Menú Portada

La guerra comercial entre los coches premium eléctricos no va a empezar en las berlinas sino en los todocaminos con Mercedes y Audi

Octubre 25, 2016
mercedes-eq

El conflicto comercial del futuro eléctrico ya está en marcha. Las reglas sobre las que va a pivotar el futuro comienzan a estar claras y dos eternos competidores en la zona alta del mercado como son Mercedes y Audi ya han anunciado planes de electrificar sus modelos más rentables: los SUVs o Todocaminos. Si para Porsche su Cayenne fue, rompiendo con su pasado y alejándose de prejuicios, la catapulta que les permitió comprar Volkswagen, son ahora las dos marcas germanas las que se quieren adelantar a sus competidores en el futuro eléctrico. Mercedes ha dado el paso a través de una nueva marca denominada EQ, y la firma de los anillos ha decidido poner el apellido e-tron a sus modelos electrificados sin perder el sabor de su marca.

La idea de Mercedes es crear una gama específica de modelos con un todocamino coupé, al estilo de su GLC o el más implantado BMW X6, que aproveche una plataforma común para vehículos eléctricos que aune cuatro características comunes: seguridad, confort, funcionalidad y conectividad, con miras al pilotaje autónomo y el uso compartido en un futuro cercano. Para ello abre sus capacidades a los servicios añadidos paralelos a sus vehículos. Toda la gama de la nueva EQ compartirá la base motriz, a la que le será posible modificar longitud y anchura en un cuerpo modular adaptable a los diversos modelos, su fisonomía y tamaño, ya sean los citados SUVs, berlinas o coupés. El uso de acero, aluminio y fibra de carbono aunará en compromiso entre resistencia y ligereza al tiempo que se da un paso más hacia la popularización de los composites (fibra de carbono)

Mercedes EQ en tres años

El primer (Mercedes) EQ saldrá a la venta en unos tres años con una autonomía de 500 kilómetros según el sistema de medición NEDC. Sus 300 Kw en la batería de Ión-Litio fabricadas por la filial de Mercedes Deutsche Accumotive alimentarán dos motores, uno delantero y otro trasero, que aportarán una aceleración estimada de cinco segundo en la prueba de cero a 100 Kms/h y sin datos de velocidad punta o precio, pero se supone que será acorde con sus equivalentes con motor de combustión del segmento premium. Sus diseñadores han dado un toque futurista a sus líneas internas y aseguran buscar un comportamiento acorde con los SUVs coupé tan en boga últimamente. Su interior da un paso adelante y pretende olvidar botones y palancas para que todo el sistema se maneje en base a sensores táctiles en pantallas OLED. Los asientos separados en la parte trasera (para albergar únicamente a cuatro pasajeros en total) otorgarán al nuevo EQ un toque más deportivo aun. Esta gama vendrá preparada para su recarga tanto con una conexión de corriente tradicional como la muy poco usual basada en inducción. Entre sus promesas está la de una recarga básica para realizar 100 kilómetros en tan sólo cinco minutos. Otra llamativa característica de los EQ será la incorporación de la tecnología Car-toX, sistema que permitirá al vehículo adquirir información de las infraestructuras y que será añadido a la colección de sensores, sistemas de posicionamiento y dispositivos que impulsen la conducción plenamente autónoma.

Tras el el consorcio VAG del que dependen firmas como Volkswagen y Audi siguen dando zancadas para huir hacia delante y uno de sus platos fuertes será una suerte de Audi Q7 electrificado que haga frente al EQ del mismo segmento. Los de Ingolstadt han decidido denominar e-tron a su gama eléctrica en la que un SUV con características deportivas sería el primero de tres modelos iniciales. Los que le siguieran sería un urbano situado entre el actual Audi A1 y el desaparecido y muy recordado A2, y más adelante una berlina similar al actual A7 y propio del segmento que ahora ocupa el icónico Tesla S. Audi apenas ha facilitado información acerca de las prestaciones de su todocamino, tan solo que su autonomía rondará entre los 350 y 450 kilómetros. Es posible que esté en el mercado para 2020.

José M. Zapico

@virutasF1