Menú Portada
También tuvo que afrontar el pago de una indemnización de 93.000 euros a la ex directora gerente

La Fundación AENA paga 4.033 euros al mes a cada uno de los nueve empleados para “estudiar aspectos culturales” de las infraestructuras aéreas

Noviembre 21, 2010

El presupuesto de la Fundación para 2009 fue de 2,1 millones, de los que un total de 1,7 millones fueron aportados por la propia AENA


El ministro de Fomento, José Blanco, mantiene su lucha interminable con la reducción de gastos en lo que afecta a su departamento. Y desde estas páginas le proponemos una. Los tiempos de crisis han reducido las nóminas de muchos empleados en las empresas privadas y, en los peores casos, ha provocado despidos encubiertos en forma de ERE. Por el contrario, en las instituciones relacionadas con el Estado, parece que las cosas marchan mejor o, al menos, eso demuestran los sueldos de algunos trabajadores a cuenta del erario público.
La Fundación AENA, una institución que recibe una dotación anual del ministerio de Fomento y cuyo objetivo es el de “estudiar las dimensiones económicas y los aspectos culturales de las infraestructuras del transporte aéreo”, sería un buen ejemplo de esta situación, ya que sus empleados cobran de media 4.033 euros al mes.

Indemnizaciones millonarias

Esta cifra se desprende de las cuentas anuales de la fundación publicadas en el BOE el pasado 4 de octubre. Así, la cifra destinada a la remuneración de los empleados a lo largo del año 2009 fue de 435.619 euros, para un total de nueve trabajadores. En un reparto de 12 meses para nueve trabajadores, los cálculos arrojan la cifra media arriba mencionada.

No obstante, esta cantidad no recoge todos los gastos de la Fundación en el apartado de personal. Según el documento, AENA tuvo que hacer frente también al pago de una indemnización de 93.000 euros a la ex directora gerente, cesada a primeros del mes de julio, así como a una nueva incorporación (el año comenzó con ocho trabajadores).
El presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, es también el responsable de la Fundación en sustitución de María Encarnación Vivanco. En 2009 creció la composición del Patronato en cuatro miembros (hasta 11 en total), si bien cabe resaltar que tanto los patronos como el presidente no perciben remuneración alguna por su labor.

Y José Blanco les da más dinero

Pero los quebraderos de cabeza no acaban ahí para el ministro de Fomento, José Blanco, cuyo ministerio ha seguido aportando dinero a esta Fundación (a través de AENA), para la edición de revistas o la organización de premios con un resultado de escasos réditos.

En este sentido, las partidas para las publicaciones de libros y revistas suponen un gasto de 106.859 euros. La propia fundación reconoce en la memoria económica que “la rápida desvalorización de las revistas y las publicaciones exige la existencia de una provisión por depreciación” que alcanza los 297.962 euros. Por el contrario la venta y la publicidad en este apartado sólo alcanza la pobre cifra de 37.651 euros.
Algo similar ocurre con otras actividades ´culturales´ programadas por esta institución. Así, exposiciones con maquetas de aviones o de arte contemporáneo suponen un gasto a la fundación de 205.961, mientras que premios para todas las áreas posibles relacionadas con el sector (periodismo, proyectos, estudios…) suponen un “agujero” de 205.961 euros en las cuentas.

Otros gastos millonarios

La inversión en el apartado de “Otros gastos” para la Fundación alcanza los 726.652 euros y, además de las revistas y publicaciones, contemplan partidas para la restauración de las obras de arte, conferencias o publicidad, todo ello, por supuesto, relacionado con el transporte aéreo.

El presupuesto de la Fundación para 2009 fue de 2,1 millones de euros, de los que un total de 1,7 millones de euros fueron aportados por la propia AENA. El balance final arroja únicamente una desviación de 31,379 euros, aunque lo realmente importante sería plantear la utilidad de este tipo de Fundaciones respecto al dinero invertido.