Menú Portada

La Infanta Elena y su debilidad por Luis Astolfi se mantiene: el reencuentro de una pareja que pudo ser y no fue

Diciembre 7, 2015

Eva González suelta una blasfemia en Lecturas y se queda tan pancha ¿Influencia de su querido compi Jordi Cruz? También se pone algo xenófoba con los gitanos. Blanca Suárez, demasiado “choni” para dar vida a la marquesa de Llanzol, la madre de la fallecida Carmen Díez de Rivera, secretaria de Adolfo Suárez e íntima amiga del rey emérito Juan Carlos.

Astolfi infanta

Pocas sorpresas traen esta semana las revistas del corazón, monopolizadas por el romance retroactivo de la tertuliana de Telecinco, Terelu Campos, con Kike Calleja, confesado por ella misma en su última intervención en la citada cadena, y recogido también por Diez Minutos: “Me siento fea, vieja y gorda”, es la frase con la que han titulado en Semana. Sigue provocando honda extrañeza los atuendos que luce Terelu en las imágenes del reportaje, obtenidos tras la “conmovedora entrevista” donde avisaba de que ha tocado fondo. Unas medias de cristal en pleno invierno para lucir muslamen con una minifalda de vértigo, en lugar de las medias negras de Calzedonia tan socorridas para las mujeres de su estatura y estructura física. Una de las declaraciones más contundentes que recoge la revista es la relativa al “muchísimo dinero que he despilfarrado, malgastándolo en la gente que he querido”. Una persona desprendida jamás diría eso. Su  madre sí  tiene fama de persona generosa entre los que han trabajado para ella, algo que no ocurre en el caso de Terelu.

terelu

En Love la infanta Elena y Luis Astolfi protagonizan una portada que parece la mejor imagen para justificar esa frase tan manida como real: donde hubo fuego siempre quedan rescoldos. Las fotos tienen su miga. Luis Astolfi, que aún no carece de atractivo, mira con guasa a la hija mayor del rey emérito, y ella le pone ojitos y hasta se recuesta sobre su hombro. Me cuentan fuentes bien informadas que la infanta Elena sigue teniendo debilidad por Luis Astolfi, y no le guarda rencor alguno. El jinete es un experto en espantás sentimentales, no solo con la infanta Elena. En su momento no quiso ser el Mark Phillips español pese a que contaba con todas las facilidades y parabienes por parte de la familia de su entonces novia, nada más y nada menos que la hija de los Reyes de España. Parece muy improbable que a estas alturas desande el camino andado. Se deja querer por su amiga y punto, y además la ayuda a entrenar gratis. Lo que está claro es que jamás hemos visto reír tanto a la infanta Elena junto al duque de Lugo, quien la vestía muy bien, eso sí, y por lo visto tenía también algún que otro atractivo muy oculto.

El culebrón Rivera-Contreras continúa

Hola sigue amortizando la boda de Eva González, erre que erre. La esposa de Cayetano Martínez de Irujo recomienda a sus lectores que se casen, es más, lo recomienda al cien por cien. No ha querido entrar al trapo de las polémicas declaraciones de los Contreras padre e hijos sobre lo desplazados que se sintieron en la boda. “No voy a entrar en nada de eso…Fue un día maravilloso, la gente se lo pasó genial, y esa es la sensación que nos queda a los dos y a toda la gente que estuvo con nosotros y que nos quiere”. Cuentan que Cayetano está dolido, al ser más sensible, pero Fran se ha tomado el asunto con filosofía. Si a costa de poner verde a la familia, su hermano Julianín y su papá se ganan unos euros, un sablazo menos que le van a pegar.

Por cierto, en Lecturas, competencia de Hola, Eva González,  que no accedió a casarse hasta que Cayetano no tuvo la nulidad, tan católica ella, suelta una blasfemia contundente: “La hos… de realidad está siendo dura”, una palabra, por otra parte muy común en su programa hace tiempo, hasta que a Jordi Cruz, su compañero del alma,  le llamaron la atención para que dejara tranquila a la sagrada forma. También se pone xenófoba, cuando le dicen que Naomi Campbell tiene 45 años y ella podría seguir subiéndose a la pasarela suelta: “Hombre, por Dios, no compares a Dios con un gitano. No le dijo su preparador para la boda, catequista o lo que sea aquello de “no mencionar el nombre de Dios en vano”. Los gitanos los tiene siempre en la boca. También aseguran en Hola que su boda fue muy divertida porque estuvieron Kiko y muchos gitanos. Kiko, que se sepa, el hermano de su marido, es gitano de media cepa.

Lo qué escondían los ojos de Blanca Suárez

Lecturas dedica su portada a dos hombres de moda, Bertín Osborne, entrevistado por su mujer Fabiola, y Rubén Cortada, vestido de Ramón Serrano Suñer en la nueva serie  que graba para Telecinco, “Lo que escondían sus ojos”, donde Blanca Suárez da vida a la marquesa de Llanzol, la madre de Carmen Díez de Rivera, musa de la transición, íntima amiga del rey Juan Carlos I y  secretaria personal de Adolfo Suárez. Carmen no pudo casarse con Ramón Serrano Suñer hijo, el amor de su vida al enterarse de que éste era su hermano, y ella el fruto de los amores ilegítimos entre Serrano Suñer y su madre. Quien ella creía que era  su padre biológico no pudo ni rechistar entonces, ya que el ministro de Asuntos Exteriores franquista era cuñado de Franco al estar casado con Zita Polo, la hermana de doña Carmen.

La historia tiene todos los ingredientes para convertirse en un enorme éxito, y no fue revelada en la prensa hasta la muerte de la bellísima Carmen Díez de Rivera. El problema es Blanca Suárez, demasiado choni para interpretar a una de las mujeres más refinadas y elegantes de su época a juicio de las personas que conocieron a la famosa marquesa. Tal vez dentro de unos años se pueda hacer una serie sobre su hija, Carmen Díez de Rivera, cuya vida reúne también todos los ingredientes no para una miniserie, sino para unas entregas por fascículos. Aún es demasiado pronto. Pero llegará.

Ana Montesinos