Menú Portada
Hasta los 424 millones de euros

La juez eleva el embargo de bienes para Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual

Febrero 16, 2011
pq_924_díaz-ferrán.jpg

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha aceptado elevar el embargo preventivo de bienes a Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual de 417,36 millones de euros a 424,2 millones de euros, para cubrir el déficit patrimonial de Viajes Marsans, según el auto dictado el 14 de febrero.

La juez Ana María Gallego desestima así la oposición de los antiguos propietarios de Viajes Marsans y de la última dueña de la empresa turística, Posibilitum Business, a estas medidas cautelares y acepta la petición de elevar la cuantía formulada por la administración concursal.

El auto rechaza así los argumentos presentados por la defensa de los empresarios que alegaron que su gestión al frente de la compañía turística no provocó su situación de quiebra, sino que la situación de insolvencia fue producto de la retirada de la licencia para vender billetes por parte de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) el 21 de abril de 2010.

La juez considera que el riesgo de que Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual pudieran dejar de tener bienes suficientes para responder de las medidas de embargo “se ha transformado en una evidencia” dada la concurrencia de otros procedimientos judiciales, por lo que su decisión trata de asegurar la efectividad de estos embargos.

El auto señala que aun existe la posibilidad de que Viajes Marsans contraiga nuevas deudas con terceros que pudieran ser perjudiciales para la masa activa y recuerda la venta de Brasil Marsans por parte de Posibilitum por dos millones de dólares (1,45 millones de euros), una operación que la administración concursal considera que no se realizó debidamente.

“Hay una alta probabilidad de que se pudiera frustrar la virtualidad o eficacia de las medidas cautelares presentadas”, afirma la juez. Dentro de los embargos acordados se encuentran cinco fincas propiedad de Díaz Ferrán, situadas en Baralla (Lugo), y de otras cinco propiedad de Gonzalo Pascual, dos en Madrid y tres en Toledo, así como de las cuentas y depósitos de que dispongan ambos empresarios.

La juez acepta las medidas cautelares “con el fin de garantizar la responsabilidad patrimonial personal de los administradores o liquidadores de la entidad concursada, derivadas de la calificación del concurso culpable”, según explica en el auto. Los embargados podrán recurrir el auto, aunque su tramitación no tendrá “efecto suspensivo”.

Esta es la segunda vez que los dos empresarios son embargados por las deudas contraídas por sus empresas. El pasado mes de agosto, el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid embargó bienes por importe de 37,64 millones de euros a Inversiones Grudisan –sociedad patrimonial de Díaz Ferrán–, y a Pascual para cubrir las deudas de Air Comet.