Menú Portada
Medios judiciales indican que tras su declaración ante el juez Castro, la hija del Rey de España será desimputada al no haber pruebas penales suficientes

La infanta Cristina obedecerá a rajatabla lo que imponga Zarzuela en su declaración

Febrero 7, 2014

800×600

El juez Castro sólo cuenta con el único apoyo del sindicato Manos Limpias y tiene en su contra a la policía, a Hacienda, a la Abogacía del Estado y al Ministerio Fiscal
Según las investigaciones de Extraconfidencial.com, las Fuerzas de Seguridad y Zarzuela pretenden a toda costa que la infanta llegue en su propio vehículo hasta la misma puerta del juzgado y no haga el paseillo a pie

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


La presión mediática y política es enorme en la ciudad mediterránea de Palma de Mallorca y se palpa en cualquier lugar al que uno vaya. La expectación por la próxima declaración judicial de Cristina de Borbón es máxima. Tanta que la Jefatura Superior de Policía de Mallorca ha preparado un dispositivo especial para proteger a la infanta desde que llegue al aeropuerto de Palma a las nueve de la mañana del sábado –una hora antes de estar fijada su declaración ante el juez Castro– procedente de Barcelona, donde estos días ha preparado a conciencia su declaración junto a sus abogados Miguel Roca i Junyent y el catedrático de Derecho Penal, Jesús Maria Silva, que será quien de verdad le asista en el juzgado palmesano.

Desde hoy viernes se ha preparado un dispositivo policial en Palma que funcionará con mayor intensidad desde mañana sábado y durará todo ese día hasta que  declare la hija menor del Rey de España, cuyo interrogatorio se intuye que no será muy largo, a diferencia del que fue sometido su marido, Iñaki Urdangarín. Todo indica que la Fiscalía Anticorrupción, en concreto, el fiscal Pedro Horrach, no será nada duro ni beligerante en su interrogatorio a la infanta Cristina, a diferencia de otras ocasiones donde ha mantenido un comportamiento un tanto inquisitorio con otros imputados en el caso Noos.

Máxima protección y en coche

Cristina de Borbón gozará de la máxima protección. Se blindarán calles y se vigilaran balcones y aledaños para que la entrada a los juzgados de la infanta no provoque ningún altercado público. Todo indica que el sábado habrá una afluencia masiva de ciudadanos a lo largo de la mañana en las cercanías de los juzgados, algunos de ellos con la idea de manifestarse contra la monarquía española. El Ministerio del Interior insiste en que la infanta Cristina no debería hacer a pie el “paseíllo” hasta la entrada trasera de los juzgados de Palma, y así también lo ha hecho saber el juez decano de éstos, Francisco Martínez Espinosa. Pero no será hasta el último momento cuando la infanta, aconsejada por Zarzuela, a la que está obedeciendo a rajatabla en todo lo que concierne a su declaración, tome una decisión.

Según las investigaciones de Extraconfidencial.com, las Fuerzas de Seguridad y Zarzuela pretenden que la infanta llegue en su propio vehículo hasta la misma puerta del juzgado, cosa que sólo hace los delincuentes y además en los vehículos policiales. Se intenta que no recorra a pie los 30 metros del callejón que separan la calle donde aparca el vehículo hasta la puerta trasera del tribunal y que, por tanto, no sea grabada haciendo el paseillo. Se da la circunstancia que es muy difícil que haya incidentes en esta callejuela, dado que a un lado no hay ventanas y al otro, las que hay, pertenecen al propio Palacio de Justicia. Y, además, todos los tejados estarán vigilados por la policía. Los planes del Ministerio del Interior descansan en utilizar a la práctica totalidad de la plantilla de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Palma, los llamados equipos de elite de los antidisturbios, unos 60 agentes, a los que se unirían efectivos de las Unidades de Intervención  (UIP) llegados desde Valencia. A este dispositivo hay que añadir los agentes que la Casa Real destine a la escolta personal de la infanta Cristina

Sin pruebas penales suficientes

El juez José Castro, que entiende la causa, sigue considerando -al menos hasta ahora- que no hay un motivo suficiente para dispensar un tratamiento diferenciado a la infanta durante su interrogatorio. Quienes conocen al juez Castro afirman que será un interrogatorio metódico y meticuloso al cien por cien. Fuentes jurídicas han confirmado a Extraconfidencial.com, que se ha recomendado desde el Ministerio de Justicia que se de un tratamiento exquisito en el interrogatorio a Cristina de Borbón.

No obstante, según medios judiciales, tras su declaración ante el juez Castro la hija del Rey de España será desimputada al no haber pruebas penales suficientes. El juez sólo cuenta con el único apoyo del sindicato Manos Limpias y tiene en su contra a la policía, a Hacienda, a la Abogacía del Estado y al Ministerio Fiscal. Precisamente, la Fiscalía Anticorrupción sí que ha solicitado una responsabilidad civil “a título lucrativo” a la infanta Cristina por una cuantía en torno a 600.000 euros, es decir una multa administrativa por la mitad de lo percibido por la empresa Aizoon de los fondos públicos presuntamente malversados por el Instituto Nóos entre 2003 y 2007.

Controlada por Zarzuela

LaFiscalía considera que la infanta Cristina no cometió ningún delito penal, pero sí que tendría que responder pecuniariamente por haberse beneficiado como propietaria al 50 % de Aizoon de los fondos públicos presuntamente desviados por su marido a esta empresa, aunque no supiera de su origen ilícito, tal como determina el artículo 122 del Código Penal.

Pero con esta próxima declaración de Cristina de Borbón, Zarzuelaquiere demostrar que no hay controversia alguna entre los integrantes reales. Que se ha cerrado filas en torno a ella. La propia infanta ha pedido árnica, ayuda y comprensión a su padre y a su hermano el príncipe Felipe. Cristina de Borbón ha solicitado a su hermano, según ha podido saber Extraconfidencial.com, el máximo apoyo ante un momento de especial debilidad para la Casa Real y para su figura. La infanta cuenta con el apoyo sin fisuras de la reina Sofía, pero mantiene una relación tensa y complicada con su hermano a raíz de unas críticas y comentarios en su día por parte de ella y de Iñaki Urdangarín sobre Letizia Ortiz, y su manera de comportarse en los actos oficiales y en su vida personal.

Lo que sí es notable en Palma de Mallorca es el nerviosismo que rodea a todo el entorno judicial y policial, con más de 300 periodistas de 90 medios de comunicación acreditados para informar de la comparecencia de la infanta que se producirá cuando ya han transcurrido tres años y medio desde que comenzara la investigación de este caso. Precisamente, la declaración de la infanta como imputada el próximo sábado podría ser una de las últimas diligencias que se practiquen con vistas a finalizar ya de una vez la instrucción de esta causa.

Juan Luis Galiacho