Menú Portada
EXCLUSIVA: NEGOCIOS ENTORNO AL ALZHÉIMER (XIV)
Se avecina una nueva guerra por el millonario patrimonio del constructor fallecido Luis García Cereceda

La Fundación AFAL renuncia a la tutela de Yolanda García Cereceda y su marido Jaime Ostos Jr. se postula como el nuevo tutor de una fortuna valorada en unos 3.000 millones

Mayo 4, 2014

Yolanda y su hermana Susana mantienen a su vez otro litigio por la custodia de los tres hijos de la primera, que ahora tiene la hermana mayor y que reside gran parte de su tiempo en el sur de Francia
Las decisiones de la Fundación presidida por Blanca Clavijo ya se han puesto en entredicho por parte de la autoridades judiciales, como la venta del lujoso yate que tenía en su día el patriarca Luis García Cereceda, valorado en unos 60 millones de euros, y que la Fundación AFAL pretendía adjudicar a una persona próxima a ellos por un valor muy inferior, de unos seis millones de euros


Tras la información puesta en manos de la Fiscalía Anticorrupción por parte de Extraconfidencial.com sobre las presuntas irregularidades cometidas por la Fundación AFAL, dedicada en teoría al tratamiento de enfermos de Alzhéimer, esta Fundación ha renunciado a llevar la tutela de la fortuna de Yolanda García Cereceda, la hija menor del magnate de la construcción, Luis García Cereceda, dueño de la elitista Urbanización madrileña de La Finca, que falleció hace unos años. Ante la posibilidad de que AFAL fuera apartada judicialmente de la tutela y perdiera por ello otras incapacidades de gran valor, la Fundación AFAL ha renunciado a continuar con las riendas de la contabilidad de las empresas participadas por la hija menor del magnate del ladrillo, que a su vez mantiene una guerra sin cuartel con su hermana Susana.

Ahora Jaime Ostos Jr, marido de Yolanda, se postula como su próximo tutor aunque este ha tenido ya un serio enfrentamiento con las asistentes sociales que tiene asignadas Yolanda. Será el Juzgado nº 65 de Madrid el que ahora determinará si finalmente le concede la tutela de Yolanda al hijo del conocido torero. Ya en su día, tal y como publicó Extraconfidencial.com, Jaime Ostos Jr. interpuso una remoción de tutor en el Juzgado nº 65 de Madrid para apartar del caso y del control de la fortuna a la Fundación AFAL, dedicada en teoría al Alzhéimer. La ahora renuncia de AFAL, cuya presidenta Blanca Clavijo mantenía un gran sintonía con la otra hermana, Susana García Cereceda, en pro de mantener el patrimonio de su padre fuera del control de Yolanda, abre de nuevo la caja de los truenos y vaticina una nueva guerra familiar por el millonario legado.

Jaime Ostos Jr. reclama la tutela del millonario patrimonio de “su mujer”, Yolanda García Cereceda

No es la primera vez que Ostos reclama la tutela del patrimonio de su mujer, incapacitada por decisión judicial de todos sus negocios familiares. Ya en su día, el Juzgado solicitó que confirmara que de verdad estaba casado con ella y en qué régimen lo había hecho. Ostos presentó una acreditación del Estado americano de Carolina del Norte, donde tenía una de sus propiedades, para justificar su matrimonio. Sin embargo, hace unos meses, la Fundación AFAL indicó en un comunicado que “debemos aclarar respecto a la publicación de este medio, que no le consta  que su representada esté casada con el Sr. Ostos Alcalá, puesto que dicho matrimonio NUNCA se ha acreditado documentalmente”. Extraconfidencial.com pudo comprobar, en un papel timbrado oficialmente por las autoridades americanas, la autenticidad de la referida acta matrimonial que, sin embargo, no se ha validado en España.

Muchos han sido los cambios que se han producido en el entorno de la Fundación AFAL desde que este periódico puso toda la documentación que obraba en su poder en manos de la Fiscalía Anticorrupción. Por ejemplo, que la Fiscal Jefe de Incapacidades de Madrid, Nuria López Mora -denunciada por Extraconfidencial.com  por su amistad con la presidenta de la Fundación AFAL, Blanca Clavijo, ya que  coincidían como patronas en otra Fundación, Aequitas-, ha sido aparatada de los principales casos de tutelas de incapacidades de Madrid, como es el de la fortuna de los García Cereceda.

La postura del Juzgado 

Yolanda García Cereceda se encuentra enfrentada en los Tribunales a su hermana Susana, que hoy en día regenta todo el emporio empresarial que logró su padre, un constructor muy amigo del ex presidente del gobierno socialista, Felipe González Márquez. La guerra por esta fortuna, que se calcula en unos 3.000 millones de euros y se dirime actualmente en este Juzgado nº 65 de Madrid que decidió a criterio particular  que fuera la Fundación AFAL, una Asociación no definida cuyo objeto social es la “asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia”, y “contribuir activamente a la conquista de la enfermedad del alzhéimer”, la que  se encargara inicialmente de la curatela y, posteriormente, la tutela de los bienes de Yolanda. Ahora, la Fundación AFAL -que es investigada por Anticorrupción-, ha decidido salir del control del patrimonio familiar de los García Cereceda.

Jaime Ostos y Yolanda García Cereceda se casaron en el año 2012 en la finca que Ostos tenía en Carolina del Norte, en Estados Unidos. Fue un enlace civil organizado en la misma propiedad y al que acudieron más de cien invitados, gran parte de ellos relacionados con el mundo del caballo, la gran afición de la pareja que ahora mantienen empresarialmente en Holanda. No acudieron familiares directos de ninguno de los dos. En el caso del novio, invitó a su padre y a su actual esposa María Ángeles Grajal, que no asistieron. Y por parte de los García Cereceda, no se personó nadie. Tampoco asistió la segunda mujer y viuda de su padre, Silvia Gómez Cuétara, con la que Yolanda ha mantenido otros frentes patrimoniales, ya aparentemente cerrados. Actualmente, el Juzgado de Incapacidades lo primero que analizará es ver si Jaime Ostos Jr. puede y está capacitado para ser el tutor de la fortuna de su mujer. 

Una pensión mensual para Yolanda

El problema radica ahora en saber que parte de la herencia se le pasará mensualmente a Yolanda García-Cereceda, quien inicialmente percibía al mes una pensión fija de unos 50.000 euros, que luego le fue rebajada sustancialmente por parte de los dirigentes de la Fundación AFAL a 15.000 euros, una cantidad que además era administrada por la propia Fundación AFAL y  que era pagada por las diferentes empresas del grupo Cereceda, donde se le abonaban los gastos fijos (alquileres de las casas, gastos cotidianos, jardineros, mantenimiento de los caballos, etc.).

Se trata de saber si tendrá de nuevo liquidez para mantener el trepidante ritmo de vida que lleva Yolanda en España y en Holanda, con fincas, casas, caballos, etc… que le fue reducido considerablemente por la Fundación AFAL durante su tutela. Por eso ahora, Jaime Ostos ha pedido la tutela del patrimonio para ser el quien lo dirija, lo que ha provocado aun más la indignación de la otra hermana, Susana García Cereceda. 

Guerra entre hermanas

Yolanda y su hermana mantienen a su vez otro litigio por la custodia de los tres hijos de la primera, que ahora tiene Susana, que vive la mayor parte de su tiempo en el sur de Francia.

Estas continuas discrepancias entre las hijas del fallecido, Susana y Yolanda García-Cereceda, han hecho que los albaceas de la herencia, los gestores de la empresa Procisa, hoy en manos de Susana, hayan pedido una prórroga de unos meses para hacer efectivo el legado. Desde la muerte de Luis García Cereceda en 2010 tenían tres años para ejercer su cargo de albacea y hacer efectivo el legado, pero ahora tras la prórroga solicitada ya solo les resta unos meses para liquidar la multimillonaria herencia, donde ya no estará incrustada la Fundación AFAL en su calidad de tutela. Según las informaciones de este periódico, ante la renuncia de AFAL, los albaceas de la millonaria herencia ya se han puesto en contacto con Yolanda para cerrar heridas y ver una solución factible y conjunta para repartir el patrimonio con su hermana Susana.

La  Fundación AFAL del Alzhéimer, presidida por Blanca Clavijo Juaneda, licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra, ha tutelado hasta ahora, por orden judicial, casi todos los casos importantes de incapacidades de Madrid, dada la gran implantación que tenía en el Juzgado nº 65 de Madrid. Cuando los casos eran complicados económicamente, como ocurría con la familia García Cereceda, acudían en ayuda a la empresa multinacional KPMG, en la que el marido de la presidenta Blanca ClavijoRafael Núñez Blázquez, figura como apoderado de KPMG Abogados (perteneciente a la auditora KPMG).

Ahora, las decisiones de la Fundación presidida por Blanca Clavijo ya se han puesto en entredicho por parte de la autoridades judiciales, como la venta del lujoso yate que tenía en su día el patriarca Luis García Cereceda, valorado en unos 60 millones de euros y que la Fundación AFAL pretendía adjudicar a una persona próxima a ellos por un valor muy inferior, de unos seis millones de euros. Como se comprueba la guerra por la fortuna de los Cereceda sigue adelante

Juan Luis Galiacho