Menú Portada
LA BIOGRAFÍA INÉDITA DE ENCARNA SÁNCHEZ (V)
Según consta en su agenda, la hoy secretaria de La Pantoja jamás la traicionó

La fidelidad incomprendida de María Navarro

Mayo 4, 2008

“De mi estado de salud, de mi enfermedad, no se debe saber nada, María debería ir al MD ANDERSON de Houston, y buscarme al mejor especialista en oncología, pero debe hacerse sin que nadie lo sepa”
 
Encarna le ordenó a María Navarro que se inscribiera ella como paciente en una Clínica americana para evitar que la opinión pública se enterara de su enfermedad

pq__NAVARRO.jpg

La agenda secreta de la periodista Encarna Sánchez, uno de los documentos más ansiados no sólo por los medios informativos, sigue arrojando sorpresas, algunas de las cuales ha desvelado este periódico. La mayoría de los medios de comunicación han sido muy injustos con María Navarro Blanco, antigua amiga, secretaria y socia de Encarna. Algunos se aventuraron a afirmar que traicionó a la popular locutora. Otros, como su sobrino Juan Carlos, sentenciaron que Navarro le robó a su tía un supuesto dinero depositado en un Banco de Montecarlo. Desde estas paginas podemos asegurar que estas acusaciones se las filtró el mismo que durante más de 11 años intenta despistar a los medios para con ello protegerse él y su compinche en la destrucción de documentos y apropiación de más de 1.500.000.000 millones de las antiguas pesetas.
 
María Navarro viajó a Houston enviada por Encarna Sánchez, para que localizara en la Clínica MD ANDERSON al mejor especialista en oncología. Y le localizó. María Navarro Blanco, llamó a la locutora para informarle que había localizado al mejor de los especialistas en esa Clínica: se trataba de un doctor de raza china considerado el número uno en ese centro.
Encarna le ordenó a María Navarro que se inscribiera ella como paciente para evitar que la opinión pública se enterara de su enfermedad. El sentido de la responsabilidad, de la amistad, la fidelidad de María Navarro Blanco, quedó patente en esta petición como en otras muchísimas más en la que Encarna Sánchez la utilizaba como hizo a lo largo de su vida con muchísimas otras.
 
Maria Navarro Blanco, constaba como paciente en la clínica MD ANDERSON de Houston, una vez inscrita en el centro Encarna Sánchez. La secretaria, junto a Isabel Pantoja y Carmela, permaneció un mes en Houston. La tonadillera era la encargada de poner al corriente de los hechos y la que llamaba cada día a casa de la periodista. Su interlocutora era su secretaría, Teresa Pollo y la que informaba al servicio.
 
De la misma manera que con Encarna, María Navarro siempre se ha mantenido al lado de Isabel Pantoja. Diversos bulos se han difundido sin que quienes los propagaban se hayan atrevido a dar la cara. Se le ha insultado, “bajo su apariencia de señora(incluso). Tan sólo uno, siempre según esa “fuente”: Encarna Sánchez despidió a María por sustraerle de un Banco de Montecarlo cierta cantidad de dinero, y que él mismo presenció una pelea en la COPE entre ambas en la que pudo escuchar que “a partir de hoy mismo vuelves a estar conmigo y dejas a la gitana”. La respuesta de María Navarro fue tajante: “Me quedo con Isabel”. Encarna Sánchez despidió inmediatamente a María y ésta la denunció por despido improcedente, demanda que le fue favorable.
 
María Navarro Blanco, fue siempre fiel a Encarna Sánchez y lo sigue siendo con Isabel Pantoja. ¿Y el día que decida sentarse en un plató de televisión? ¿Si esta mujer hablara de Marujita Díaz, de Mila Ximénez o de otros muchos que se han aprovechado de la locutora? Son muchos los nombres que figuran en la Agenda de Encarna Sánchez. Y los favores prestados por ella, con fechas y cantidades. De ello hablaremos en otro capítulo y mientras tanto que sigan dándoselas de “señoras”.
 
Julio Fernández