Menú Portada
Como ya anticipó Extraconfidencial.com hace un mes en primicia informativa, en una decisión ya tomada de antemano por la Audiencia Provincial de Mallorca

La infanta Cristina exonerada de toda responsabilidad en el caso Urdangarín

Julio 16, 2012

Esta decisión judicial centra aun más toda la responsabilidad en Iñaki Urdangarín

La Fiscalía Anticorrupción y el juez Castro pretenden acelerar todas investigaciones en el mes de agosto, para intentar dejar cerrada la instrucción cuanto antes, ya que no aparece ningún nuevo elemento relevante, lo que viene muy bien a todos

pq_923_infanta-cristina.jpg

Como ya adelantó Extraconfidencial hace un mes en primicia informativa la Audiencia Provincial de Mallorca no imputará a la infanta Cristina en la pieza separada del caso Palma Arena donde está imputado su marido Iñaki Urdangarín, sobre quien recae aun mas toda la responsabilidad y culpabilidad con esta decisión judicial ya tomada de antemano. El ponente de ella, Eduardo Calderón, en auto de escasos nueve folios, ha emitido una sentencia en la que afirma que “conocer no es participar”, y donde además no ve complicidad ante un supuesto enriquecimiento del matrimonio y de un aumento de su nivel de vida. Para los magistrados no es significativo que el matrimonio de la infanta de España y un balonmanista pase de tener un piso en la Avenida Diagonal de Barcelona, valorado en unos 300.00 euros, a tener un mansión escaso tiempo después en la lujosa zona barcelonesa Pedralbes, valorado en 15 millones de euros, tras su remodelación.

La imputación y declaración de la infanta Cristina dentro de la Operación Babel fue solicitada en su día  por el sindicato Manos Limpias, presente en la causa como acusación particular, después de que tanto el juez instructor José Castro como los fiscales anticorrupción se opusieran a ello. La votación de la Audiencia Provincial de Mallorca estaba ya tomada de antemano, como ya anticipó Extraconfidencial.com, y no ha roto ningún prejuicio establecido.

Aunque, el caso Urdangarín va con suma lentitud, a diferencia de lo que es habitual en otros caso de corrupción en Mallorca, todo indica que los fiscales anticorrupción y el juez Castro pretenden acelerar todas las indagaciones e interrogatorios a testigos durante el mes de agosto para cerrar cuanto antes la instrucción, máxime cuanto no ha aparecido ningún nuevo elemento relevante en la investigación, lo cual viene bien a todos los imputados y, porque no, a la estructura del Estado.

Lo que es muy significativo es que todavía a día de hoy no se haya solicitado ningún tipo de medidas cautelares, como pudiera ser una fianza de responsabilidad civil a título conjunto, una medida que fue lanzada a bombo y platillo ante la opinión pública hace ya meses y que ha quedado en agua de borrajas, al igual que una buena parte del procedimiento, donde se intenta que la figura de Iñaki Urdangarín pase aún más desapercibida.

También la investigación del caso Urdangarín se encuentra ralentizada en lo referido a las investigaciones en paraíso fiscales, caso de Suiza, donde se investiga una cuenta en Lausana a nombre de presuntos testaferros del duque de Palma. Las comisiones rogatorias también están medio paralizadas en la secretaria de Estado del Ministerio de Exteriores. Al igual que es muy significativa la ausencia en la palestra informativa de Diego Torres y su abogado mediático, González Peteers. La famosa declaración del ex socio del duque de Palma ante el juez Castro paso a la nada, y nadie espera ya que a lo largo de la instrucción de esta pieza separada solicite de nuevo declarar cuando le interese. Quizá tenga que ver que su abogado Gonzalez Peteers es hoy un hombre seguido y muy conocido por los servicios de inteligencia españoles, con los que tuvo que tratar en varios casos referidos a la mafia rusa.

Diego Torres, que mantiene actualmente un silencio cómplice con su ex socio Iñaki Urdangarín, sigue con sus cuentas bancarias bloqueadas, al igual que ocurre con las de su mujer, por lo que su situación económica – y también profesional- es muy caótica. Por eso sólo se entiende su silencio en la búsqueda de nuevas alianzas, que no tendrán más remedio que llegar por el bien de todos, en una instrucción que espera poner pronto su punto y final y que se acelerará durante el mes de agosto

Juan Luis Galiacho