Menú Portada

La Guardia Civil cambia los extintores de los acuartelamientos incumpliendo la norma reguladora de riesgos laborales

Noviembre 19, 2015
transporte

La Unión de Guardias Civiles, (UniónGC), asociación profesional con representación en el Consejo de la Guardia Civil, ha denunciado la supuestas irregularidades que se están cometiendo a nivel estatal en la poco y deficiente aplicación de la norma reguladora de Riesgos Laborales.

La Ley 31/1995 de 8 de noviembre reguladora de la Prevención de Riesgos Laborales, ha sido desde su creación la norma que ha puesto tope a tantas y tantas irregularidades que de forma sistemática se cometían en los lugares habituales de trabajo. La Guardia Civil haciendo uso de su poca rapidez de adaptación para regular sobre todo cuando de derechos se trata, diez años después, mediante el Real Decreto 179/2005 resuelve de forma suave e interesada una adecuación mínima de esta Ley de Riesgos Laborales que a priori parecería de obligado cumplimiento pero que en la práctica esta aplicación está sometida a unas clara inercias que frenan dicha aplicación.

 Abaratamiento de la concesión

Según señala UniónGC se ha tenido conocimiento sobre que en “muchos de los acuartelamientos de España sobre todo en los de la comunidad autónoma de Castilla y León” se trasladan los extintores obligatorios de las dependencias policiales y de las viviendas para ser entregados a la empresa concesionaria ya que esta no acude a dichas dependencias para recogerlos. Así, se retiran los extintores de los diferentes acuartelamientos para ser trasladados a un punto central de recogida que suele coincidir con la cabecera de la compañía. “Una vez trasladados en vehículos policiales, estos se depositan durante días para su revisión, retimbrado, recarga o sustitución y mientras esta labor se realiza todas las instalaciones permanecen sin los medios de extinción obligatorios en caso de incendio.”

La asociación insiste en que esta “antirreglamentaria forma de proceder” es resultado del “abaratamiento entre otras de la concesión para realizar dichas labores de control”, así aunque lo regulado expone que estas labores deban realizarse en los lugares donde se encuentran los extintores, “la norma reguladora una vez más es saltada por la Guardia Civil con el consiguiente riesgo que esto supone si se produce in incendio en unas instalaciones y los extintores están esperando a ser revisados a muchos kilómetros de donde obligatoriamente debieran estar”.