Menú Portada
Si los consejeros del PP votaron en contra del Proyecto de la Nueva Sede de CRTVE ¿recalificarán los terrenos los dirigentes del partido de Rajoy?

La Esperanza de Luis Fernández pasa por Ruiz Gallardón

Abril 17, 2008

En el Informe elaborado por una de las asesoras se contempla el pago de 24,5 euros mensuales a cada trabajador en concepto de desplazamiento

pq__images3.jpg

El partido socialista si puede presumir de algo es de habilidad política, algo de lo que parece carecer el Partido Popular en los últimos años. Lo que prometía convertirse en una rémora en la gestión del presidente de la Corporación RTVE, Luis Fernández, se ha transformado en una china más en el zapato del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy. Como ha informado a lo largo de esta semana extraconfidencial.com, la Nueva Sede de la televisión pública es gran apuesta del máximo responsable de la televisión pública. Su mandato fue consensuado por todos los partidos políticos. Pero los pactos tienen su precio.

Información sesgada

El pasado miércoles, Luis Fernández presentaba su gran obra ante el Consejo de Administración. Y el Consejo dijo sí. “El acuerdo ha sido adoptado por mayoría y autoriza al Presidente a comenzar de manera inmediata los trabajos de búsqueda de un nuevo emplazamiento para el Proyecto Nueva Sede, que tendrá una ubicación distinta a las actualmente existentes”, informaba el departamento de Comunicación de CRTVE. El mismo departamento, en información oficial, se vanagloriaba de que “los consejeros -tras analizar la exhaustiva documentación entregada por el Presidente como resultado del trabajo del último año- encargan a Luis Fernández que inicie negociaciones con las Administraciones autonómicas y locales para poner en marcha todo el proceso de gestión urbanística”.
En definitiva: El coste estimado de la iniciativa es de 582 millones de euros y el valor actual de los terrenos propiedad de la Corporación se ha fijado en 725 millones de euros, cifra que, palabras textuales, “hace que el riesgo inmobiliario de la operación sea prácticamente inexistente”. El resultado de la votación, detalle puntual que obvia la información oficial de CRTVE, fue la abstención de Comisiones Obreras, los votos a favor de los tres consejeros del PSOE y de los representantes de Izquierda Unida, ERC y CiU y el “NO” de los cuatro consejeros del Partido Popular y, sorpresa, el consejero de la UGT.
Luis Fernández se ha salido con la suya, de momento. La abstención del consejero de la Comisiones Obreras de José María Fidalgo propició el éxito de la propuesta presidencial. Todos, o casi todos, en RTVE saben que ese voto abstencionista tiene un precio: un hombre de CC.OO. presidirá la futura Fundación de Televisión Española.

¿Qué dirán en Génova 13?

La patata caliente la tienen en Génova 13. Como hemos informado, y consta en distintos documentos, condición imprescindible para que el proyecto Nueva Sede triunfe es la previa recalificación de los terrenos de las distintas sedes de RTVE esparcidas por la Comunidad Autónoma de Madrid que preside Esperanza Aguirre. A saber: Prado del Rey –depende del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (PP)-, Torrespaña y Estudios Luis Buñuel, al arbitrio del alcalde Alberto Ruiz Gallardón (PP). Y la última palabra en poder de la presidenta de la CAM.
Y ahora la gran pregunta: ¿si los consejeros del PP votan en contra, les desligitimarán sus líderes con la recalificación de los terrenos para que la operación sea viable? Todo apunta a que todo está atado y bien atado. Un solo dato: en el estudio de AFI, una de las asesoras contratadas, se prevé el pago de una cantidad mensual de 24,50 euros por trabajador -para una plantilla de 5.000 empleados-, en concepto de desplazamiento. Esto significa que los asesores conocen ya el terreno donde se asentará la futura sede de Luis Fernández y que hasta allá, por lo menos, no hay metro o transporte público. Y para que quede constancia reproducimos otro punto del comunicado oficial: “El Consejo se compromete a negociar con los representantes de los trabajadores todas las cuestiones que, derivadas del cambio a la Nueva Sede, pudieran suponer una modificación de las condiciones de trabajo de sus empleados”. Más claro el agua.