Menú Portada
Una cláusula en el contrato de venta indica que con solo un mes de retraso en el pago (unos seis millones de euros), la radio revertiría en sus antiguos dueños

La familia Serrano Suñer exige a Julio Ariza que le devuelva las emisoras de Radio Inter por los continuos impagos de varios meses

Octubre 29, 2013
pq_938_Julio-Ariza-2.jpg

La familia Serrano Suñer, a través de Fernando Serrano Suñer, hijo del cuñado y ex ministro del General Francisco Franco, ha solicitado a través de sus abogados que las emisoras de la Compañía de Radiodifusión Intercontinental, S.A. (CRISA), agrupadas bajo la marca Radio Intercontinental y ahora Radio Inter, reviertan en su familia tras los continuos impagos del editor y propietario del Grupo Intereconomía, el ex diputado catalán del PP Julio Ariza.

Una cláusula en el contrato de venta indica que con solo un mes de retraso en el pago (unos seis millones de euros), la radio revertiría en sus antiguos dueños. Y según las fuentes consultadas ya van para cuatro meses de impagos. La familia Serrano Suñer creía que tras el verano iba a percibir su remuneración habitual que reciben desde que se produjo la venta en mayo de 2005. Incluso que tras el periodo vacacional llegaría nuevo capital de apoyo a Julio Ariza, pero al comprobar que nada de eso ha ocurrido y que prácticamente tiene todas las vías de refinanciación del grupo cortadas ya ha solicitado a través de sus abogados se haga efectiva la cláusula del contrato antes mencionada y las emisoras vuelvan a su propiedad.

El último reducto de Ariza

Un hecho de difícil de solución, y por el que ya se ha comenzado a pleitear, ya que Julio Ariza no quiere perder su último reducto: la sede de Radio Inter en la calle madrileña de Modesto Lafuente, donde también se ha refugiado su “herido” periódico La Gaceta y algunos de sus medios impresos alternativos. A Julio Ariza, y a los nuevos gestores del Grupo Intereconomía, liderados por el liquidador Luis Sanz Huecas, ya no le quedan más reductos para sus medios que éste: la televisión tuvo que salir por impagos del edificio del Paseo de la Castellana y ahora está alquilada en la Ciudad de la Imagen. Y su organigrama de dirección se encuentra en el Palacete de la Fundación Tomas Moro, que preside Ariza y situado en la calle Fortuny.

Fue en mayo de 2009 cuando Ariza y Fernando Serrano Suñer llegaron a un acuerdo por el que el ex diputado catalán del PP adquiría el 96,70 por ciento del capital de la Compañía de Radiodifusión Intercontinental, S.A. (CRISA). Esta sociedad era la propietaria de dos licencias de radio en Madrid, la 918 de AM por la que se emite Radio Intercontinental y la 95.1 de FM que emite Radio Intereconomía. Fue a partir del 1 de septiembre de 2013 cuando los nuevos rectores del Grupo Intereconomía decidieron unir las emisoras: Radio Intercontinental y Radio Intereconomía, junto también a Interpop Radio, en una sóla emisora llamada Radio Inter.

Radio Inter: del todo a la nada

Ya en 1975 la familia Serrano Suñer se vio obligada a ceder el 25% de su accionariado al Estado español, un porcentaje que recuperaron en 1994. La cadena comenzó sus primeras emisiones en febrero de 1950 siendo su fundador y presidente el ex ministro de Asuntos Exteriores de Franco, Ramón Serrano Suñer, y su primer director el escritor falangista Dionisio Ridruejo. Por sus micrófonos han desfilado periodistas, locutores y actores de prestigio, nombres muchos ellos todavía hoy en la parilla de la radiodifusión española. Uno de los espacios legendarios que emitió esta cadena fue el célebre “Consultorio de Elena Francis”. También a principios de los años noventa la familia Serrano Suñer llegó a un acuerdo con Onda Cero (entonces solo emitía en FM), para que algunos de sus programas salieran por su onda media, por ejemplo, el espacio “Protagonistas” de Luis del Olmo.

Desde el inició de la nueva temporada se reciben decenas de llamadas en la redacción central del grupo Intereconomía preguntando por qué ya no se pueden escuchar en el dial las emisoras de Radio Intereconomía. Y lo cierto es que sin apenas liquidez y con casi todas las líneas de crédito cerradas, la empresa ya no puede pagar a las emisoras asociadas. Esto ha obligado a que un gran número de ellas se hayan desconectado de la emisora central. 

Ahora, la batalla por hacerse de nuevo por el control de la Inter ya ha comenzado. Será la Justicia quien tendrá que decidir si los integrantes de la familia Serrano Suñer vuelven a ser sus propietarios, tras los múltiples impagos, ya habituales, de Julio Ariza y los suyos.

Juan Luis Galiacho