Menú Portada
EXCLUSIVA: NEGOCIOS ENTORNO AL ALZHÉIMER (VIII)
Continúan las denuncias contra esta Fundación que tutela los grandes patrimonios de Madrid, como el de los García Cereceda

La Fundación AFAL de nuevo bajo sospecha: Se denuncia ahora el cobro de comisiones a las residencias por plaza y la constitución de seguros de vida por fallecimiento de tutelados a favor de terceros vinculados a ella

Marzo 13, 2014

Extraconfidencial.com viene desarrollando desde hace unos meses una amplia y exhaustiva investigación sobre los negocios creados en torno a las tutelas de incapacitados bajo el paraguas de la grave enfermedad del Alzhéimer. Entre estas irregularidades, investiga las de la Fundación AFAL que tutela a unas 100 personas derivadas en casi todos los casos por orden judicial, dada la gran implantación de AFAL en el Juzgado de Incapacidades nº 65 de Madrid. Pero la gravedad del caso en la tutela de estos patrimonios, algunos millonarios, es que la Fundación AFAL depende de la Asociación Nacional de Familiares de Alzhéimer AFAL CONTIGO cuyo objeto social es la “asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia”, y “contribuir activamente a la conquista de la enfermedad del alzhéimer”. Y no la gestión económica de patrimonios. Además, no presenta cuentas en el Registro (no está obligada al ser Fundación), y en su memoria de actividades no refleja ningún dato económico.

La Fundación AFAL está presidida por Blanca Clavijo Juaneda, licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra. Perteneciente a una familia “de bien” de Logroño, aunque se crió en Menorca. Es abogada en ejercicio, socia-fundadora de Derecho y Acción Social S.L., un despacho especializado en el asesoramiento a Tercera Edad y Tercer Sector situado en la calle Goya de Madrid, con un capital social de 3.100 euros, que no presenta cuentas desde el 2007 (acto realizado en 2008). Pero la realidad jurídica de la Fundación AFAL es tal que su estructura esta diseñada de forma que su presidenta siempre mantendrá el control de dicha Fundación aunque perdiera el apoyo de su matriz. En un principio la Fundación elige a las personas a tutelar y solo tutela a personas con capacidad económica, entre ellas varias de las grandes fortunas incapacitadas de Madrid, como es el caso de Yolanda García Cereceda, la hija del magnate de la construcción ya fallecido Luis García Cereceda, propietario de la lujosa urbanización de La Finca.
 

Cobro de comisiones a las residencias por plaza

 
Según las investigaciones de Extraconfidencial.com, desde la Fundación AFAL se ha organizado un sistema oneroso estructurado, para que lo que en un principio debía ser gratuito, diera grandes beneficios a dicha Fundación, los cuales ascienden desde su constitución a más de seis millones de euros. Uno de los principales procedimientos para engordar sus cuentas, según la documentación que obra en poder de Extraconfidencal.com, es el cobro de comisiones a las residencias por plaza y a los cuidadores en caso de no ingreso residencial. Dicho sistema se creó en el verano de 2009, en la Residencia Eulen Santo Domingo. Fue una idea que le planteó a la presidenta de AFAL, Blanca Clavijo, la directora de la Residencia Eulen, Salomé Martín García. El sistema sobre los quince tutelados de AFAL ingresados allí consistía en dar a la Residencia un volumen de negocio en torno a los 350.000 euros anuales, y a cambio se percibía una comisión que consistía en los siguientes emolumentos: 100 euros al mes por residente ingresado, más una parte fija por cerrar un programa informático de gestión de centros a través de la empresa participada por AFAL al 100 por cien, T4L Tecnología for Living.
Pero también estas comisiones se han cobrado presuntamente a través de contratos de asesoría firmados siendo ficticios, como se observa en la facturación  y en los documentos internos de la propia residencia donde el coste de la plaza por los mismos servicios para los tutelados de AFAL es superior.
 

Presuntamente, AFAL ha cobrado en comisiones 20.000 euros anuales

 
Pero este procedimiento tenía un problema ya que los residentes en Eulen Santo Domingo tenían que estar empadronados en la localidad madrileña de Algete y, por lo tanto, se tenia que haber cambiado el Juzgado de Incapacidades al de Torrejón, por lo que la Fiscalía, cuya fiscal encargada Nuria López Mora Gonzálezes amiga de Blanca Clavijo, aviso de este hecho y no se amplió para el resto de los ingresados.
Para el resto de los ingresados en otros Centros se negoció un sistema similar basado en el anterior. Así, extrapolando lo anterior, por los ingresados en residencia privadas AFAL ha cobrado presuntamente en comisiones por ingresos unos 20.000 euros por año. En total, un millón de euros desde el funcionamiento del sistema.
 

Y para el resto de tutelados de AFAL no ingresados en Centros privados, esta Fundación les ponía siempre cuidadores, los cuales eran en su mayoría profesionales y solían ser familiares o conocidos de los miembros de la Junta Rectora de AFAL, para si tener a todos contentos. Estos pagos se realizaban en metálico y entre 400 a 600 euros mensuales, de los cuales, según una denuncia de un ex trabajador, cerca de 100 euros se distraían en efectivo; lo que  quiere decir que el efectivo presuntamente distraído de los tutelados era de unos 2.000 euros mensuales, 24.000 euros anuales y 116.000 en los cinco años de funcionamiento

 

Cambio obligado a los seguros de vida

 
Otro de los grandes pasos dados en pro de este sistema oneroso fue la constitución de seguros de vida por fallecimiento de tutelados y a favor de terceros vinculados con la Fundación AFAL. Así, aprovechando los problemas que daba la constitución de una herencia realizada por un enfermo de Alzhéimer y las lagunas en el Código Civil respecto a los producto financieros, la Fundación AFAL decidió cambiar el método y constituir seguros de vida. Lo que era un presunto fraude, ya que para las aseguradoras la edad mínima es de 55 años y para personas sin enfermedad. Estos seguros solo se realizaron a los tutelados que no tenían familia para heredar posteriormente y el beneficiario fue la propia AFAL o a la Fundación Mozambique Sur, cuya presidenta es la notario Blanca Entrena Palomera, amiga personal de la presidenta de AFAL, Blanca Clavijo, a su vez ambas miembros de la Fundación Aequitas, del Consejo General del Notariado.
Los seguros de vida se dejaron de hacer porque el Banco Santander, presidido por Emilio Botín, se negó en su día a pagar el seguro de vida constituido por la Fundación AFAL con el dinero de la venta de la casa de una tutelada, Teresa Orjales Hermida. Este hizo que Blanca Clavijo ordenase a sus trabajadores que se olvidasen de este tema ante los graves problemas judiciales que pudieran acarrearles en el futuro. Los importes mínimos rondaban los 100.000 euros
Uno de los tutelados a los que se le hizo un seguro de vida a favor de la Asociación Nacional de Alzhéimer AFAL fue Alfonso Larrondo Larrondo. Según el documento que obra en poder de Extraconfidencial.com, la propia presidenta de AFAL solicitó en octubre de 2010 el cambio de beneficiario en la póliza nº 2000231-9 en el sentido de designar como tal a la Asociación Nacional de Alzhéimer AFAL.
 
Estos son sólo unos ejemplos de los negocios de la Fundación AFAL en lo que se refiere a la tutela de los patrimonios de grandes fortunas con miembros con problemas psíquicos. Muchas de estas familias de tutelados de la Fundación AFAL, como ex trabajadores, ya se han dirigido a Extraconfidencial.com para contar sus experiencias y denunciar con documentos presuntas irregularidades que en los próximos días iremos publicando.

Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com