Menú Portada
Se concedió una licencia a si mismo

La fiscalía anticorrupción y la de medioambiente abren diligencias penales al ex alcalde de Teo Armando Blanco

Febrero 8, 2010

Armando Blanco el ex alcalde de Teo fue denunciado por tres concejales de su corporación en el año 2002, los motivos construir una vivienda en terrenos de su propiedad con una solicitud de obras menores.

pq_922_armando-blanco-ex-alcalde-de-Teo.jpg

Las ilegalidades se encuentran ubicadas en una casa rural en el lugar de Tribaldes, parroquia de Baamonde. Sobre una supuesta edificación antigua dónde sus muros derruidos, no levantan ni un metro del suelo, Armando Blanco Martínez se auto concedió una licencia de obras en la Comisión de Gobierno Municipal del día 23 de mayo de 2000, para arreglo de cubierta, acondicionamiento de fachadas y arreglo de ventanas, todo ello sin proyecto técnico tal como suele ser una licencia menor.

Lo cierto es que las dimensiones que figuran en la documentación antigua catastral en el croquis acotado de planta, la vieja vivienda ocupaba con todo, 180,16 metros cuadrados. El caso es que en la actualidad, dicha ocupación ha aumentado considerablemente con la obra realizada por el ex regidor de Teo.

Para obtener la licencia de obra menor es obvio que Armando Blanco debió falsificar la documentación técnica y el presupuesto de realización de dichas obras, requeridos además como documentación oficial y con registro municipal, lo que presupone una voluntad presumidamente defraudadora, distinta a la que exigía a sus conciudadanos para el cumplimiento de la legalidad.

 

Con los datos en poder de extraconfidencial.com, el regidor municipal cometió graves ilegalidades:

 

      1.- Incumplir la licencia concedida. Esto requiere la apertura de un procedimiento de reposición de la legalidad y la suspensión inmediata de las obras, aún inacabadas.

       2.- Debido a que las tasas por licencias de obras menores y mayores son muy diferentes cuantitativamente por los presupuestos diferentes que contienen, el alcalde presuntamente ha defraudado al erario público municipal unas cantidades desorbitadas.

A todo esto los actuales dirigentes en el ayuntamiento de Teo que no decían palabra ni iniciaban acciones para reponer o sancionar las irregularidades permitidas por sus antecesores, en un hecho insólito y desconocido han remitido a la fiscalía anticorrupción un amplio dossier urbanístico de las andanzas del exalcalde Armando Blanco. Ahora será la fiscalía quién deba poner orden al urbanismo salvaje practicado a escasos seis kilómetros del centro urbano de Santiago de Compostela.

 

Cristóbal Toro