Menú Portada
LA EXPORTACIÓN DE ARMAMENTO EN ESPAÑA (II)
Se gasta 1,6 millones en los salarios de tan sólo 21 trabajadores

La empresa pública Defex vende inmovilizado para cubrir sus elevados gastos

Noviembre 17, 2008

Gracias a ello cerró los dos últimos ejercicios con beneficio
Su margen comercial de un 25% no es suficiente para cubrir sus gastos
Destinó 1,6 millones a Gastos de Personal y 2,8 millones a servicios exteriores
Sus directivos disfrutan de coches de lujo, valorados en más de 200.000 euros


Defex, empresa pública controlada por la SEPI (que posee un 51% de la empresa) dedicada a la exportación de armamento a terceros países cerró sus dos últimos ejercicios con beneficios gracias a la enajenación de inmovilizado con lo que consiguió unos resultados extraordinarios que compenso las pérdidas de explotación. Así lo reconoce la misma SEPI en su web: “Por otra parte, se ha procedido a la enajenación de inmovilizado, obteniéndose por ello una plusvalía de 0,8 millones de euros. Esto ha contribuido a mantener la trayectoria de beneficios, pese al impacto de un nivel de ingresos inferior a la media histórica de la compañía”. Lo que olvida la SEPI es que este hecho no es aislado, si en 2007 los resultados extraordinarios tuvieron un valor de 1,1 millones de euros en 2006 lo fueron de 3,6 millones.

Si analizamos el resultado, vemos como el margen comercial de la empresa, mero intermediario en la venta de armamento con terceros países es de un 25%, cifra nada desdeñable, pero se enfrenta con unos gastos alocados en los que destaca más de 2,8 millones en servicios exteriores (principalmente gastos comerciales) y lo más llamativo 1,6 millones de euros en pagos de personal para una plantilla de tan sólo 21 trabajadores, una media de más de 66.000 euros por cabeza. Teniendo en cuenta que como se muestra en la memoria de 2007 presentada en el Registro Mercantil de Madrid, 6 de sus trabajadores tienen una categoría de auxiliares administrativos y otros 4 oficiales administrativos, los 8 mandos intermedios y los 3 directivos se llevan una tajada de más de 100.000 euros anuales, en los que se incluyen desde seguro médico hasta bonos restaurante, pagados por todos los Españoles.

Coches de lujo

Pero si seguros de vida, de salud o tickets restaurantes los disfrutan todos los trabajadores de la empresa, sus directivos disfrutan de otros privilegios, entre los que destacan el parque automovilístico, que si no incluimos amortizaciones tenía un valor de más de 200.000 euros. Jaguar, Lexus, Audi son marcas de coche lejos del alcance de muchos pero no para los directivos de Defex, sólo hace falta darse una vuelta por el garaje de la empresa pública en el centro financiero de Madrid para comprobar el derroche de una compañía que tiene que ir vendiendo sus activos para poder sobrevivir. Y lo más grave, su presidente, Jose Ignacio Encinas Charro ha cambiado su coche por un nuevo Jaguar ¿Quién dijo crisis?