Menú Portada
La Comisión Europea sancionaría por discriminación a los países que la aplicaran

La FIFA desafía a la Unión Europea y vota hoy el 6+5

Mayo 29, 2008

A la Unión Europea (UE) no le gusta la propuesta de la FIFA de limitar a cinco el número de extranjeros en los equipos de fútbol para evitar que los grandes clubes compren los mejores jugadores del mundo y ganen siempre los torneos más prestigiosos. Se acordó en sede parlamentaria y se anunció a la FIFA que no se iba a admitir. Sin embargo, el señor Josep Blatter insiste y en el congreso de la FIFA de hoy en Sydney lo va a aprobar.

pq_533_tevez.jpg

La Comisión Europea (CE) saca la tarjeta roja a la FIFA con la regla del 6+5. Los futbolistas profesionales son trabajadores, así que los principios de no discriminación y de libre circulación deben ser respetados“, dijo el comisionado de Igualdad de Oportunidades, Vladimir Spidla.”La sentencia Bosman -añadió- ya fue muy clara en ese sentido“. Pero Blatter, como si oyera llover. A ver quién le para los pies a este pequeño dictadorzuelo. Por cierto, la Federación Española votará a favor de la propuesta, aunque los clubes profesionales estén completamente en contra. Para que le sigan apoyando.
Si los 27 países de la UE empiezan a aplicar la norma, Bruselas amenaza con iniciar un proceso de infracción que podría terminar en el Tribunal de Justicia Europeo, en Luxemburgo. Para la CE los equipos de fútbol tienen que formarse en función de la táctica y el estado físico de los jugadores, y no de su nacionalidad. La FIFA, en cambio, defiende que hay que acabar con el dominio de jugadores extranjeros en las ligas más potentes del mundo, como es el caso de Inglaterra.
Cifras desiguales
De los 498 jugadores que compiten en la Premier League, sólo 197 son ingleses. Y muchos se preguntan si tal vez esa es la causa de que, mientras la liga inglesa es la más potente del momento -la final de la Champions fue entre dos equipos ingleses-, la selección nacional no ha sido capaz de clasificarse para la Eurocopa 2008. En la última edición de la Champions League, por ejemplo, el país más representado por número de jugadores fue Brasil, con 107, según un estudio publicado recientemente por Euro Football Players.
Y entre los diez países más representados figuraba también Argentina, con 34 futbolistas. En el torneo, el 53,8 % de los futbolistas de los equipos fueron extranjeros y la cifra aumenta al 58,7% al considerar el promedio de presencia en el campo.

Amenaza a los latinoamericanos

En caso de que entrara en vigor esta limitación de extranjeros, a los cientos de futbolistas latinoamericanos que suelen jugar en Europa les sería más difícil conseguir equipo. Tendrían que competir con los jugadores del resto de países de Europa, que pasarían a ser considerados extranjeros (ahora no lo son a efectos de contratación y el límite es para tres jugadores extracomunitarios). De momento el plan de limitar a los extranjeros en las ligas es sólo una idea que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, defenderá en el congreso que la máxima autoridad mundial del fútbol celebra hoy viernes en Sidney (Australia).
Quiero proteger a los equipos nacionales y prevenir que las ligas tengan sólo un pequeño número de clubes con posibilidades de ganar títulos“, explicó Blatter. Pero para Bruselas las discusiones sobre monopolios se centran en la cuota de mercado que tiene una compañía, y ningún club europeo controla el 80% del mercado del fútbol.

Sí a la propuesta de la UEFA

Para la UEFA, la Unión Europea del Fútbol, la regla que propone la FIFA no tiene sentido, es imposible desde el punto de vista legal en la UE y, si se aprobara, no la aplicaría, según explicó una fuente de la organización en Bruselas. Sin embargo, Bruselas sí apoya la “regla de canterano” que propone la UEFA, que busca establecer una cuota de jugadores formados en un club, independientemente de la nacionalidad.
Está previsto que entre en vigor la próxima temporada -a partir del segundo semestre del año- y obligará a que como mínimo 8 de los 25 jugadores que componen las plantillas hayan sido formados en los equipos inferiores del club -al menos durante tres años- entre los 15 y los 21 años. Sólo será aplicable a las ligas de ámbito europeo, y no a las nacionales. Pero la FIFA responde que tal norma induciría a los clubes a contratar jugadores cada vez más jóvenes.