Menú Portada

La gran incoherencia: Ana Rosa Quintana despelleja a Olvido Hormigos para defender a Lecquio y la nueva vida de cura de Guti

Julio 22, 2016

Ya se sabe que el conde tiene en el bote a todas las féminas de Telecinco, pero lo que ha hecho su jefa es injustificable. La boda de Guti en este momento no es una casualidad, hay quien le ve ya cumpliendo más altos designios en el Real Madrid.

ana rosa

Nadie lo esperaba, pero ha ocurrido, en el mismo programa donde Ana Rosa Quintana, tan campante, dejó que el conde Lequio linchara a Mar Flores tras su divorcio, la comunicadora, que acaba de casar a su hijo, ha vertido hachazos sangrantes contra Olvido Hormigos. Y todo porque la ex concejala de Los Yébenes contó en un programa de su misma Cadena que  Lecquio le había puesto los cuernos hace tres años a su mujer, Ana Palacios, con ella. “Todo por la pasta no se puede. Ella tiene hijos mayores y un marido. Tiene hijos mayores y un marido. Hay que ganarse la vida pero con dignidad. Debería tener prudencia y vergüenza, que no la tiene” ha dicho, al tiempo que ha añadido Olvido desde el principio ha sido una mercenaria de esto, hemos visto el vídeo, fotos con unos y con otros. Esto que está haciendo es muy inmoral de cara a ella misma, a sus hijos…”.

Ay, si los camerinos de Telecinco hablaran. Alessandro Lecquio tiene el morbo de ser un Borbón y una fama de atleta sexual merecida que ha provocado la curiosidad de demasiada gente. Según Miguel Temprano, otro niño mimadíiiiisimo hace años por Ana Rosa, el aristócrata tertuliano tuvo sus más y sus menos con Eugenia Martínez de Irujo. “En mi casa y en mi propia cama, Eugenia se acostó con Alessandro”, dijo Miguel Temprano en Telecinco hace solo tres años. Y entonces Ana Rosa, que vive del cotilleo como todo quisque, no dijo ni pio en defensa de Eugenia.

Hay que gestos del Padre Ángel que sobran

La boda de su hijo ocupa espacio en todas las revistas. De traca ha sido lo de la estola bendecida por el Papa Francisco que les ha obsequiado el Padre Ángel a los novios, Álvaro Rojo y Ana Villarrubia, que se casaron por lo civil y han vuelto a hacer un paripé de boda oficiada por el Juez Grande Marlasca. Que conste que la labor de los Mensajeros de la Paz que preside es muy loable, pero a este señor se apunta a la apertura de un sobre. Ya sabemos que tenemos un Papa muy moderno y tal, y tal, pero hay gestos que sobran. María Palacios, por mucho que digan, no está contenta con lo ocurrido por mucho que supiera perfectamente con quien se casaba.

Lecturas dedica su portada a Mila Ximénez, que califica a Mercedes Milá de indecente. Y la llama cobarde de mierda por vaticinar que era la ganadora elegida por la Cadena. Le echa en cara que enseñara las bragas y las tetas en pantalla y de haberse creído la dueña de Mediaset. “No tengo miedo a Mercedes Milá y ahora ningún respeto”.

La vida de cura de Guti

Hola dedica su portada a la boda de Gabriela Palatchi, que no tiene más interés que ser la de la hija del presidente de Pronovias, mientras Guti y Romina ocupan un sellito de la portada. El ex jugador merengue contó con el apoyo de sus hijos, que adoran a Romina Belluscio. Guti ha sustituido a Solari tras la magnífica temporada que ha hecho con los juveniles B del Real Madrid -ha pasado a entrenar al juvenil A– y hay quien cree que podría tener más altos designios. Lo de la boda transmite seriedad y podría no ser una casualidad. Ha formado una familia muy estable con la presentadora. Los hijos que tuvo en su primer matrimonio adoran a Romina. Y Arantxa de Benito, pues, a lo suyo, con su jovencísimo noviete, el que fuera segundo de Toño Sanchís, Agustín Etienne, y su complejo de Peter Pan. Y no se trata de machismo, sino de las formas de divertirse y entender la vida de unos y otros. Guti lleva ahora vida de cura si la comparamos con la de su ex.

En Semana, Marian Flores posa por primera vez con todos sus hijos con motivo del 30 cumpleaños de Diego y comprobamos que su hija pequeña es clavada a su tía mar. Y en Diez Minutos, Anabel Pantoja posa con su novio en bañador, Juanlu Viñolo, pero se ve eclipsada por el cuerpazo de Olvido Hormigos en bikini, a quien dedican el mismo espacio que a la boda del hijo de Ana Rosa. ¡Justicia divina!

Ana Montesinos