Menú Portada
El 9 de enero debió hacer público el censo y enviarlo a la Junta de Garantías Electorales, pero no lo ha hecho

La Federación Española de Fútbol incumple la Orden Ministerial que convoca las elecciones

Enero 14, 2008

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ya ha incumplido la Orden Ministerial (Mº de Educación) por la que se convocan las elecciones a las asambleas y presidencias de las federaciones deportivas. El pasado 9 de enero debió entregar en la Junta de Garantías Electorales el censo de los afiliados con derecho a voto, pero a día de ayer, 14 de enero, no lo había hecho.

pq_431_VILLARITOBOCAZAS.jpg

Dicho y hecho. El presidente Angel María Villar ha comentado entre los miembros más allegados de su junta directiva que las elecciones en la RFEF se celebrarán en noviembre, que es la fecha que él entiende que es lo correcto, y desoyendo toda una orden ministerial firmada por la propia ministra Mercedes Cabrera, ha incumplido el primer paso: no ha entregado a la Junta de Garantías Electorales el censo de los miembros federativos con derecho a voto.
Disposición final segunda. Listado de integrantes de las Federaciones. En el plazo de un mes desde la entrada en vigor de la presente Orden, cada Federación deportiva española deberá remitir a la Junta de Garantías Electorales el listadoa que hace referencia el artículo 6.3 de la presente Orden”. Esto ya ha fallado.
Para el día 29 de febrero como muy tarde la Junta de Garantías Electorales y el Consejo Superior de Deportes (CSD) deberán tener en su poder el Reglamento por el que se regirán las elecciones, aprobado por la Comisión Delegada de la RFEF, quien a su vez tendrá que haberlo remitido por escrito a todos los miembros de la asamblea 10 días antes, con el fin de que estos manifiesten posibles objeciones. Hablamos del 29 de febrero como fecha tope, porque la Orden marca el 31 de marzo como último día para proceder a convocar las elecciones, y conociendo al ‘místico’ personaje en que se ha transformado Villar, a buen seguro que no lo hace antes.
En cualquier caso el desafío ya está lanzado y si el CSD quisiera ‘guerra’, ya tiene argumentos para proceder contra Villar. Este simple incumplimiento basta, aunque no creemos que la secretaría de Estado haga nada.
La obstinación es tal en Villar, que dentro de su propia junta le han pedido que convoque las elecciones para que se celebren antes de las Eurocopa (10 de junio), pero el bilbaíno no está por la labor. Incluso allegados suyos del Partido Popular se lo han recomendado, pero Angel María Villar no parece dispuesto. Dicho sea de paso, y aunque no venga a cuento, que digo yo que cómo ha cambiado este abogado abertzale en su época joven y que se negaba a levantarse al oír el himno nacional español, ahora arropado por gente del PP y, según, dicen muy próximo a la enseñanzas de Monseñor Escrivá de Balaguer.

Una ‘prima’ para los empleados

Dentro de esa ‘generosidad’ que ahora le caracteriza para con el género humano, Villar ha hecho otra de traca. A ninguno de ustedes les escapa la situación financiera de la RFEF, ‘desayunándose la cena’ desde hace muchos meses, o lo que es lo mismo, viviendo de los adelantos a cuenta de los contratos de años venideros. Pues bien. En la cena de Navidad última con los empleados, según recoge la revista oficial de la propia Federación, Villar ha concedido una ‘prima’ lineal para todos los empleados para celebrar la clasificación de España para la Eurocopa. Como persona el señor Villar debe ser bellísima, pero como gestor hace tiempo que debería estar inhabilitado. A los hechos me remito.