Menú Portada
"YO REMATÉ LA FAENA"

La Juani contará en un libro las fantasías eróticas de Jesulín de Ubrique

Marzo 29, 2011

Tamaño tsunami televisivo también servirá para rescatar a viejas glorias de los corrillos televisivos que, al final de la década de los noventa, pasearon por todos los programas prodigando sus relaciones con el torero Jesulín de Ubrique. Es el caso de Juani Marchante, la de las lechugas, que tantas glorias saboreó mediáticamente. Me cuentan que, harta de ser la eterna segundona, Marchante está escribiendo su primer libro.

pq_926_juani.jpg

Y, tras las coles, vuelven las lechugas. El fenómeno Paqui Muñoz, apodada cariñosamente como ‘La coles’, ha conseguido sacar de la penuria a una joven de mediana edad, con graves problemas económicos y de salud, que malvivía con una pensión y con varios hijos a su cargo. Apareció en televisión asegurando haber mantenido una relación sexual con Víctor Janeiro. Y, desde entonces, todo han sido logros y vítores. Lo último, haber pasado por las manos de los estilistas y peluqueros de Telecinco para someterse a un cambio de look. El resultado se tradujo en una cuota de pantalla elevada y una gran comicidad. Paqui es ya una estrella de la televisión. La caída será tremenda. Demasiados y muy efímeros triunfos que pueden trastocarla todavía más. De momento, todo apunta a que ‘La coles’ y su marido Juan José están pasando por la vicaría, ahora que esperan su primer hijo juntos. Increíble.
Tamaño tsunami televisivo también servirá para rescatar a viejas glorias de los corrillos televisivos que, al final de la década de los noventa, pasearon por todos los programas prodigando sus relaciones con el torero Jesulín de Ubrique. Es el caso de Juani Marchante, la de las lechugas, que tantas glorias saboreó mediáticamente. Me cuentan que, harta de ser la eterna segundona, Marchante está escribiendo su primer libro en el que, con todo tipo de detalles, cuenta cómo de apasionados eran sus encuentros con el matador. Insiste en que no es oro todo lo que reluce. Bajo el título “Yo rematé la faena”, La Juani se atreve a hablar, sin tabúes, sobre los problemas de erección de Jesulín, sus fantasías, sus encuentros, los lugares donde le daba más morbo… Se trata de una especie de autobiografía contada en primera persona por la cacareada amante y que, a buen seguro, no dejará indiferente a nadie. No cabe duda de que se avecinan tiempos difíciles para el clan Janeiro, que no deja de contar problemas. A este paso deberían pensar en abrir una verdulería.