Menú Portada
La fallida Operación Puerto se vuelve contra el ciclismo español, y nos acusan de permisivos

La ineficacia en la lucha antidopaje vuelve a señalar a España con el dedo

Febrero 12, 2009

La fiscalía antidopaje del Comité Olímpico italiano (CONI) ha llamado a Alejandro Valverde a declarar el próximo lunes a Roma por su presunta implicación en la Operación Puerto. Aquí en España el caso está sobreseído, pero ni en Italia ni en Francia lo dan por concluido. Angelo Zomegnan, director del Giro de Italia, lo repitió ayer en Madrid: “Se ha sancionado a Basso, ese parámetro debe ser utilizado también para Valverde”. El cuento de nunca acabar.

pq__alejandrovalverde.jpg

Un día de estos les traeremos a estas páginas declaraciones de alguien perfectamente conocedor de lo sucedido en la Operación Puerto, de cómo se hicieron las cosas y de por qué el juez dio carpetazo hasta en dos ocasiones a un malparido intento de poner coto al dopaje en nuestro país. Pero de momento nos tenemos que seguir sonrojando cada vez que allende nuestras fronteras nos restriegan la célebre operación como una opereta inacabada que costó el trabajo y las carreras deportivas a numerosos ciclistas, pero en ningún caso a los españoles, de los que nunca se supo o no se quiso saber.
Pero en Francia e Italia no son tan acomodaticios y nos van a seguir señalando con el dedo. Ayer, en la Fundación Ferrándiz, con los directores de Tour, Giro y Vuelta, el tema de la Operación Puerto volvió a señalar al deporte español con el dedo por la ineficacia y la permisividad. Y es que no basta con recurrir un fallo judicial, hay que seguir buscando pruebas y aportando claridad a un asunto en el que un montón de bolsas de sangre sin identificar a sus propietarios, ponía patente las irregularidades que se cometían en España, como base exportable a medio mundo.
Ya saben que en Italia han comparado el adn de una muestra sacada a Valverde en la etapa del último Tour que acabó en Italia, y la han comparado con las muestras existentes de la Operación Puerto que obran en poder de la Fiscalía italiana. Y premio, según la Fiscalía, una de las bolsas coincide con la del corredor murciano. Mientras en España se recurren las decisiones judiciales pero no se trabaja en el tema, Ettore Torri, fiscal antidopaje del CONI, ya dijo que no descansaría hasta descubrir la verdad y castigar a los deportistas y técnicos extranjeros implicados en la misma. Y a fe que lo sigue haciendo.
Y como se trata de un tema de credibilidad, estas investigaciones foráneas ponen en tela de juicio lo que se hace aquí al respecto. Ayer, en el foro que organiza el diario As en la Fundación Ferrándiz, estuvieron los tres directores de las grandes vueltas. Y con el anuncio del CONI tan reciente sobre Valverde, el tema centró el debate. Angelo Zomegnan, director del Giro de Italia, lo dijo bien claro: “Si a consecuencia de la Operación Puerto se ha sancionado a Basso, ese parámetro debe ser utilizado para Valverde, porque la ética no tiene fronteras, uno no puede ser culpable en Italia y no en Suiza. Cada vez que se favorece a un culpable se perjudica a los inocentes. El ciclismo necesita transparencia“.
En Italia se cree que en la Operación Puerto están implicados más deportistas de otros deportes. Tengo un perro, y si encuentran una bolsa con sangre que lleva su nombre, esa sangre es mía o es del perro. En este caso la presunta bolsa de Valverde ha sido tratada con EPO. El CONI se basa en una ley concreta para tomar esa decisión y no me sorprende que la conclusión fuese que la bolsa es de Valverde. De todas las formas, hasta que no sea culpable, Valverde es inocente, por lo tanto en este sentido no me puedo pronunciar“, añadió Zomegnan.

Tour y Vuelta, en la misma línea

Y lo mismo dijo Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, partidario de llegar hasta el final del tema: “Es necesario llegar hasta el final para salir de las sospecha. Que los limpios puedan entrenar tranquilamente, hay que llegar hasta el final y no se requieren tres años para saber qué ha ocurrido de verdad. Los tramposos tienen que ser castigados. Espero que la Justicia española llegue hasta el final“.
Y en la misma línea está Javier Guillén, director de la Vuelta a España: “En Italia se percibe que en España no se trabaja tanto como fuera en el dopaje. En aquel momento no teníamos la ley antidopaje. Se tenían que haber hecho esfuerzos para abrir los expedientes. Es necesario que esto termine cuanto antes, la sospecha es tan fuerte como la certeza de que existe dopaje“.
Aunque sólo sea por vergüenza u honor, esta historia debería aclararse de una vez. Caiga quien caiga. Sea ciclista o futbolista. Si no queremos que nos señalen con el dedo habrá que ser eficaces. Más vale una vez rojo que ciento amarillo.