Menú Portada
Este jueves se da luz verde a los Presupuestos Generales del Estado

La gran apuesta restrictiva de Rajoy: reduce sólo un alto cargo para el 2013, de 456 a 455

Diciembre 20, 2012

En 2012 el recorte en esta partida fue de 50 altos cargos, mientras que en el año anterior Rodríguez Zapatero había metido la tijera a otros 42
La principal reducción en los empleados públicos se produce en los funcionarios que se bajan en casi 11.000 hasta los 474.605
Con las competencias distribuidas a las Comunidades Autónomas, el Ministerio del Interior y Defensa acaparan el 80% de los trabajadores dependientes del Estado

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Este jueves, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013 superará su último trámite, cuando será aprobado de forma definitiva en el último Pleno del Congreso este año, con el más que previsible rechazo de todos los grupos parlamentarios con la excepción del Partido Popular. Tras su paso por el Congreso el pasado mes de octubre, cuando junto al centenar de enmiendas del Grupo Popular se incorporaron siete propuestas de la oposición, las cuentas del Estado del año que viene han sufrido en el Senado otros 80 cambios la mayoría a propuesta del PP y con tan sólo dos modificaciones más a propuesta de otros grupos.

En total, casi 200 modificaciones sobre el proyecto original del Gobierno, pero que no ha modificado la esencia de cuando se presentaron hace algo más de dos meses, más recortes para un año en el quhttp://www.extraconfidencial.com/administracion/mod_contenido.asp?idarticulo=11205e Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro han declarado como “último” de la crisis, que precederá la recuperación del 2014.

Recortes, pero no en todo

Estas son las segundas cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy desde que llegó al poder en noviembre de 2011, después de elaborar con urgencia un Presupuesto para sustituir al prorrogado por el Gobierno socialista cuando convocó elecciones anticipadas. Entonces se presentaron lo que el presidente del Gobierno definió como los presupuestos “más austeros de la democracia” pero los del 2013, han sido superiores. El Presupuesto de 2013 parte de un techo de gasto de 126.792 millones, un 9,2% más que en 2012, aunque al excluir los gastos en intereses de deuda (9.114 millones) y la mayor aportación a la Seguridad Social (6.683 millones) el límite de gasto ni financiero del Estado queda en 73.255 millones.

Esta última cifra determina una reducción del gasto de los ministerios del 12,2% en 2013, hasta los 31.057 millones de euros, lo que en términos absolutos supone un ahorro de 4.335 millones de euros y que se plasmará en un recorte por Ministerios que oscilará entre el 4,2% del Ministerio de Justicia y el 30% de Agricultura, figurando dentro de esta horquilla el recorte de más del 15% en Exteriores, entre el 13% y el 15% en Sanidad, el 20% en Industria y el 6% en Defensa.

En ello se incluye un recorte generalizado del 4% en el gasto en personal de cada Ministerio, con la excepción, del de Empleo, que sólo lo vería reducido en un alrededor de un 2%. Pero el recorte no es por igual como pueden ver en el siguiente cuadro adjunto, si en términos globales el número de empleados públicos dependientes del Estado supera los 14.000 puestos de trabajo (de 561.803 a 547.102) con una importante caída de casi 11.000 trabajadores funcionarios hasta los 474.605, este descenso es más que testimonial en los altos cargos, que sólo se reducen en un puesto de trabajo, de los 456 en 2012 a 455 en 2013. Y es que después de que Rodríguez Zapatero metiera la tijera en 2011 en 42 altos cargos, y de nuevo en otros 50 el pasado año, los que más ganan, mantienen prácticamente su puesto de trabajo en 2013.

 

Y hay que añadir que en muchos Ministerios, la presencia de funcionarios del Estado es mínima tras las transferencias a las Comunidades Autónomas como pueden ver en el siguiente cuadro, de hecho más del 80% de los funcionarios lo acaparan el Ministerio de Defensa (soldados) y el de Interior (policía).


Falta saber cómo meten la tijera las Comunidades Autónomas, muchas de ellas “rescatadas” y la mayoría con dudas sobre el cumplimiento de sus objetivos de reducción del déficit.