Menú Portada
EXCLUSIVA
Nuevos datos tras el escándalo protagonizado por los escoltas de Iñaki Urdangarín en Washington

La Familia Real dispone a su servicio de 400 escoltas, entre policías y guardias civiles, al margen de la guardia real, pagados por el Ministerio del Interior

Enero 4, 2012

El Cuerpo Nacional de Policía en la Casa del Rey está compuesto por un comisario, cuatro inspectores jefes, diez inspectores y dos oficiales  a lo que se añade un cuerpo policial sólo dedicado a labores de acompañamiento y vigilancia sumando un total de 202 miembros

Una cifra similar es la del personal de  la Benemérita también al servicio de los integrantes de la Familia Real


Tras el reciente escándalo protagonizado por los escoltas de Iñaki Urdangarín con unos paparazis en el aeropuerto de Washington cuando el pasado martes el yerno del Rey de España  pretendía coger un avión con dirección a Londres y éstos pretendieron guardar  su intimidad a toda costa, utilizando métodos no muy acordes con la legislación vigente, el periódico extraconfidencial.com,  tras una investigación  exhaustiva, está en situación de indicar el número de funcionarios públicos del Ministerio del Interior a disposición de la Familia Real española, tanto pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, como al de la Guardia Civil, sin contar con el número abundante de personas provenientes del cuerpo militar al servicio de la Casa del Rey y de todos  sus integrantes, que constituyen la llamada Guardia Real.

Así el número de escoltas, entre policías y guardias civiles, sin contar el personal militar, asciende a más de cuatrocientas personas, que son pagadas a cargo del presupuesto del Ministerio del Interior y no de la célebre partida de 8.43 millones de euros destinados la Casa del Rey y cuya transparencia informativa –muy relativa- se conoció durante los últimos días del pasado mes de diciembre.

La Comisaría Especial de la Casa del Rey

Según los datos conseguidos por extraconfidencial.com, el Cuerpo Nacional de Policía en la Casa del Rey está compuesto por un comisario (nivel 28), cuatro inspectores jefes (nivel 26), diez inspectores (nivel 25) y dos oficiales (nivel 24). Estos componen la llamada Comisaría Especial de la Casa del Rey, y a los que hay que añadir un cuerpo policial sólo dedicado a labores de acompañamiento y vigilancia personal a los miembros de la Familia Real. Este cuerpo de escoltas lo componen 13 inspectores jefes o inspectores (nivel 24), 12 subinspectores (nivel 22) y 162 policías de la escala básica. Lo que suma un total de 202 miembros del Cuerpo Nacional de Policía sólo destinados a labores de vigilancia y seguridad de la Casa del Rey.

Una cifra similar es la del personal de  la Benemérita también al servicio de los integrantes de la Familia Real  española.  Lo que sumando ambos cuerpos arroja una suma  en total de más de 400 personas pagadas por el Ministerio del Interior  a cargo de la seguridad de la Familia Real Española.

Estas abundantes cifras no contienen el número de integrantes de personal militar –Guardia Real-  que está también a disposición de la Casa del Rey y que, según fuentes consultadas, asciende a otro número similar o, incluso, superior. En esta ocasión su pago corre a cargo del presupuesto del Ministerio de Defensa.

 Tanto los honorarios de los escoltas de la Policía Nacional como de la Guardia Civil -pagados por el Ministerio de Interior- como el del personal militar- pagados por el Ministerio de Defensa- están al margen de los presupuestos oficiales destinados a la Casa del Rey y que este pasado año ascendió a 8,43 millones de euros.

También se encuentran al margen los gastos ocasionados por los cerca de 70 vehículos públicos de alta gama a disposición y disfrute de la Familia Real española, como el pago de honorarios de sus chóferes. Como también el mantenimiento del conocido yate Fortuna y el disfrute y conservación de los distintos palacios e inmuebles de Patrimonio del Estado que usan y disfrutan los miembros de la Familia Real española (como Zarzuela, Marivent, la casa del Príncipe,  etc.), que son sufragados por el erario público a través de los Ministerio de Economía y de Hacienda, y, que al igual que ocurre con los anteriores, están también al margen de los célebres 8,43 millones destinados por los Presupuestos Generales del Estado a la Casa del Rey.

 

Un hecho que se repite a su vez con los numerosos viajes de los integrantes reales al extranjero –pagados por el Ministerio de Exteriores- o el amplio contingente de personal administrativo al servicio de los monarcas españoles y de sus hijos y nietos. Como publicaba el pasado sábado el suplemento Crónica de El Mundo, de los 507 empleados en el Palacio de la Zarzuela sólo 18 son pagados a cargo del presupuesto de la Casa del Rey, el resto lo asume el Gobierno , es decir, el erario público español. Este es el cajón secreto del Rey, del que todavía no saben nada los españoles.

Juan Luis Galiacho