Menú Portada
Desveló en una comida con periodistas uno de los secretos mejor guardados de la Casa Real

La indiscreción de Juan Luis Cebrián

Noviembre 6, 2007
pq_382_CEBRIAN.jpg

Este extra será breve, muy breve. Parece que ahora se ha puesto de moda, no sólo la Casa Real, sino la filtración de conversaciones ¿privadas? con Su Majestad el Rey. Polémica causó la petición desvelada de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, al Rey Juan Carlos en su apoyo al periodista de la COPE Federico Jiménez Losantos. Y otro periodista, Juan Luis Cebrián, se suma ahora a la lista de profesionales de la comunicación salpicados. Y es que el rifi-rafe verbal que el pasado lunes mantuvo con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero le pasara factura al consejero delegado del Grupo Prisa.
Los hechos se remontan a cuando se conoció públicamente que Doña Letizia Ortiz era la elegida como futura Princesa de Asturias. Juan Luis Cebrián convocó a cinco periodistas de peso en un lujoso restaurante de Madrid. Tras una comida de reyes, el resto de comensales no daba crédito al relato del que era hombre de máxima confianza de Jesús de Polanco. Allí salieron a relucir los nombres de Lalo Azcona, Jesús Ortiz, padre de Doña Letízia, y la abuela de esta. Sólo recordar que el progenitor trabaja hoy a las órdenes de Azcona -presidente desde septiembre de 2005 del Grupo Empresarial Tecnocom-, y que ha obtenido el silencio informativo de las cadenas de televisión en sus programas del corazón.

Ahora, a los enemigos de Juan Luis Cebrián y amigos del presidente Zapatero les ha faltado tiempo para rememorar aquella algo más que anécdota. ¿Cuál era la intención del hombre fuerte del Grupo Prisa con esta indiscreción?