Menú Portada
Donará su último premio Paquiro, sumando 200.000 euros entregados por sus cuatro galardones

La faceta solidaria desconocida del maestro José Tomás

Octubre 23, 2012
pq__jose-tomas.jpg

Con la misma valentía, el mismo valor con la que se juega la vida en los ruedos, el maestro José Tomás muestra su humildad en la vida cotidiana. De los auténticos solidarios dicen que exigen discreción y anonimato. Él es uno de ellos. Torea al toro y la vida. Y para los tiempos que corren se podría decir que sus donaciones son millonarias, como la que realizará con su nuevo premio Paquiro, el más importante del mundo del toreo, y que ha ganado por su extraordinaria corrida en la plaza de toros de Nimes el pasado mes de septiembre, 50.000 euros a una causa benéfica, de nuevo como hizo en otras tres ocasiones en las que se hizo con este prestigioso galardón. 

Mucho más que un donativo
En 2008, el mismo día en el que un año antes el diestro volviera a los ruedos, tras cinco de ausencia, la madre de José Tomás recogió en su nombre, el II Premio Paquiro de Toros, que reconocía el acontecimiento taurino de 2007. José Tomás estaba convaleciente en un hospital después de haber sufrido tres cornadas en Las Ventas, pero el diestro ya había decidido el destino del premio, que donó íntegramente a la Fundación Síndrome de Down de Madrid.
Un año después, volvió a repetir premio tras protagonizar el acontecimiento taurino de 2008 pero en esa ocasión si pudo ir a recogerlo y aprovechó para anunciar la creación de una fundación benéfica de carácter internacional que llevaría su nombre y a la que decidió donar de forma íntegra el importe del premio. La Fundación José Tomás, presidida e impulsada por el matador tiene el objetivo de apostar en la mejora del futuro de aquellos que peor lo pasan y ,“demostrar con sus actuaciones el compromiso de la tauromaquia con las problemáticas sociales y humanas de la sociedad actual”. Entre diferentes proyectos, es la Educación donde más trabaja, “teniendo especial consideración la infancia, adolescencia y la juventud” centrándose en  ayudar a incrementar el interés intelectual, social y la formación en valores. Una labor más que loable a la que el diestro dedica dinero y buena parte de su tiempo.
Pero la creación de esta Fundación no ha hecho que el torero destine allí únicamente sus fondos, como lo demostró con su tercer premio Paquiro, el del 2011, que repartió “después de visitar personalmente muchos otros centros” a la Sociedad San Vicente de Paúl y al comedor Ave-María, en cuya sede, en el centro de Madrid, llevó a cabo la donación a ambas instituciones. Ahora sólo hace falta saber el destino final de su cuarto galardón, pero lo que queda claro es que las actuaciones espectaculares de José Tomás no sólo se quedan en las plazas de toros.