Menú Portada
A pesar del miedo instaurado por el Gobierno

La extrema derecha no consigue en España más de 50.000 votos

Noviembre 25, 2009

Una veintena de partidos constituye su enjambre

El Frente Nacional Español compartió oficina con el sindicato Manos Limpias en el barrio madrileño de Moncloa.

El líder del partido ultra España 2000 es el secretario general de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne

La ultra derecha esta cada vez está más fragmentada y peleada, como ha ocurrido el pasado 20-N


Cada 20 de noviembre, la conmemoración de los aniversarios de las muertes de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, hace que las organizaciones de extrema derecha consigan su máximo poder de movilización. En muchas ocasiones se han registrado incidentes, como los acontecidos el pasado sábado 21 a las puertas del Hotel Velázquez, en el barrio de Salamanca de Madrid, donde fueron detenidos 20 ultraderechistas del Movimiento Patriótico Socialista Español que arremetieron contra otros ultras del partido de extrema derecha Democracia Nacional, que habían organizado un acto de reivindicación nacionalista junto al europarlamentario del Partido Nacionalista Británico BNP, Nick Griffin, y el líder de Forza Nuova italiana, Roberto Fiore.

La ultraderecha en España está cada vez más fragmentada y peleada entre sí. Se configura principalmente en torno a siete partidos políticos que fueron los que concurrieron a las últimas elecciones generales; y en las que apenas consiguieron llegar a los 50.000 votos en todo el territorio nacional, según los datos oficiales del Ministerio del Interior. Pese a que sólo siete partidos se presentaron a las elecciones generales de 2008, son una veintena las formaciones de ideología ultraderechista que están inscritas en el Registro de Organizaciones Políticas: Alianza Nacional, Alternativa Española Democracia nacional, España 2000, Plataforma per Catalunya, Frente Nacional, Progreso y Orden, Movimiento Católico Español, Tercio Católico, Movimiento Social Republicano, Movimiento Patriótico Socialista, Familia y Vida…. Algunos de estos partidos aparecen todavía inscritos con el término “falange” en sus siglas, entre ellos, Falange Española de las JONS, La Falange, Falange Auténtica, Falange Independiente y Mesa Nacional Falangista.

Sus idearios actuales son: la defensa de la unidad de España, la oposición frontal a los planteamientos marxistas y la lucha contra la inmigración. Y sus fuentes de financiación son, entre otras, las cuotas y donaciones que pagan sus militantes, la venta de libros y diverso material con sus símbolos e ideología, así como la venta de lotería.

Democracia Nacional el partido más pujante, apenas 15.000 votos

El partido más pujante de la extrema derecha española es Democracia Nacional, que consiguió en las últimas elecciones 15.180 votos. Tras él se situaron Falange Española de la JONS (12.266 votos), La Falange (10.311), Falange Auténtica (4.589), España 2000 (4.231), Alianza por la Unidad Nacional (923) y el Frente Democrático Español (619).

Democracia Nacional está presidida por Manuel Canduela, quien fuera cantante y miembro fundador del grupo musical neonazi División 250. Este partido se compone de personas procedentes de otras fuerzas de la ultraderecha española, como el neonazi Círculo Español de Amigos de Europa (Cedade), las Juntas Españolas, y el Frente Nacional Español (del abogado Fernando Cantalapiedra, ex secretario general de la Falange). Este último partido es la ramificación española del liderado por el ultra dirigente francés Jean Marie Le Pen. El Frente Nacional compartió oficina con el sindicato Manos Limpias en el barrio madrileño de Moncloa.


Los herederos de Blas Piñar

Otro partido ultra con cierta fuerza es Alternativa Española, con sede en la calle Bravo Murillo, de Madrid, aunque sus afiliados se ubican en el madrileño barrio de Salamanca. Esta formación ultra es la sucesora natural de Fuerza Nueva, un partido liderado por Blas Piñar y extinguido en 1982. Su secretario general es Javier López-Dieguez, un abogado madrileño de unos cincuenta años, casado con María Fernanda Piñar Gutiérrez, hija de Blas Piñar, con la que tiene seis hijos. Alternativa Española se constituyó el 31 de marzo de 2003 con una primera denominación: Alternativa Nacional y con el apoyo de Fuerza Nueva Editorial.

Junto a Alternativa Española también destaca la formación ultra España 2000, un partido de extrema derecha que se autodefine como “patriótico, social y populista”, que fue constituido en julio de 2002. Su mayor penetración está en la Comunidad Valenciana, donde obtuvieron dos concejales en las elecciones municipales de 2007: uno en Onda y otro en Silla. Su líder es el abogado y empresario José Luis Roberto, secretario general técnico de ANELA, la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne, que lucha por la legalización de la prostitución y la inclusión de las prostitutas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. Es también socio propietario de la empresa de seguridad denominada “Levantina”.


Neonazis españoles

Junto a estos grupos aparecen el Movimiento Social Republicano (M.S.R), de ideología fascista y neonazi, cuyo líder es Juan Antonio Llopart. El MSR tiene varias secciones sindicales: una para trabajadores (Unión Sindical de Trabajadores), otra para estudiantes (Unión Sindical de Estudiantes) y una rama juvenil (Alternativa Joven-AJ). Su órgano oficial de expresión es la revista Krisis21, editada por el Círculo de Estudios La Emboscadura-CELE. Tiene sedes en Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga. En las últimas elecciones generales se presentó coaligado con el Movimiento Patriótico Socialista (M.P.S.), cuya sede está en el barrio de Arguelles, de Madrid, en la calle Rodríguez San Pedro. El día 19 de junio de 2009, un grupo de personas atacó su sede con cócteles molotov y líquido inflamable, provocando daños materiales cuantiosos y obligando a los bomberos a desalojar todo el edificio. Están vinculados al Nudo Patriota Español y su página de transmisión en Internet es patriotas.es.

Contra la inmigración

Pero si un partido de extrema derecha tiene fuerza popular en el mapa autonómico español es Plataforma per Cataluña, que con un discurso de “mano dura” contra la inmigración ilegal consiguió hacerse en las municipales de 2007 con 17 concejales en nueve municipios de las cuatro provincias catalanas. Así sacó cuatro concejales en Vic (Barcelona), cuatro en El Vendrell (Tarragona), dos en Cervera ( Lleida) y dos en Manlleu (Barcelona). También obtuvo representación en localidades tan significativas como Manresa (Barcelona), Olot (Gerona), Tàrrega (Lleida) y Roda de Ter. Y entró por vez primera en los consejos comarcales de Osona, Baix Penedès y la Segarra

Plataforma per Catalunya es el partido anti-inmigración del líder populista Josep Anglada i Rius, un oriundo de Vic bautizado como “El Haider catalán” o “el nuevo Le Pen catalán”. Anglada fue candidato por el Frente Nacional de Blas Piñar en la elecciones europeas de 1989 y tiene ahora intención de presentarse como candidato a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas, copiando así el modelo de partidos políticos identitarios europeos como el Vlaams Belang de Bélgica o la Liga Norte italiana. Según su página web, el partido cuenta con un número de afiliados cercano al millar, de los cuales el 30 por ciento son mujeres.

Juan Luis Galiacho