriores pagos


La trama de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de Andalucía continúa creciendo y amenazando al reciente Gobierno de la Junta de Andalucía de José Antonio Griñán. Para muestra, las últimas declaraciones de la número del PSOE en esta Comunidad, y actual consejera de Presidencia, Susana Díaz, que ha arremetido contra la Guardia Civil y la juez Alaya tras el atestado de la Unidad Central Operativa que señala directamente a Griñán. El informe dice que Griñán conocía que estaría en conocimiento de la trama de los ERE desde su etapa de consejero de Economía. Ante ello Díaz afirmó que “es rotundamente falso que el Gobierno andaluz tuviera conocimiento o permitiera cualquier tipo de irregularidad. Es mentira que se hayan sustraído o destruido documentos en la Consejería de Empleo. No compartimos ni las conclusiones ni el tono de ese atestado” a la vez que acusaba a la magistrada y los investigadores de llevar a cabo una “instrucción inquisitorial” basada en “suposiciones y sospechas impropias porque no se sustentan en ningún medio probatorio“.

Estas declaraciones han puesto en pie de guerra a la Guardia Civil y a partidos políticos como PP y UPyD, poniendo en un serio brete a su socio en el Gobierno, Izquierda Unida, liderada por Diego Valderas. Y es que la herencia de décadas en el Gobierno es más que peligrosa, como se demuestra con muchas otras irregularidades, la última las enormes transferencias de capital que la Junta realizaba de forma directa o a través de subvenciones a empresas y organismos.

Un descontrol millonario

La Junta de Andalucía utiliza las “Transferencias de Capital” para la  “formación bruta de capital fijo del ente beneficiario” es decir para cubrir los gastos fijos, las infraestructuras, que posteriormente creara empleo, pero la realidad ha sido muy distinta. En primer lugar, por la forma de concesión. De las 40 subvenciones otorgadas entre 2007 y 2009, tan sólo 9 fueron concedidas en régimen de concurrencia competitiva, es decir, valorando distintas ofertas, mientras que 31 se hizo directamente, tramitándose y resolviéndose de forma independiente sin comparación con otras solicitudes.

Pero no sólo eso, en las transferencias de capital por un valor total de 29 millones de euros, no se realizaron “seguimiento y control sobre el cumplimiento de los compromisos contraídos por los beneficiarios de los fondos que, gestionados por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE)” desconociéndose si “se destinan a financiar políticas de empleo, de estabilidad laboral y fomento de la contratación indefinida”, es decir si se cumple el fin u objeto, y por tanto impide pedir el reintegro de las subvenciones si no cumplen su obetivo.

Por ejemplo se entregó 805.923 euros a la empresa sevillana Konectanet Andalucía SL a cambio de incrementar sus trabajadores indefinidos, sin que existiera “control y seguimiento de la situación del personal respecto de la fecha desde la que se concedió la subvención”.

Esto llevo a que por ejemplo el SAE y las Consejerías de Innovación y de Obras Públicas dictaran ocho resoluciones de exoneración por importe de 5,24 millones de euros. Es decir, seguían dando más dinero a quienes no presentan facturas de ayudas anteriores y perdonándoles la obligación de “justificar” los fondos “en tiempo y forma” para seguir pagándoles subvenciones “sin que conste una motivación suficientemente adecuada y soportada”. Todo un negocio, pedir y recibir subvenciones en Andalucía.