Menú Portada
El 11 de noviembre, el Plan Director de la Cooperación española adjudicaba 558.230 euros a la asociación dependiente del PP

La FAES de Aznar recibe el 50% del total de una línea de ayudas del Ministerio de Cultura, un mes después de monopolizar el 63% de otras subvenciones de Exteriores

Diciembre 17, 2013

Las ayudas “para funcionamiento y actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político, social y cultural” benefician a la FAES con968.927 euros de un total de 2 millones

La Fundación Pablo Iglesias, vinculada al PSOE y presidida por Alfonso Guerra es la segunda beneficiada con una ayuda de 536.200 euros, un 26,81% del total

La tercera fundación en discordia es Fundación para la Europa de los Ciudadanos, vinculada a Izquierda Unida y que se hace con un total de 119.269 euros

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


La sombra de José María Aznar es alargada. Muchas son las voces que desde la cúpula del Partido Popular y desde sus aledaños asignan al expresidente español un control cuasi absoluto de los mandos de la nave popular. La sumisión del actual presidente, Mariano Rajoy, a sus palabras, es uno de los puntos donde se percibe con mayor claridad el peso que Aznar mantiene dentro del partido. Y es que cuando habla, sube el pan. “Me preocupa oír a Rajoy decir que llueve mucho”, “a mí lo que me preocupa de Rajoy es que tenga las ideas claras” o “no hay moderación en aceptar la ilegalidad del nacionalismo” son algunos de los recados que el actual presidente de la FAES ha enviado a Rajoy sobre los asuntos más polémicos que conciernen la actualidad española como la consulta de Mas o la anulación de la doctrina Parot.  

Pero no solo en las palabras de uno y en las reacciones de otro se comprueba la posición privilegiada de Aznar. La espada de Damocles popular, es también favorecida con importantes subvenciones y ayudas salidas desde La Moncloa, en este caso, por su condición de presidente de la FAES – Fundación para el análisis y los estudios sociales. Primero fue la resolución del 11 de noviembre del Ministerio de Exteriores de Margallo por la que se conceden subvenciones por un importe cercano a los 900.000 euros (899.048 euros) “para la realización de actividades en el marco del Plan Director de la Cooperación española a fundaciones y asociaciones dependientes de partidos políticos con representación parlamentaria en el ámbito estatal”. Así, la FAES recibía un total de 558.230 euros que representaban el 62,09% de estas ayudas. Ahora -jueves 12 de diciembre- el BOE publica la resolución del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte “por la que se conceden subvenciones a fundaciones y asociaciones con dependencia orgánica de partidos políticos con representación en las Cortes Generales, para funcionamiento y actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político, social y cultural, correspondientes a 2013”.

En estas ayudas, la FAES ocupa también un papel protagonista. Del importe subvencionado por el Ministerio que dirige el discutido José Ignacio Wert, unos 2 millones de euros, la asociación que dirige José María Aznar se lleva un importe cercano al millón (968.927 euros) lo que se traduce en un 50% del total. De nuevo, un porcentaje cercano a la representación parlamentaria del Partido Popular: el 56,98% (185 diputados sobre 350 y 166 senadores sobre 266). Tres porcentajes altamente similares que reflejan con total nitidez el baremo seguido para otorgar las ayudas. 

Resultan cuanto menos curiosas, las apariciones públicas de José María Aznar en Madrid que son casi siempre coincidentes con las semanas en las que se dan a conocer las ayudas que favorecen en gran medida a la FAES. La última de ellas, con motivo de una conferencia que ha tenido lugar en la capital española.

Los dos de siempre

A partir de este punto, los demás partidos se reparten el resto de las ayudas. No obstante el régimen bipartidista sigue permaneciendo intocable. La Fundación Pablo Iglesias, vinculada al PSOE y presidida por Alfonso Guerra es la segunda beneficiada en esta orden de subvenciones con una ayuda de 536.200 euros, lo que representa el 26,81% del total. En la anterior disposición del Ministerio de Exteriores, las fundaciones del PSOE (Fundación Ideas para el Progreso) se veían beneficiadas por un total de 235.783,99 euros lo que significaba un 26,22% del total. El grupo del PSOE está representado en las Cortes Generales por el 28,57% de todos los asientos (110 diputados sobre 350 y 66 senadores sobre 166).     

 
Tarta para todos

A partir de aquí, y como es habitual en todos los sistemas que se rigen por la distribución de cargos electos a través de la Ley D´Hont, los partidos de segunda fila se reparten el resto de la partida, aunque en una cuantía no comparable a la bicefalia sempiterna conformada por PP y PSOE. La tercera fundación en discordia es Fundación para la Europa de los Ciudadanos, vinculada a Izquierda Unida y que se hace con un total de 119.269 euros.

El cuadro de ayudas lo completan la Fundació Catalanista i Demòcrata – Catdem de Convergència Democràtica de Catalunya (61.860 euros); la Fundació Josep Irla de Esquerra Republicana de Catalunya -ERC- (19.812 euros); la Fundació Rafael Campalans del Partit dels Socialistes de Catalunya (81.266 euros); la Alkartasuna Fundazioa de Eusko Alkartasuna (23.573 euros); la Fundación canaria Centro de Estudios Canarios Siglo XXI de Coalición Canaria -CC- (11.929 euros); la Fundación Galiza Sempre del Bloque Nacionalista Galego -BNG- (14.959 euros); la Fundación Gaspar Torrente vinculada a la Chunta Aragonesista (4.446 euros); la Fundación Nous Horitzons de PSUC-IPC-ENTESA (17.789 euros); la Fundación privada L’Alternativa de Esquerra Unida i Alternativa (5.864 euros); la Fundación Progreso y Democracia de UPyD (84.375 euros); la Fundación Sabino Arana Fundazioa (28.301 euros) y el Institut d’Estudis Humanistics Miquel Coll I Alentorn de la UDC (21.430 euros).