Menú Portada
No hay "crisis letal" para Promociones Skolnick

La inmobiliaria de Santiago Segura supera los ocho millones de euros en activos

Marzo 24, 2011
pq_925_santiago_segura.jpg

Desde este viernes, Torrente 4 afronta su tercer fin de semana, tras el liderazgo absoluto en los dos anteriores, en el primero más de un millón de espectadores y una recaudación de 8,12 millones de euros, en el segundo medio millón y 3, 7 millones de euros recaudados, estos datos hacen pensar que la película de Santiago Segura puede pulverizar los registros de las películas anteriores de la saga.

Y es que la “Lethal Crisis” que afecta a José Luis Torrente en la ficción, no ha afectado a Santiago Segura en la realidad, a pesar de lo que se ha declarado en otros medios, como ya ha informado este medio en anteriores ediciones.

Una piedra angular de este crecimiento es la inmobiliaria Promociones Skolnick S.L., constituida en el año 2001 con un capital según el Registro de 3.000 euros y con objeto social de la actividad y negocios de comercio exterior e interior, adquisición, construcción, administración, tenencia, explotación, arrendamiento, venta e intermediación de bienes inmuebles y otros.

Desde ese año las cosas han cambiado mucho, así el capital social actual es 1.500.003,40 euros con un resultado positivo en el último año con cuentas registradas de 217.529,52 euros y unos activos que superan los ocho millones.

Y es que aunque han disminuido el valor de sus inversiones en empresas del grupo, en este caso “Estudios Unidos de Guadalajara, S.L.” si lo han hecho sus inversiones en inmuebles, que han pasado de 5,8 millones en 2007, 7,2 millones en 2008 y 7,45 millones en 2009, a la vez que los resultados, al contrario que otras inmobiliarias evolucionaban en positivo, pérdidas de 633.000 euros y 371.000 euros en 2007 y 2008 que pasaron a los beneficios por encima de los 217.000 euros en 2009.

Y todo ello financiado con sus otros negocios, y es que la deuda que tiene es casi en totalidad con empresas de Segura, 6,3 millones de euros. Él se lo guisa y él se lo come.