Menú Portada
Por tradición, la ceremonia de la toma de posesión de la prestigiosa escritora mallorquina Carme Riera se debería celebrar en domingo y se traslada a un jueves

La intransigencia de doña Letizia obliga a modificar el protocolo de la Real Academia de la Lengua

Septiembre 1, 2013

800×600

Una condesa pariente cercana de la familia real: “Todo es culpa de la prensa que no dice más que mentiras. En todo esto hay una Mano Negra y no hay derecho” 
Vuelve el polémico David Rocasolano: “Igual que en su momento me dije a mi mismo que esta Señorita se cargaría la vida de mi familia, ahora digo que los va a arrastrar a todos con ella y como no la presumo muy inteligente es muy probable que acabe en el culo del mundo”. Recogido de su página web

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


Este año lo caliente no será el Otoño, pues ya lo ha venido siendo todo el mes de agosto para la princesa de Asturias a quien le han llovido las críticas por todas partes a causa de la marea de rumores que han despertado sus movimientos durante sus vacaciones, que han llevado a la prensa a hablar de una fuerte crisis en su matrimonio. La cacareada presunta crisis entre don Felipe y doña Letizia está en todas las bocas, si bien personas de la familia de don Juan Carlos no creen en ello entendiendo que la presión mediática es tal sobre la pareja que no deja de ser lógico que, a momentos, hayan necesitado espacios por separado para sus propias actividades incluso en vacaciones.

Como era de suponer la situación de crisis en el seno de la familia real ha sido el centro de todas las conversaciones tanto en Mallorca como en Comillas, en Marbella, o en las playas gaditanas que son los lugares por excelencia a los que la aristocracia española se retira en los meses de estío. Los comentarios son de tenores distintos, pero si hay algo claro es que la familia de don Juan Carlos parece haber cerrado filas en defensa de la familia real.

“Una mano negra tras doña Letizia”

Así, una condesa pariente cercana de la familia real nos ha afirmado con contundencia: “Todo es culpa de la prensa que no dice más que mentiras. En todo esto hay una Mano Negra y no hay derecho”. Por no hablar de la perplejidad de una princesa que, estando en una cena de alto nivel con miembros de una importante embajada de España en un país de Europa, decidió abandonar súbitamente la reunión al escuchar las gruesas críticas que un diplomático de la legación española emitía sobre los príncipes de Asturias.

Así mismo, cuando hace unas semanas unas damas de la buena sociedad se permitían fuertes críticas a la princesa de Asturias en una casa de Madrid en presencia de una princesa allegada a los reyes, ésta les espetó de forma clara y directa: “Si ustedes dicen que son monárquicas pónganse a apoyar en lugar de estar todo el tiempo criticando”.

Vuelve el polémico David Rocasolano

Todas estas situaciones han animado también al primo de doña Letizia, el David Rocasolano autor del polémico libro Adiós, princesa, que haciendo leña del árbol caído desde su visitada página web ha vuelto a la carga sin ahorrarse una sola crítica demoledora a su real prima con sentencias como: “Igual que en su momento me dije a mi mismo que esta Señorita se cargaría la vida de mi familia, ahora digo que los va a arrastrar a todos con ella y como no la presumo muy inteligente es muy probable que acabe en el culo del mundo”.

Pero una de las críticas más extendidas va dirigida a lo que parece ser la cada vez más declarada actitud funcionarial de doña Letizia, que ni siquiera gusta a personas tremendamente afectas a la casa. Como nos confesaba alguien que conoce muy bien los entresijos de la realeza, y también sus servidumbres, es un craso error creer que se puede ser princesa solo en horario laboral. ¿O será acaso que nadie ha enseñado a la princesa de Asturias que eso es imposible en su posición de altísima función representativa?

Los fines de semana la princesa de Asturias no ejerce

Eso que hasta ahora parecía ser un mero rumor nos viene confirmado por alguien que ha podido saber que esa actitud funcionarial de la doña Letizia está en la base del cambio de fecha en la ceremonia de entrada en la Real Academia de la Lengua de la prestigiosa escritora mallorquina Carme Riera. Desde hace ya muchos años es tradición que las ceremonias de toma de posesión de los sillones en la Academia se realicen los domingos por la tarde, pero habiendo la nueva académica expresado su deseo de que en esta ocasión asistiera doña Letizia el protocolo ha tenido que ser cambiado moviéndose, de forma excepcional, la fecha prevista de un domingo a un jueves por no querer la princesa atender a actos públicos en fin de semana.

Consternación en la nobleza española

Pero el mes de agosto también ha golpeado fuertemente a la nobleza, y en particular a la histórica familia Fernández de Córdoba, con dos desapariciones notables. La primera el fallecimiento de ese buen amigo del rey que fue el duque de Arión, el mismo que en 1969 recibió una sonora bofetada de don Juan de Borbón cuando el duque entregó al conde de Barcelona en Estoril la carta por la que don Juan Carlos le notificaba haber sido nombrado príncipe de España por el general Franco. La segunda, la muerte de la duquesa de Medinaceli, que deja una cuantiosísima herencia en títulos, bienes, palacios y propiedades. Con la desaparición de esa gran figura que fue doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, y por efecto de los últimos cambios en las leyes de las sucesiones nobiliarias, el grueso de sus títulos y sus grandezas, así como la jefatura de la gran casa de Medinaceli, sin duda la más importante de España por descender de sangre real castellana, pasarán ahora a una familia principesca alemana saliendo del gran entramado de la nobleza histórica española.

Su heredero será su nieto el príncipe Marco de Hohenlohe-Langenburg, hijo de la difunta condesa de Ofalia, un joven que padece graves secuelas de un accidente de automóvil y que reside en España aunque alejado de sus dos únicas hijas que viven con su madre en Alemania. Para los amantes de las tradiciones es un hecho triste que una casa tan importante en la historia de España vaya ahora a parar a manos de una familia principesca del Imperio pero, nos dice un noble titulado español, “los cambios de los últimos años están contribuyendo a dejar decapitada a la nobleza española”.   

Ricardo Mateos