Menú Portada
Un manuscrito inédito desvela a quiénes quería legar sus bienes la popular periodista

La familia Gordillo-Jara se plantea una nueva demanda por la herencia de Encarna Sánchez

Enero 22, 2009

Extraconfidencial.com adelantó durante los meses de abril y mayo de 2008 varios capítulos e informaciones sobre la biografía de Encarna Sánchez, la popular locutora de radio fallecida con una gran fortuna y con la testamentería bastante complicada. Ahora les contamos que la familia Gordillo-Jara se plantea una nueva demanda por la herencia de Encarna.

pq__encarna-y-ahijado.jpg

Desde hace más de tres años existen conversaciones entre el autor de la obra de Encarna Sánchez con la familia Gordillo-Jara y las personas allegadas a Encarna. Transcurridos más de 12 años desde la desaparición de la locutora y acogiéndose a derecho, por fin los padres del ahijado, Sacha, quieren poner en manos de la Ley los derechos de su hijo al que se le calcula Encarna Sánchez le había legado más de 500 millones de las antiguas pesetas, y así lo demuestra un documento orográfico entre otros muchos en
la casa de La Moraleja.
Son muchas las pruebas documentales y testimoniales las que pueden aportar a la denuncia y estamos convencidos que de prosperar la misma van a ser muchos los encausados. Ya en 1996, recién fallecida la locutora, Nuria Abad, Pedro Pérez y Josefa Calle, lo manifestaron en unas declaraciones al Diario El Mundo.
Romualdo Izquierdo, en su reportaje, hace referencia a declaraciones tanto de Pedro como de Nuria en el sentido de que ambos reconocen haber escuchado de voz de Encarna Sánchez, 20 días antes de fallecer, sus últimas voluntades. En esa misma reunión también se encontraba Josefa Calle. Y añaden que en esas voluntades de la locutora no se encontraba para nada Pilar Cebrián.
Las espadas están en alto, cuenta el periodista, y puede ser una guerra. De llegar a los tribunales estaríamos en uno de los capítulos de un serial que puede alargarse meses e incluso años. “Después de tanto tiempo con Encarna, no me voy a inventar nada”, argumenta Pedro Pérez. “Encarna quería que ciertas personas e instituciones tuvieran ciertas cosas”, añade con cierto misterio Nuria Abad, quien asegura además que la persona a la que más le interesaría conocer la última voluntad de Encarna aún no se ha puesto en contacto con ellos. ¿Sacha Gordillo, Isabel Pantoja…? Lo que sí confirma es que el abogado de los familiares de la periodista fallecida sí lo ha intentado.
Y es también ella quien se atreve a animar a estos familiares para que se decidan a impugnar el testamento. Además coincide con Pedro en señalar la “falta de sensibilidad” de la heredera a la hora de enfrentarse a situaciones como la del despido del resto del equipo. “Encarna no lo hubiese consentido”.

Juana Pilar Cebrián denuncia la falta de las joyas 

Pedro Bonilla, gestor de Encarna Sánchez, reconoce que Pilar Cebrián presentó denuncia por la falta de las joyas de la locutora. La denuncia fue archivada por desconocimiento por parte de la denunciante de los objetos denunciados.
Clara Suñer llegó a Madrid para enterarse de la fortuna que le caía del cielo acompañada de una amiga de pelo rubio, corta estatura y de profesión taxista. Son muchos los allegados a Encarna que indican las citas a las que fueron invitadas “para darles un recuerdo de la locutora”, que al final resultó ser siempre falso. María Navarro llegó a decir que acudió a la cita de la actriz, y el único interés de ésta era saber si ella sabía de la existencia de más propiedades u objetos de Encarna. Conociendo a María Navarro ya se pueden imaginar su respuesta. Lo mismo hizo con Soledad Jara, con Carmen, con Carlos el chófer… en definitiva, con todos.
Desde el mismo momento en que Pilar Cebrián fue conocedora del testamento de Encarna Sánchez y bien asesorada por los gestores de Gerbonsa y su abogado José Antonio San Fulgencio, decidió hacer dinero efectivo de todas las propiedades heredadas. Vamos, las joyas que ella dice no encontró en la casa.

EXCLUSIVAS GIGIO

Plaza del Torreno, 2 – 5ºF. En esa dirección se vendieron las joyas de Encarna Sánchez. Soledad Jara las estuvo visionando y comenta que estaban a la venta la mayoría y a precio casi de liquidación. Por lo visto la propietaria del establecimiento era amiga de la acompañante taxista de Pilar. Es más, añade que vio un collar muy valioso que a Encarna le costó millones de pesetas. Pilar Cebrián tenía prisas en deshacerse de las propiedades, hacer dinero efectivo y regresar a Benidorm antes de que alguién impugnara el testamento que ella bien sabía no le correspondía.
En sus declaraciones al diario El Mundo, Nuria menciona que las personas a las que Encarna mencionó en sus últimas voluntades no se interesaron en saber de éstas. Estamos convencidos que hace expresa referencia a Isabel Pantoja, por la que no sentía el menor aprecio.
Hay testigos y documentos en el que Encarna Sánchez lega sus propiedades de Marbella, La Gaviota, dos apartamentos y un local a Isabel Pantoja. Sería el momento oportuno para que la tonadillera, de la mano de la fanmilia Gordillo Jara, se personaran juntas a la demanda que como decíamos es posible se interponga.