Menú Portada

La incógnita sobre las Navidades reales se cierne de nuevo sobre Zarzuela

Diciembre 21, 2015
navidad reyes españa

Mientras los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda ya preparan su viaje a la Argentina para pasar las fiestas en su hermosa propiedad de Villa La Angostura, y la familia real de Noruega posa junta ante el árbol de Navidad de la villa real de Skaugun donde todos pasarán las fiestas, la más estricta política de privacidad en torno a las Navidades gravita sobre el palacio de la Zarzuela. El “no comment” es una actitud ya habitual que se aplica de forma clara a todo cuanto toca a la privacidad de las personas reales pero, sin embargo, genera todo tipo de especulaciones sobre lo que será el devenir de la familia real en los próximos días. Ya en 2014 los medios batallaron por informar en un intento de despejar esa incógnita, apuntándose versiones a momentos muy dispares pues si algunos dijeron que el día de Navidad don Felipe, doña Letizia y sus hijas compartieron la comida con el padre y la abuela paterna de la reina, parece que finalmente ese día hubo comida de familia en Zarzuela con los reyes en ejercicio, sus hijas, los reyes eméritos, la infanta Elena y sus hijos, y la princesa Irene de Grecia.

Más clara fue la cena del día de Nochebuena que sabemos que los reyes y sus hijas compartieron en su propia casa con Paloma Rocasolano, Telma Ortiz y su hija Amanda, mientras don Juan Carlos, doña Sofía y doña Elena pasaron la noche en la casa de Somosaguas de la infanta Pilar en compañía de todos los hijos de ésta y de la infanta Margarita y los suyos. Aquellas primeras Navidades de don Felipe y doña Letizia como reyes estuvieron marcadas por la división familiar y por el interés puesto en el primer discurso navideño de don Felipe, pero como concesión a la prensa pudimos ver una fotografía excepcional de la asistencia de doña Sofía, sus dos hijas, doña Letizia, y toda la joven generación de pequeños Borbones, Marichalares y Urdangarines a un musical en Madrid que sorpresivamente, y después de muy largo tiempo, nos permitió ver a la nueva reina en compañía de la desterrada infanta Cristina.

La infanta Cristina, la gran ausente, como en 2014 

Pero al igual que ahora, en 2014 todos los ojos estuvieron puestos en la infanta Cristina de quien se dijo que el día 23 pasó fugazmente por la Zarzuela para ver a sus padres sin encontrarse ni un momento con su hermano don Felipe. En esos días los Urdangarín-Borbón prefirieron retirarse a Vitoria para estar en compañía de la familia del ex duque consorte, donde recibieron la visita de la infanta Elena, aunque también se dijo que la pareja marchó sola para pasar un fin de semana en un lujoso hotel de París, a lo que siguió otro viaje para pasar la fiesta de Nochevieja en Berlín. Sin embargo, y con el juicio por el caso Nóos en puertas y lo que será su larga secuela de incomodidades y tensiones, se hace muy difícil pensar que doña Cristina pase este año por Madrid, pues sería muy inconveniente, y lo más probable es que ella y los suyos vuelvan a buscar refugio en Vitoria a donde es muy posible que se desplacen doña Elena y doña Sofía que, en su calidad de madre y abuela, padece enormemente esta tan difícil y dolorosa situación.

No volveremos a ver a la encausada infanta con doña Letizia, ni siquiera en los dos extremos opuestos de una foto como sucedió el año pasado, pues a lo largo de 2015 ella y los reyes no han podido evitar encontrarse en dos luctuosas situaciones, los funerales del príncipe Kardam de Bulgaria y del infante don Carlos, aunque en un contexto de enorme frialdad y cuidándose todos de no aparecer juntos en la imagen. Por otra parte, doña Cristina regresó hace poco de un viaje a Egipto donde fue tratada con todas las deferencias pero quizá, y contrariamente a lo que se ha escrito, no por su calidad de hija del rey de España sino como embajadora de la Fundación del Aga Khan, para quien trabaja y quien todavía mantiene un enorme poder y un gran prestigio en el país de los faraones donde, en Asuán, están enterrados sus antepasados.

¿Repetirán los reyes su escapada privada en Navidades?

Este ha sido un año de enorme trabajo para don Felipe y doña Letizia, que alargarán su agenda oficial lo más posible a causa de sus muchos compromisos, y don Felipe tendrá que revisar su discurso navideño hasta última hora pendiente como tendrá que estar del resultado de las Elecciones Generales y de los pactos posteriores con vistas a la formación del nuevo gobierno. Un discurso que con la apertura del juicio Nóos en enero seguramente volverá a hacer hincapié en la corrupción, y sin duda contará con referencias a la unidad de España habida cuenta de la situación en Cataluña que tanto preocupa a la corona.

Pero parece que la cena de Nochebuena se prepara distinta pues a casa de los nuevos reyes no acudirán solamente Paloma Rocasolano, Telma Ortiz y su hija, sino también los reyes eméritos y doña Elena, aunque cabe la posibilidad de que don Juan Carlos marche después a casa de su hermana doña Pilar. En cuanto al día de Navidad, serán los reyes eméritos quienes reciban en la casa grande de Zarzuela, donde se entregarán los regalos del “amigo invisible”, y es posible que este año se les puedan unir la duquesa viuda de Calabria, viuda del infante don Carlos, y su hija la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias con su marido Pedro López-Quesada y sus hijos, que son tan cercanos a los nuevos reyes. Sin olvidar que tras las fiestas grandes a los reyes les gusta hacer alguna visita a algún rincón de España en compañía de sus hijas, para luego poder marchar de incognito a un destino desconocido generalmente fuera de España donde pueden relajarse con mayor tranquilidad, pues habrá que estar de regreso para asistir a la Cabalgata de Reyes con la princesa de Asturias y con la infanta Sofía, cumplir con la recepción de la Pascua Militar el día de Reyes, y esa tarde acercarse a casa de Jesús Ortiz, padre de la reina.

Pero, ¿qué será de don Juan Carlos y doña Sofía entre Navidad y Reyes? Quizá sea una vez más doña Pilar quien para la Nochevieja haga las veces de aglutinadora familiar en su casa siguiendo la estela de su madre la condesa de Barcelona, aunque es muy probable que en algún momento doña Sofía marche a Grecia con su hermana la princesa Irene pues si los reyes Constantino y Ana María de Grecia y los suyos, que hace años que no se dejan ver por España, marcharon a Dinamarca el año pasado para pasar las fiestas con la familia real danesa, parece que este año permanecerán en Grecia, país en el que Constantino quiere hacerse un poco más presente especialmente ahora que la publicación de sus memorias ha generado un interés tan grande.

Ricardo Mateos