Menú Portada
En juego hay varios cuadros de pintores como Ramón Casas o Joaquim Mir

La familia Pujol Ferusola involucrada en un expolio

Diciembre 13, 2010
pq_922_puyol_ferrusola.jpg

El tema refleja la situación de degeneración en la que ha entrado la vida política en Cataluña y la subordinación del poder judicial catalán al poder político. Pilar Abadal Esponera, nieta de Francisco Abadal Serramalera, uno de los pioneros catalanes del ciclismo, el motorismo y la automoción, ha denunciado las maniobras que hay detrás del expolio del patrimonio de su abuelo y, en concreto, del mal hacer de la familia Pujol Ferrusola, hijos del presidente de la Generalitat catalana, el honorable Jordi Pujol, que durante más de veinte años controló todo en Cataluña.

Uno de los hijos del ex presidente de la Generalit, Jordi Pujol Ferrusola, ha sido ya denunciado por haberse hecho, supuestamente de manera fraudulenta, con uno de los cuadros de la herencia de este mecenas catalán, el denominado “L´hort d´en Masclet, de Miravet”, del pintor Joaquim Mir, que fue expuesto por parte de la Galería Sadurniart en la pasada Feria de Anticuarios de Barcelona, al precio de 160.000 euros.

Parece ser que este cuadro fue adquirido por Jordi Pujol Ferrusola en abril de 2008, en pleno proceso de incapacitación de la señora Esponera, madre de la mencionada Pilar, por lo que ha sido denunciado ante el juzgado por su implicación en el expolio. Según la denuncia que obra en poder de extracondifencial: “Hay que señalar que el señor Pujol era conocedor de la situación de la tramitación de la incapacidad de la señora Esponera, habida cuenta que en su día también se interesó por la adquisición de otro cuadro “El Cotxe”, que quedó paralizada a raíz de la negativa a la venta por Pilar Abadla”.

Este nuevo cuadro en litigio, “El Cotxe”, del reconocido pintor Ramón Casas, y que intentó hacerse con él Jordi Pujol, también se intentó entregar como dación a la Agencia Tributaria en pago de impuestos de la sucesión, para que después el cuadro fuese cedido al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), pero también se logró paralizar su dación por parte de Pilar Abadal ante la denuncia que impuso en el Juzgado.

Todo arranca tras la muerte del mecenas catalán Francisco Abadal. Un empresario emprendedor que consiguió amasar una millonaria fortuna que, al fallecer, pasó a manos de su viuda, Mercedes Durán, y de sus dos hijos: María Luísa Abadal Durán y Francisco Abadal Durán. En Abril de 1968 falleció la viuda y en septiembre de 1977, uno de los herederos Francisco Abadal, fue detenido como consecuencia de su participación en el atentado contra la revista satírica El Papus

Desde entonces todo son problemas y denuncias. El abogado Juan Centelles Bech, teniente coronel en el ejército de Francisco Franco, organizó la sucesión lo que provocó una división entre las dos familias descendientes de Francisco Abadal Serramalera. El patrimonio dejado por el magnate y que ahora investiga el juzgado para saber si se ha cometido un expolio es el siguiente:

– Un depósito en Suiza, de más de 8 millones de euros.

– La mitad de un camping en la Costa Brava, Cala Gogó, que debe valer unos 10 millones de euros. La otra mitad del camping es de la familia Barata.

– 13 terrenos en la isla de Ibiza, que deben valer en conjunto unos 6 millones de euros.

– Un piso que en Barcelona, que debe valer unos 6 millones de euros.

– Una sociedad limitada, CORALIA SL, que es la titular de una Torre en Playa de Aro, que debe valer unos 6 millones de euros.

– Unas fincas en Guinea, que están ocupadas desde la Independencia, cuyo valor es incalculable debido a la situación de dicho País.

– Una colección de lienzos.

Para hacer frente a esta complicada situación, Pilar Abadal ha desplegado una serie de procesos judiciales, incluida una demanda de incapacitación de su madre, que ha supuesto un auténtico caos. Actualmente, el Juzgado de Primera Instancia nº 29 de Barcelona, cuya titular es la magistrado Ana María Ramírez Expósito, estudia este presunto expolio. Una demanda que hoy se encuentra en trámite y en la que está involucrada la familia Pujol Serrusola, con gran poder en la sombra en Cataluña. Un poder que nunca han dejado de mantener, ni siquiera tras la salida del honorable Jordi Pujol de la Generalitat.

Juan Luis Galiacho