Menú Portada
El diario "La Gaceta" incumple sistemáticamente el principio de citar las fuentes de información

La falta de ética del nuevo periodismo: Ariza, Conde, Durán…

Diciembre 15, 2011
pq__GACETA_EXTRA_BAJA.jpg

Muchas son las informaciones que nuestro diario Extraconfidencial.com está ofreciendo en primicia del caso Iñaki Urdangarín, un singular personaje a quien nuestro colaborador Juan Luis Galiacho investiga ya desde el año 2005, como puede comprobarse con la sola lectura de sus libros “Los Herederos del Gran Poder”, escrito junto al periodista Julián Pérez Olmos y que fue publicado por la Esfera de los Libros en el año 2006; es decir, cinco años antes de que estallara todo este escándalo mediático. O en su último libro “Matrimonios SA” , del año 2009, donde a pesar de la negativa de la empresa editorial a investigar a Urdangarín– eran otros tiempos-, logró introducir en un capítulo dedicado a la familia real de Grecia todas los andanzas que hoy se cuentan “en exclusiva” de Iñaki Urdangarín.

La sola lectura de estos libros, cuya investigación ha sido ampliada en los exhaustivos trabajos que venimos publicando en Extraconfidencial.com valdría para acallar algunas voces que hoy en día se apuntan a ser ellos quienes han dado la exclusiva, la primicia o ser los primeros en esta nueva carrera mediática.

El periodismo de investigación, que tratamos de hacer desde este modesto pero honrado periódico, con todo respeto, humildad y sin alardes de ningún tipo, no es para ganar y ser el vencedor en una carrera de 100 metros lisos y ser aclamado así entre la masa como el más rápido del mundo y el mejor periodista. Nuestro periodismo es el de una carrera de fondo, somos deportistas maratonianos, que lo único que pretendemos es dar la mejor información a nuestros lectores, que como viene acreditando ha situado a Extraconfidencial.com en uno de los principales diarios electrónicos de España en información, como así ratifica el elevado número de visitas al día y el mantenimiento de tiempo de los lectores en nuestras páginas.

Llueve sobre mojado

Durante días hemos callado acerca de quiénes eran los primeros en el tema Urdangarín y sobre las pretendidas exclusivas. Pero la paciencia se ha agotado. La última gota ha colmado ya el vaso al comprobar como desde el diario La Gaceta, donde se intenta dar lecciones de ética y moralidad, se plagian todo tipo de noticias publicadas por Extraconfidencial.com (ver el caso Bono), y ahora de nuevo plagiando las informaciones de nuestro diario sobre Urdangarín, apropiadas sin citar, y, en cambio, citando en dicha información a otros medios respecto a hechos sin la mayor importancia, se supone que para no dañarles “la pretendida exclusiva”. O por intereses creados, vaya usted a saber.

La información del día de ayer con todo tipo de alardes tipográficos sobre los negocios de Iñaki Urdangarín con el Príncipe Alwaleed Bin Talal Bin Abdulaziz Alsaud de Arabia Saudí, la fortuna número 13 del mundo según la revista Forbes con 20.300 millones de dólares de patrimonio, y sus negocios con la empresa Mixta África, ex presidida en España por el ex ministro del PP Josep Pique, ha roto nuestro silencio y nuestra paciencia.

Esta noticia fue publicada con mucha anterioridad por Extraconfidencial.com en toda su globalidad. Fue publicada los días 14 y 15 de noviembre, mucho más ampliada que la dada en el día de ayer por La Gaceta. Es decir, un mes antes de que el periódico del grupo Intereconomía lo ofrezca ahora en “exclusiva” y sin citar. E, incluso, copiando párrafos enteros.

La carrera de las informaciones sobre Iñaki Urdangarín está sacando a luz el juego sucio de los periodistas, una profesión en la que desgraciadamente se ha ido perdiendo la ética, el respeto y la consideración hacia los compañeros. En este nuevo periodismo de se ha perdido el máximo e imprescindible principio de LA ËTICA, de citar al compañero que ha publicado la información. El periodismo no es plagiar, no es copiar, no es una carrera de velocidad por ser aclamado como emperador entre las masas. Es guardar un respeto a nuestros lectores y al resto de la profesión. Es trabajar. Es tener fuentes.

Acostumbrados a ganar a costa de los demás

Desgraciadamente el diario La Gaceta, del grupo Intereconomía, presido por Julio Ariza, está dejando mucho que desear en su ética. Llueve sobre mojado. Quizás sea porque algunos de los accionistas de ese Grupo, tan respetable como cualquier otro y al que desde estas mismas páginas se ha citado cuando realmente ha ofrecido exclusivas, estén acostumbrados a robar y ganar muchos dinero a costa de accionistas y ciudadanos ingenuos que creyeron en su discurso. Mario Conde, Miguel Durán.

Aquellos que estudiamos periodismo, Ciencias de la Información, una de las premisas básicas que nos enseñaron, entre otras, era citar la fuente. Ahora, que el señor Ariza, ni Conde, ni Durán piensen seguir viviendo a costa de la información de profesionales consagrados y apreciados como Juan Luis Galiacho. No, porque ninguno de ellos es periodista. Y qué decir del director de La Gaceta, Carlos Dávila. Pero esa es otra historia. Ellos, tan católicos a su manera, respetad y seréis respetados. Palabra de…