Menú Portada
Mila Ximénez sigue sin pagar sus deudas

La fotografía que reavivó el rencor a Raquel Bollo

Marzo 31, 2009

Una exposición fotográfica despertó la ira de Raquel Bollo mediante un comentario que le hizo a su hija. Y, mientras, la Ximénez sigue con sus impagos.

pq_740_raquelbollo.jpg

Fin de semana en Sevilla. Raquel Bollo, la mujer que mejor beneficio económico sacó del matrato físico del cantante Chiquetete, acude acompañada por sus dos amigas y su hija a una exposición de fotos del flamenco. Los cuatro deambulan con paso firme por los pasillos del salón. De repente, Raquel clava sus ojos en una impactante fotografía en la que asoma Chiquetete. Un silencio embrutecedor reviste las paredes del lugar. Raquel no dudó en reaccionar: “Mira, hija mía, hoy verás a tu padre, aunque sea en foto”. Los allí presentes no consiguieron esconder la sorpresa. El rencor brotó de sus entrañas en forma de palabra. La Bollo no se percató de que más cerca de lo que pensaba pululaban periodistas avezados que escucharon tamaña oración. Sin embargo, cuando se encontró con ellos, se negó a ofrecer declaraciones.

No sólo eso, pues La Bollo, quetodavía palpita de pasión por el padre de su hijo Samuel, anda enfrascada en recomponer puentes con Julián Muñoz. Y es que al ex alcalde nunca le hizo gracia esta mujer, de quien dicen no duda en rezumar gelatina con tal de encontrar una buena sombra donde cobijarse. El asunto es que Raquelita, ya sin el manto protector de niña Isabel, está desesperada por hacerse un hueco en el círculo de Julián. Sin embargo, él no traga, y hoy, como ayer, sigue dándole nones a la eterna aspirante a bailaora. No obstante, ella no se da por vencida. Me cuentan que son varias las veces que ha telefoneado a Muñoz, pero nada. Es absurdo. El otrora alcalde huye como alma que lleva el diablo. Son las cosas de la vida, son las cosas del querer. Parece que Julián no le perdona que antaño se dedicara a ventilar sus intimidades por los programas de televisión en los que era contratada como experta en temática Pantojil. Ahora es tarde, señora. Cuentan, y no acaban, que en los tiempos en que la Bollo saboreaba las mieles del querer junto a Luis Amaya, el bailarín le aconsejó que no insistiera en ser amiga de Julián, porque a éste parecía incomodarle su presencia.

Mila Ximénez sigue sin pagar

Y mientras la Bollo insiste que te insiste, Mila Ximénez sigue sin hacer frente a sus pagos con un marchante de arte al que compró cuadros hace algunos años. Milota sigue haciendo caso omiso a la sentencia dictada por la jueza Ochoa Vizcaíno, instructora del Juzgado nº44 de Primera Instancia de Madrid. Dice que está arruinada y que no tiene capacidad económica para afrontar una deuda cercana al millón de las antiguas pesetas. No obstante, al final tendrá que afrontar sus cuantiosos impagos. Ella, que se dedica a restregar una falsa moral por los platós, no cumple con sus obligaciones. Qué cosas, con lo que ha ganado largando contra Isabel Pantoja, sufridora de esta dama que aseguró que Encarna Sánchez “murió con el dedo cortado”.

Por Saúl Ortiz saul@extraconfidencial.com