Menú Portada
Acto de entrega de la "II edición de los Premios Max Mazín"

La Fundación CEIM beca a quince alumnos superdotados para que puedan afrontar sus estudios universitarios con más facilidad

Abril 28, 2015

El presidente de la Fundación CEIM, Germán López Madrid; la presidenta de la Fundación Max Mazín, Atara Mazín; el presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro; y la directora general de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid, Mercedes Ruiz Paz, fueron los encargados de entregar las becas y el premio

pq_929_lazaro_CEIM.jpg

La Fundación CEIM, en colaboración con la Fundación Max Mazín, entregó las becas y los premios de la “II edición de los Premios Max Mazín”, con los que, por un lado, se quiere ayudar a antiguos alumnos superdotados del Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid en sus estudios universitarios de grado y postgrado; y por otro lado, reconocer el trabajo de profesionales, investigadores, organismos e instituciones que se ocupan de atender a jóvenes superdotados.

En su segunda edición fueron quince los alumnos becados por la Fundación Max Mazín y el premio recayó en Programa ESTALMAT de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que detecta, orienta y estimula, de manera continuada a lo largo de dos cursos, el talento matemático excepcional de estudiantes de 12 y 13 años. Su presidente, Alberto Galindo, recogió el galardón.

Programa de altas capacidades

El presidente de la Fundación CEIM, Germán López Madrid; la presidenta de la Fundación Max Mazín, Atara Mazín; el presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro; y la directora general de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid, Mercedes Ruiz Paz, fueron los encargados de entregar las becas y el premio.

Asimismo, la Fundación CEIM, en colaboración con la Fundación Max Mazín, quiere que estos premios sean un homenaje a la figura de Max Mazín, primer presidente del Patronato de la Fundación CEIM, artífice y principal impulsor de la atención a alumnos superdotados.

Durante su intervención, el presidente de la Fundación CEIM, Germán López Madrid, destacó que Max Mazín fue un hombre “sabio, una persona adelantada a su tiempo, dotado de una especial inteligencia que, combinada con su espíritu inquieto y su afán de superación, hicieron que se sobrepusiera a las etapas más duras de su vida y que, además, se labrara una brillante trayectoria, llena de éxitos aunque no siempre exenta de dificultades. Fue un hombre extremadamente generoso, que compartió muchos de sus conocimientos, su sabiduría, sus experiencias, su valioso tiempo… Y ahora, su impronta se refleja en su querida familia, a la que estamos inmensamente agradecidos por seguir acompañándonos en este proyecto que él inició”.

Los Premios Max Mazín se enmarcan dentro del Programa de Altas Capacidades de la Comunidad de Madrid. Una iniciativa pionera en España – comenzó a andar en 1999 con 157 alumnos y, actualmente, tiene más de 1.650-, de carácter voluntario y gratuito, tiene como objetivo estimular el potencial y la creatividad de alumnos superdotados y evitar su fracaso escolar.

Afán por contribuir a la mejora de la sociedad

El presidente de la Fundación CEIM, Germán López Madrid, aseguró que en los jóvenes premiados, además de tener excelentes resultados académicos, destaca su afán por contribuir a la mejora de la sociedad, su sacrificio y esfuerzo personal, así como el de sus familias para que puedan proseguir sus estudios y alcanzar sus metas. Estas becas suponen un impulso muy importante al proceso formativo que han seguido estos jóvenes en el Programa de Altas Capacidades”.

Este Programa se enmarca en el convenio de colaboración entre la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, y la Fundación CEIM. Está coordinado por la Dirección General de Educación Infantil y Primaria de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid. 

La Fundación CEIM presentó este proyecto al Consejo Económico y Social Europeo, que aprobó un dictamen de iniciativa en el que se recomienda a los 27 Estados miembros a realizar actividades encaminadas a impulsar el potencial de los niños y jóvenes superdotados, tales como: la formación inicial y permanente del profesorado; el diseño y puesta en marcha de medidas educativas destinadas a estos alumnos; integrar en la formación del profesorado el uso de las tecnologías de la información y la comunicación y, por último, el estímulo de la creatividad, la innovación y la capacidad de iniciativa.

“En la Fundación CEIM consideramos fundamental que cada vez más organismos e instituciones se hagan eco de este Dictamen”, aseguró Germán López Madrid, quien anunció que próximamente tienen previsto organizar un acto de presentación de las principales conclusiones y recomendaciones de este Dictamen.

Clausura de Juan Pablo Lázaro

El acto de entrega de la “II edición de los Premios Max Mazín” fue clausurado por el presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro, quien destacó que “los empresarios, además de crear riqueza y empleo, siempre hemos tenido la inquietud de impulsar otro tipo de proyectos que, no estando directamente ligados a la actividad diaria que se desarrolla en nuestras empresas, a largo plazo sí van a incidir positivamente en ella y sobre todo, van a aportar valor al conjunto de la sociedad”.

“Los proyectos que ha impulsado la Fundación CEIM siempre han estado orientados a acercar el mundo empresarial y académico, así como a fomentar valores como el talento, la innovación y el emprendimiento, especialmente, entre los niños y jóvenes madrileños. Unas cualidades que queremos que sigáis desarrollando a lo largo de toda vuestra vida personal y profesional, pues son el talento, el esfuerzo y el compromiso lo que os ayudará a alcanzar las metas que os marquéis”, aseveró el presidente de los empresarios de Madrid.

Juan Pablo Lázaro explicó que “aproximadamente el 2% de la población tiene altas capacidades y que en la mayoría de los casos, éstas no están identificadas y adecuadamente tratadas. Es por ello, por lo que, desde CEIM y su Fundación, vamos a seguir promoviendo todas aquellas iniciativas que contribuyan a aprovechar todo el potencial que tienen estos jóvenes, ya que en ellos está el futuro de nuestra sociedad”, concluyó su intervención el presidente de CEIM.