Menú Portada
LAS CUENTAS DE LA REAL FEDERACION ESPAÑOLA DE FUTBOL (I)
Se mantiene la titularidad de la Ciudad del Fútbol y no se hace caso de las rectificaciones de los auditores del año anterior

La Federación presentó unas cuentas sin auditar, llenas de errores

Marzo 11, 2008

Tres miembros de la dirección de la RFEF suponen un gasto en salarios de 505.782,58 euros
El presidente Villar percibió 128.655,10 euros y al margen se le pagaron los seguros sociales y los impuestos por un total de 53.792,88 euros
La RFEF sostiene que aún hay un recurso sobre la titularidad de la Ciudad del Fútbol, cuando la sentencia era ejecutiva e irrecurrible


La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) entrego la semana pasada en asamblea general las cuentas del ejercicio 2007 en las que no se corrige ninguna de las 16 anomalías marcadas por los auditores sobre las cuentas de 2006. Como hecho más grave, la RFEF mantiene la titularidad de su sede en Las Rozas cuando el Tribunal Superior de Madrid sentencio que es propiedad del ayuntamiento.
Como les anticipamos el lunes, la memoria económica de la RFEF está plagada de anomalías que a buen seguro serán analizadas por los auditores. Lo más evidente, precisamente, tiene relación con lo dictaminado hace un año por los auditores que encontraron 16 irregularidades que cambiaban completamente la situación de la Federación y que no han sido tenidas en cuenta en ninguno de sus extremos.
Un año más tarde, las cuentas se han entregado sin auditar con lo que la asamblea lleva cuatro años sin conocer los informes auditores y por tanto aprobando unas cuentas que no reflejan la verdadera situación de precariedad económica. Un año más la Federación “maquilla” los resultados con el único objeto de dar resultados positivos cuando, en realidad los números son de pérdidas. Este año, además, se ha presentado un beneficio de 33.140.672,27 euros.

El incumplimiento de la sentencia

Como los números no todo el mundo los digiere con facilidad, nos centramos exclusivamente en lo más obvio y más fácil de entender. Comenzando por el tema de las sede, la Ciudad de Fútbol de Las Rozas, que como muy bien saben su titularidad revirtió por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid al ayuntamiento roceño. Sin embargo la RFEF sigue sin darse por enterada y en su Memoria escribe lo siguiente:
20. Situaciones contingentes. A) Terrenos de la Ciudad del Fútbol: El acuerdo de cesión por el Ayuntamiento de Las Rozas a la RFEF de los terrenos donde se ha edificado la Ciudad del Fútbol fue impugnado por la oposición municipal y declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia de 6 d octubre de 2004. El mismo Tribunal declaró nulo el Estudio de Detalle de la Ciudad del Fútbol, por sentencia de 5 de abril de 2005.
Se impusieron cuatro recursos de casación ante el Tribunal supremo contra dichas sentencias, tanto por el propio Ayuntamiento de Las Rozas, como parte de la RFEF, siendo desestimados tres de ellos y encontrándose el último pendiente de resolución.
En la actualidad, la RFEF usa y dispone de sus instalaciones en la Ciudad del Fútbol sin limitación alguna. En opinión de los Organos Rectores de la RFEF, se espera una resolución final plenamente favorable de la situación
”.
Nada más lejos de la realidad. La sentencia del TSJM fue ejecutiva y ante el incumplimiento el juez dictó un nuevo auto en el que prohibía a la RFEF hacer uso comercial de las instalaciones e incluso le emplazó a que cancelara los contratos de arrendamiento que existiesen. Ahora, por escrito, desoyen la orden del juez nuevamente y se la esconden a los asambleístas.
Este incumplimiento no es caprichoso. En las cuentas de pérdidas y ganancias la Ciudad del Fútbol tiene dos asientos contables. Uno de 2.770.894,52 euros por el valor del suelo y un segundo de 44.220.685,39 euros por el valor de los inmuebles. La RFEF está amortizando contablemente la obra, por eso este año el valor de la Ciudad del Fútbol es inferior al de 2006. Sin ese asiento, el Fondo Social, que se ha fijado en la Memoria en 56.534.209,57 euros, sería negativo y por tanto la propia junta hubiera tenido que instar a la quiebra.

La devolución de la subvención del CSD

El otro tema espinoso de los últimos años, la devolución de las subvenciones del CSD, sigue sin resolverse. Para los que piensen aún en la persecución del secretario de Estado, Jaime Lissavetzky, contra Angel María Villar, baste recordar que esta inspección del Tribunal de Cuentas la ordenó en 2003 Juan Antonio Gómez Angulo, secretario de Estado con el PP en el poder.
Pues bien, en la Memoria de 2007 se recoge lo siguiente:
Con fecha 4 de julio de 2007, el CSD, a través de su presidente, dictó tres resoluciones respecto a los expedientes de reintegro de las subvenciones anuales recibidas por la RFEF correspondientes al ejercicio 2002, por un importe de 3.912.826,62 euros. Con fecha 27 de julio de 2007, la RFEF interpuso recurso de reposición contras dichas resoluciones, siendo desestimado con fecha 11 de septiembre de 2007. No obstante, en agosto de 2007 la RFEF ya había procedido al pago íntegro de las cantidades reclamadas. Por último, la RFEF presentó en diciembre de 2007 recurso contencioso-administrativo, ante los tribunales centrales de lo Contencioso-Administrativo, justificando su disconformidad, encontrándose actualmente pendiente de resolución.
La RFEF ha sido sometida a un informe pericial respecto al tratamiento de las subvenciones recibidas, cuyas favorables conclusiones han sido reflejadas en dictamen de fecha 17 de octubre de 2007, habiéndose ratificado ante el juzgado de instrucción el 25 de enero de 2008. Independientemente de los hechos precedentemente relacionados, y adoptando un criterio de máxima prudencia, la RFEF ha procedido a constituir una provisión para riesgos y gastos que cubre el 100% de la cantidad reclamada por el CSD.”

En el CSD no hay constancia de ninguna de estas dos acciones judiciales y al menos la primera debería ser conocida. Por otro lado resulta curioso que la Federación haya devuelto el dinero mal justificado y por otro lado lo haya provisionado en sus cuentas. Es más bien una cuestión de ‘sostenella y no enmendalla’.
Como consecuencia de no haber devuelto una cantidad correspondiente al ejercicio de 2003, el CSD sigue teniendo retenidas las subvenciones de los ejercicios posteriores por importe de 18.556.029,30 euros que en las cuentas de la RFEF están pendientes de cobrar.

Los salarios federativos

Ya les hemos contado en estas páginas que la RFEF vive a un nivel que parece que el dinero sobra. De hecho sólo hay que echar un ojo a las facturas de los desplazamientos o de los costes de organizaciones como la final de la Copa del Rey. La final de 2007, que se disputó en el Santiago Bernabéu, tuvo un gasto de 5.799.216,05 euros para la RFEF. Hasta las llamadas personales de empleados e invitados se pagan con cargo a la Federación. Hasta el minibar de cada habitación.
En ese ambiente de derroche tampoco sorprendió que en las pasadas navidades Villar prometiera una paga extra a los 137 empleados de la RFEF por la clasificación para la Eurocopa. Y que entregó el secretario general en mano a cada uno de los empleados el mismo día que hubo que pasar por las urnas sindicales.
Y es que el capítulo de gastos de personal es uno de los más grandes de la RFEF: 5.987.788,81 euros, casi medio millón de euros más de lo presupuestado por mor de esa paga y otras prebendas.
Unas últimas cifras por hoy. El presidente Angel María Villar percibe un salario anual de 128.655,10 euros. A parte se le pagan los seguros sociales y los impuestos según refleja la Memoria por importe de 53.792,88 euros.
Pero Villar no es quien más caro sale. Según la Memoria, tres altos directivos, que no se especifican, cuestan a las arcas de la RFEF 505.782,58 euros. Cantidad que no aparece desglosada, como tampoco aparece el desglose del gasto que suponen en suplidos (desplazamientos, hoteles, etc) la junta directiva. La suma total es de 231.747,33 euros por este concepto.
Los futbolistas se llevaron de la RFEF en 2007 la cantidad de 8.311.337, 89 euros en concepto de primas.
Y mañana, más.