Menú Portada
Denuncia de La Unión de Guardias Civiles, (UniónGC)

La Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid), realiza presuntamente concesiones a amigos y castiga a los agentes que las denuncian

Julio 15, 2015

La asociación profesional con representación en el Consejo de la Guardia Civil, ante el conocimiento unos hechos ocurridos en la comandancia de la Guardia Civil de esta población madrileña, derivados de un accidente de circulación de un vehículo oficial rotulado y la más que presumible apertura de medidas disciplinarias contra un agente por comunicar supuestas irregularidades en la reparación de dichos vehículos ha decidido poner en conocimiento público la posibles irregularidades observadas en cuanto a las concesiones de los talleres reparadores y el posterior acoso interno sufrido en la figura del agente denunciante

pq_933_gcivil-tres-cantos.jpg

UniónGC tiene conocimiento que en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos-Madrid se está barajando la posibilidad de apertura de expediente disciplinario a un Cabo 1º destinado en el puesto de la guardia civil de Arroyomolinos (Madrid) por la comunicación escrita al servicio de Riesgos Laborales de dicha comandancia por el más que probable descuido en la reparación de vehículos que se realiza en un taller civil que de forma “dedocrática” realiza la mayoría de dichas reparaciones de los vehículos policiales.

Dicha comunicación escrita, amparada plenamente por la Ley Orgánica 11-2007 reguladora de los derechos y deberes de los guardias civiles que establece en su artículo 31 que los guardias civiles tienen derecho a una protección adecuada en materia de seguridad y salud en el trabajo reforzado este derecho y protegido con el Real Decreto 179-2005 sobre Prevención de Riesgos laborales que regula como objetivo principal promover la seguridad y la salud en el trabajo de los guardias civiles, ha servido para el inicio de una “caza del mensajero” y no para el objetivo que se pretendía que no es otro que el control y supervisión de las reparaciones de los vehículos que se realizan en talleres civiles que como en este caso es apreciable la poca vigilancia en las mismas y como consecuencia de ésta ha provocado un accidente de circulación con resultado de dos agentes heridos causando baja para el servicio. Dicho accidente y en gran medida ante la pericia del conductor no ha sido causante de daños ni lesiones a terceros y el mismo se ha producido según los informes obtenidos como consecuencia de la mala práctica en la reparación del vehículo ya que tres días antes había sido supuestamente reparado y por lo tanto debería estar en condiciones para circular.

Anomalías en las reparaciones

Desde UniónGC señalan que dicho Cabo 1º ejerciendo funciones de mando, había comunicado anteriormente al accidente y al menos en dos ocasiones, al servicio de Automovilismo de la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos-Madrid que, de forma habitual se estaban observando anomalías en las reparaciones de los vehículos en dicho taller que casualidad o no, el gerente de mismo tiene una relación de amistad directa con algunos de los que forman el servicio de Automovilismo de dicha comandancia de la guardia civil por su condición de ex guardia civil. 

Además de la gravedad de lo denunciado, UniónGC tiene conocimiento de que por parte del servicio médico militar concretamente del Comandante médico de dicha comandancia se está ejerciendo una gran presión en la persona del Cabo1º para que ante la poco creíble existencia de lesión según dicho comandante, solicite el alta médica para volver a su actividad laboral. Dicho médico no solo duda de la lesión sino que además se atreve a ridiculizar el expediente médico aportado por el Cabo 1º y realizado por un profesional de la medicina que nada y menos tiene que ver con el “corporativismo militar”, advirtiendo además la posibilidad de ordenar una vigilancia desde asuntos internos por si este estuviese fingiendo, es decir, una clara coacción con el claro objetivo de vulnerar el derecho a una recuperación en condiciones para prestar un servicio al ciudadano con garantías.

Contestación de la Comandancia de la Guardia Civil

Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos-Madrid, en su escrito de contestación dirigido al Cabo 1º, comunican la poca o nula credibilidad de los hechos denunciados tanto por el defectuoso servicio prestado por el taller de reparación de vehículos como por el supuesto trato recibido por parte del Comandante médico de la Comandancia a la vez que se le informa de la posible apertura de un expediente disciplinario por la comisión de una supuesta falta grave que pudiera significar entre otras una pérdida de destino.

<p>UniónGC ante el conocimiento de estos graves hechos y ante la posible vulneración de algún derecho ha puesto a disposición del agraviado el servicio jurídico de la asociación para como así se ha hecho interponer denuncia en el Juzgado de Instrucción de Móstoles con el claro objetivo que desde la justicia ordinaria se aclare y se castigue si procede ésta clara enajenación.