Menú Portada
Medallas "correspondientes a la Orden del Mérito de la Guardia Civil y Orden del Mérito Militar" adjudicadas a través de un procedimiento sin publicidad

La Guardia Civil destina más de 72.000 euros para la adquisición de condecoraciones mientras continúa con su agresiva política de recortes

Julio 24, 2013
pq_935_jorge_fernandez_guardiacivil.jpg

El colectivo de trabajadores de la Guardia Civil está encolerizado y así lo demuestra cada vez que tiene ocasión. Motivos tiene para ello, además de los habituales recortes que se han aplicado a todo el funcionariado español -sucesivas bajadas de sueldo, liquidación de días libres o eliminación de otros privilegios- los empleados de la Benemérita se han visto privados de numerosos complementos que antes poseía. Durante el primer semestre de este año, varios medios se hacían eco de una situación insostenible para los agentes de la Guardia Civil y de la Policía: debido a la política de austeridad y a los incesantes recortes aplicados sobre las partidas destinadas a los cuerpos del orden, sus respectivos parques automovilísticos se ven envueltos en una situación de precariedad que hace que los guardias se jueguen la vida al patrullar en vehículos que no reúnen las condiciones mínimas para poder circular. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) lo tiene claro: en toda España hay coches patrulla que son “auténticos féretros andantes”.    

La raíz de los problemas que avivan la indignación de sus empleados reside en la pésima gestión de prioridades. En lugar de mantener o reponer los servicios que han sido arrebatados de los agentes del cuerpo, la Guardia Civil se ocupa, por ejemplo, de incentivar el gasto dedicado a eventos festivo ceremoniales. La Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil acaba de destinar un total de 72.526 euros para la “adquisición de condecoraciones correspondientes a la Orden del Mérito de la Guardia Civil y Orden del Mérito Militar, con destino al personal de la Guardia Civil”. Un título totalmente lícito e incluso loable por parte de sus merecedores, pero que podría quedarse en el reconocimiento y no tener por qué ir acompañado de las costosas medallas, al menos en los tiempos que corren.

Gastos en medallas y recortes en nóminas

La empresa adjudicataria de los más de 72.000 euros es Eurocebrian S. L. Una sociedad domiciliada en Godella (Valencia) que tiene como objeto social la compra y venta al por mayor y al por menor y fabricación de medallas, copas, trofeos deportivos, artículos de regalo o reclamos publicitarios. El pasado ejercicio 2011 cerró con una facturación 1,56 millones de euros, con unos beneficios de más de 22.500 euros. Ahora se ha visto agraciada con la adjudicación del contrato de la Guardia Civil, pero a través de un proceso al que no se le ha dado publicidad y con el que no se han ahorrado más que 1,79 euros sobre el presupuesto base de licitación, pese a considerar la propia Benemérita a esta oferta como aquella “con características económicas y técnicas más ventajosas para la Administración”.

La propia AUGC denunciaba recientemente más prácticas de la Guardia Civil. En este caso, el centro de sus iras lo ocupaba el recorte de sueldo, a través de la eliminación del complemento de seguridad vial (unos 230 euros mensuales), que se aplica a aquellos agentes de tráfico que pongan menos multas que la media. Esta presión sobre los agentes para poner denuncias alude claramente a la mala praxis del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz centrado siempre en la firme meta del afán recaudatorio. Por estas quejas y otras, el presidente de AUGC, Alberto Alegría, fue sancionado con la apertura de un expediente disciplinario. Ver, oír y callar.   

Jesús Prieto